Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Barcelona. 
 Boom de opiniones sobre las relaciones España-Europa  :   
 Señor Areilza: Un proceso de intencionalidad democrática; Señor Samaranch: Un problema económico; Señor Cerón: Un tema muy serio. 
 Informaciones.    19/05/1972.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

NACIONALES

Barcelona: "BOOM" DE OPINIONES SOBRE LAS RELACIONES ESPAÑA-EUROPA

Por Enrique SOPENA (Corresponsal de INFORMACIONES.)

BARCELONA, 19.

Verdadero «boom» de conferencias sobre el Mercado Común. Ayer hablaron en Barcelona don José

María de Areilza, don Juan Antonio Samaranch y don José Luis Cerón. Ésta tarde, nuevas disertaciones a

cargo de dos destacados funcionarios de la C. E. E. Como puede comprobarse fácilmente por la

personalidad de los personajes citados, las opiniones no son coincidentes. En este contraste de pareceres

suscitado en la Ciudad Condal veamos la perspectiva de cada cual.

SEÑOR AREILZA:

"Un proceso de intencionalidad democrática"

´´El conde de Motrico disertó anoche en e1 Colegio de Abogados, totalmente repleto de público, que

aplaudió al final calurosamente y puesto en pie. He aquí las frases más significativas del señor Areilza:

"La Europa de los ´diez´, en su proceso actual, acentuará el papel del Parlamento europeo eligiéndolo por

sufragio universal y directo; tenderá a la unificación monetaria para hacer frente a la Crisis del dólar.

Quiero señalar la importancia vital que para la peseta ha de tener esa unificación en orden a la futura

defensa de nuestro sistema económico. Además potenciará el valor de las regiones como ámbito de

gestión y decisión. Como contrapeso de la enorme dimensión, alcanzada por la unificación política."

"España no debe quedar marginada, ni convertida en un simple suministrador de productos, sino ha de

participar activamente en este sustancial proceso. Pero habría que aclarar que la Europa de los diez no nos

necesita ni de un modo apremiante ni de forma vital. No es realista, pues, pensar que abandonando su

transfondo político haga una excepción para formas y estructuras que no sean homologables con el

sustrato común. La tesis de que ´nos necesitan tanto que ya vendrán´, es imaginaría y ajena a la realidad.

Ni nos necesitan ni vendrán.

"Por ello es a España a quien corresponde decidir si quiere o no quiere iniciar una negociación

encaminada a integrarse paulatinamente y con los plazos necesarios, en Europa. Ahora bien, si España

decide no incorporarse a la construcción política de Europa, por las razones que fueren o por ser

´diferente´, habrá que pensar en establecer también una economía, ´diferente´. Pero nuestra economía es,

cada día más, más interdependiente con Europa. Y la que rige en la Europa de los ´diez´ está íntimamente

conectada con las coordenadas políticas y sociales de aquellos sistemas."

"Creo, que en esencia lo fundamental de la constitución política de esos países consiste en unos principios

que en definitiva son la soberanía de la sociedad y la fiscalización parlamentaria de los Gobiernos. Y no

me parece que esos principios sean ni extraños ni difíciles de aplicar en nuestro país, donde

probablemente una gran mayoría aspira a perfeccionar la convivencia civil con métodos más modernos y

más eficaces. Pienso que la ordenación institucional española es de naturaleza abierta, según palabras de

la máxima autoridad. Por consiguiente, entiendo que si se aprovecha al máximo las posibilidades que

ofrece el desarrollo de esta ordenación podrían lograrse los primeros y decisivos pasos hacia la

democratización de nuestro sistema y hacia la organización de la diversidad, para que dentro de la ley, la

disidencia sea compatible con la convivencia. Si queremos que los ´diez´ nos abran una credibilidad

suficiente para que la negociación definitiva de integración europea de España se inicie de verdad algún

dia ha de existir un proceso de intencionalidad democrática."

"En definitiva, hay que llevar el problema de la Comunidad Europea a la opinión del pueblo español. Yo

tengo, plena fe en que el pueblo español tiene plenas cualidades para autogobernarse porque si no estamos

maduros todavía, en voz de los escépticos, ¿por qué lo han de estar tan solo unos pocos para imponer su

mando a los demás? ¿Quién les confirió su sabiduría innata, si son tan españoles como los demás?"

"Habría que poner en marcha todas las posibilidades que ofrece su aplicación y desarrollo efectivos,

teniendo en cuenta el desarrollo del país y sus progresivas aspiraciones; la presencia mayoritaria de las

jóvenes generaciones y la dinámica de la convivencia legal, con una diversidad organizada dentro de la

paz colectiva. Y esa paz debe asentarse en el respeto mutuo y en el derecho a ejercer la disidencia sin

quebrantar la convivencia."

"Así veo yo el método para una sincera democratización del sistema, que abra un crédito de

intencionalidad y de credibilidad al proceso de la integración comunitaria. Hagamos del futuro de España

un camino que acabe en Europa."

SEÑOR SAMARANCH: "Un problema económico"

En el Club de Dirigentes de Marketing, y a la misma hora en que el señor Areilza y el señor Cerón

emitían sus juicios sobre el mismo tema, pronunció una conferencia el procurador familiar por Barcelona

don Juan Antonio Samaranch. Por supuesto, su tesis estuvo muy distante de la del conde de Motrico y

muy cerca de la sostenida por el señor Cerón. «El problema de España con el Mercado Común no es

político, sino económico», reiteró con insistencia el ex delegado nacional de Educación Física y Deportes.

Tras hacer historia y futuro de la C. E. E., el señor Samaranch dijo: «El actual acuerdo es beneficioso; el

nuevo tratado con la ampliación hasta diez es peligroso para nuestros productos agrícolas, por la

competencia de naciones integradas. En realidad, lo que se necesita es fortalecer nuestro sistema

económico, porque las estructuras política aceptarán la economía que pueda convenirles.»

Seguidamente apuntó que las recetas para resolver la cuestión del Mercado Común eran las siguientes:

Información veraz de las relaciones entre España y la Comunidad; forzar al máximo el desarrollo español,

que es la fuerza para que escuchen; permanecer atentos a lo que pueda conseguir Portugal, y después de

haber conseguido el desarrollo económico, ir hacia el político.

Finalmente el señor Samaranch hizo un cántico a las posibilidades que nos puede deparar el futuro,

máxime confiando en la juventud española.

SEÑOR CERON: "Un tema muy serio"

El director general de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Asuntos Exteriores no

hizo referencia a los problemas políticos. El señor Cerón —que habló en el I. E. S. E. (Instituto de

Estudios Superiores de la Empresa, de la Universidad de Navarra)—abordó el tema desde un ángulo

puramente económico, no sin decir antes: «Mucha gente habla de la adhesión de España al Mercado

Común desde unos puntos de vista exclusivamente parciales, y por esto resultan erróneos. Otros, en

cambio, lo hacen con ligereza, porque el tema está de moda; sin embargo, serían los primeros en dar

marcha atrás si el Mercado Común nos abriera sus puertas. El tema del Mercado Común es muy serio, y

como tal debe examinarse. En realidad, sobre el Mercado Común Europeo no hay falta de información

sino de reflexión.»

"La adhesión de España a la C. E. E. —finalizó el portavoz oficial— es conveniente, pero no se la puede

contemplar únicamente como una serie de ventajas, sino también como una serie de obligaciones que

tenemos que asumir."

 

< Volver