Confirmado por el informe parlamentario. 
 Un policía golpeó al diputado Blanco  :   
 El paisano incotrolado de Santander era policía armado y zapatero de la compañía. El Gobierno responderá en un próximo pleno. 
 Diario 16.    06/09/1977.  Página: 1-2. Páginas: 2. Párrafos: 34. 

CONFIRMADO POR EL INFORME PARLAMENTARIO

Un policía golpeo a1 diputado Blanco

El paisano «incontrolado» de Santander era policía armado y zapatero de la compañía

El Gobierno responderá en un próximo Pleno

Martes 6-septiembre 77/DiARIO 16

El paisano "incontrolado" era el zapatero de la compañía

Informe Blanco: Un policía golpeó al diputado socialista

El informe elaborado por los diputados José Luis Ruiz Navarro (UCD) y Pablo Castellano (PSOE) sobre

el incidente ocurrido en Santander entre el diputado Jaime Blanco y las Fuerzas del Orden Público, y que

ha sido elevado a la mesa del Congreso, tiene un total de 25 folios, mecanografiados a doble espacio, de

los que los tres últimos recogen las conclusiones del informe.

Europa Press ha tenido acceso al citado "dossier" en su integridad. Además de la introducción y las

conclusiones, comprende otros documentos como las declaraciones de los policías armados, testimonios

de los testigos presenciales, informe de las fuerzas de la Policía Armada sobre la manifestación que

originó los hechos.

El texto íntegro de las conclusiones es el siguiente: "Primero. Él incidente objeto de la comisión

investigadora de la ponencia se produce concretamente cuando el diputado señor don Jaime Blanco, una

vez terminada la manifestación, observa detrás de las cristaleras del denominado bar Chile como un

número de la Policía Armada reduce p golpea a una persona y, ante tal hecho, sale del indicado bar para

evitar que sigan produciéndose estos malos tratos.

Segundo. Los antecedentes que constan en este informe ´ sirven para situar el incidente, pero no

constituyen propiamente parte del mismo, ya que el señor Blanco, al producirse, ignora cuáles son las

razones por. las cuales es golpeada la persona citada. Sólo le consta en este movimento que alguien está

siendo maltratado públicamente.

Tercero. Concretándonos, pues, al aludido incidente, del conjunto dejas diligencias de informaciones

practicadas y obtenidas, aparecen dos versiones contradictorias de los hechos: la del señor Blanco,

coincidente con la de la mayoría de los testigos que depusieron, y la de los números de la Policía Armada

que intervinieron, reflejada esta última tanto en sus declaraciones, entregadas a esta ponencia, como en

las verificadas ante la Comisaría, recogidas, a su vez, en el informe del comandante de la unidad.

Cuarto. Ante esta evidente discrepancia, la ponencia ha intentado por tolos los medias a su alcance

inquirir y averiguar la-realidad de los ´hechos. Para ello, no ha- tenido más medio que recibir información

de los testigos presenciales, ya que ésta es la única fuente directa. Solicitó, ya que no tenía facultades

imperativas, la declaración de todas las personas que libremente se prestaron a .ello. Del análisis de las

citfedas manifestaciones se pueden, resaltar los siguientes aspectos:

Hechas mayoritariaments admitidos

Primero. Que solicitada una manifestación pro autonomía de Cantabria, a celebrar el día 27 de agosto del

presente año, cuyo recorrido partía de la plaza de Numancia para finalizar ante el edificio de la

Diputación Provincial, situado a unos veinte metros escasos del cuartel de la Policía Armada (calle´ de

Barcelona), fue autorizada por el señor gobernador civil de la provincia y se desarrolló ordenadamente,

sin otras: incidencias que la existencia de tres banderas republicanas y la expresión de frases pronunciadas

por algunos sectores al pasar por delante del Gobierno Civil, tales como " Menos Policía, más autonomía"

y "Dimisión gobernador".

Igualmente, al pasar la mencionada manifestación por delante del Banco de Santander, se pronunciaron

expresiones como ... (en el informe se incluye frase insultante para el señor Botín). En ningún momento

hizo acto de presencia fuerza policial uniformada alguna, distinta de la municipal, reguladora del tráfico.

Llegada la manifestación a la fachada de la Diputación Provincial, hizo uso de la palabra el senador señor

Huertas, tras lo cua] se disolvió aquélla.

Segundo. Un grupo residual, con una bandera republicana ya recogida y cantando canciones políticas,

intentó ser detenido por personas´ vestidas de paisano a escasa distancia del cuartel de la Policía Armada.

Estos paisanos llegaron a alcanzar a una persona del referido grupo (don Aurelio Martínez), que, después

de ser introducido en un portal, fue golpeado. A los gritos de esta persona, sé reunió un gran grupo de

senté que Manifestaron su indignación. Ante ello, fue soltado, y las personas que le habían agredido se

retiraron al cuartel de la Policía Armada, momento éste en que otro paisano, vestido de marrón, exhibió

un arma, y como su tenencia no amedrantaba al grupo de personas que le . seguían, echó a correr,

protegiéndose tras, un gruño de cinco o seis policías -armados de uniforme que, habiendo sabido del

cuartel inmediato, se hallaban en una esquina del edificio de la Diputación.

El mencionado "hombre de marrón", que ha reconocido ser policía armado V, concretamente, zapatero de

.la compañía, "ordenó" a sus compañeros cargar contra sus ´perseguidores.

Tercero. Estos policías de uniforme son los qué fueron vistos por el señor Blanco cuándo estaban

"reduciendo", a un ciudadano; son los que participaron en los hechos; actúan como denunciantes e

informan por escrito. Sus números de identificación del carnet son 36.704, 40.144 y ,42.040 y sus

nombres, don Alfonso Martín Díaz, don Gregorio Gómez Rodríguez, don Ramiro Rubio García y don

José Martínez Hernández Herido. Los susodichos números de la Policía Armada, detienen al señor

Blanco, abarrándole fuertemente y lo llevan al cuartel de su guarnición. Lo introducen en él, le tienen

ciertos minutos en el zaguán, pecado a la pared, para, finalmente, meterle en la sala de visitas, de donde

sale por la Iletrada a esta dependencia del comandante del Cuerpo.

En dicho zaguán se halla entre otros, caído como consecuencia de los golpes recibidos, el señor San

Miguel, acompañante del señor Blanco. También se encuentra en dicho lugar el zapatero de la unidad.

vestido de marrón, que es uno de los que concretamente indican al señor Blanco que se arrime a la pared

y se calle.

Cuarto. El señor Blanco, una-, vez fuera del recinto militar, de donde fue autorizado a salir junto a sus

otros compañeros, acude a ¡a Comisaría a denunciar los hechos, en cuyo lugar ni él ni sus acompañantes

son informados de que contra ellos se haya producido denuncia alguna.

b) Hechos sobre los que hay manifiesta contradicción

Primero. Bl señor Blanco actuó serenamente a) dirigirse al policía que golpeaba, exhibiendo su docu-

mentación y exponiendo su calidad de diputado, sin insultar, agarrar ni violentar a ningún agente. Frente a

la tesis mantenida por los números de la Policía Armada de que rio se identificó, sí les insulto y agarró a

uno de ellos por la camisa.

Segundo. Que al ser conducido al cuartel fue insultado y golpeado el señor Blanco, frente a ia versión de

que* era dicho señor diputado quien insultaba a los agentes e incitaba a las personas que se habían.

congregado a que les agredieran.

Tercero. Que en la. entrada del cuartel de la Policía Armada, y durante el tiempo que permaneció en el

mismo, insistió el señor Blanco en su cualidad de parlamentario, recibiendo de la Policía que allí se

encontraba insultos y menosprecios, frente a la versión de que allí el señor Blanco continuaba ea su

actitud irrespetuosa, que obligó a introducirlo si otra habitación.

Cuarto. Que la única denuncia presentada en la Comisaría lo fue por el señor Blanco y otras personas,

frente a la noticia posterior de que se había presentado una denuncia, con anterioridatí a la del señor

Blanco, por. los agentes de la Policía Armada. Quinto. Que el zapatero —policía— vestido de paisano,

con una camisa de color marrón, participó en la paliza suministrada a un ciudadano, exhibiendo una

pistola y refugiéndose en el cuartel, donde continuó en el ejercicio de "su autoridad", frente a la versión

de su pacífico acceso a éste, aunque fuera armado y vistiera como la persona quien muchos dan la

cualidad de elemento provocador determinante.

Hechos que estima como indubitativos esta ponencia.

Primero. Que termina-nada la manifestación, un cierto número de unos cinco policías armados, de

uniforme, están "reduciendo y golpeando a una persona caída en él suelo".

Segundo. Que, ante esta circunstancia, el diputado señor Blanco, sin conocer los motivos de tal actuación

por la Policía Armada, y sólo teniendo en cuenta la forma en que ésta se producía, sale del bar Chile,

donde se encontraba con las personas ya relatadas, al objeto de evitar tal acción.

Tercero. Que dirigiéndose al agente de la Policía Armada (no se nuede asegurar con evidencia el tono de

su voz, aunque fa mayoría de Jos testigos aseguran que fue correcto) se da a conocer como diputado del

PSOE or la provincia de Santander.

Cuarto. El señor Blanco es cogido por los brazos por dos agentes de la Policía Armada y, al intentar

desasirse de ellos, es golpeado por un tercero en la región occipital.

Quinto. Que el señor Blanco es conducido a la fuerza por los mencionados policías armados al cuartel

de dicho Instituto, que se encuentra situado a unos veinte metros.

Sexto. Que el señor Blanco, al entrar en el aludido cuartel, se vuelve a identificar como diputado.

Séptimo. Que ya dentro del cuartel, Junto a otras personas, una de las cuales se encuentra echada en el

suelo, es obligado a colocarse junto a la pared del zaguán, sin permitírsele variar esta posición hasta que

es introducido en una sala de visitas.

Octavo. Que el comandante de la compañía es informado de la cualidad de diputado del detenido señor

Blanco.

Noveno. Que dicho comandante se pone en contacto telefónico con el señor gobernador civil de la

provincia para informarle de este hecho concreto.

Décimo. Que el señor gobernador, al tener conocimiento por primera vez de él, ordena al comandante de

la. Fuerza Armada a poner en inmediata libertad al diputado señor Blanco.

Undécimo. Que transcurridos unos minutos de haber recibido esta orden, el mencionado comandante se

entrevista con el señor Blanco para hacerle saber que puede marcharse.

Duodécimo. Que el señor Blanco sale del cuartel de la Policía Armada y se dirige directamente, junto a

otras personas, a formular la denuncia a !a Comisaría, sita en el mismo edificio del Gobierno Civil.

Decimotercero. Que ni el presidente de fas Cortes ni el del Congreso de los Diputados han tenido

notificación oficial alguna por parte de las ´ autoridades conocedoras de los hechos objetos de esta

ponencia.

Cuanto antecede lo elevamos, dentro del plazo que se nos ha concedido, a la mesa del Congreso de los

Diputados para .que esta proceda, en la forma- que considere ajustada y conveniente. Madrid, 2 de

septiembre de 1977. Firmado: José Luis Ruiz Navarro y Pablo Castellanos Cadalliaguet."

HOY SE DECIDE EL PLENO

Hoy se decidirá la fecha del Pleno del Congreso, en el que el Gobierno, a través del ministro del Interior,

Rodolfo .Martín Villa. deberá explicarse anta los parlamentarios sobre & actuación, de las Fuerzas del

Orden Público en el caso Blanco.

La Mesa del Congreso se reunirá esta tarde con la Junta de Portavoces de grupos parlamentarios para fijar

la fecha del Pleno y el orden del día del mismo.

El informe Blanco, que la Mesa del Congreso considera "suficiente" para formar criterio, ha sitio

trasladado al presidente de las Cortes y al presidente del Senado.

 

< Volver