Bordeando el insulto personal     
 
 Diario 16.    15/09/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

6/NACIONAL

Jueves 15-septiembre 77/

DlARiO 16

Bordeando el insulto personal

MADRID, 15 (D16). — El. primer pleno político del Congrio acabó con la "luna de miel parlamentaria"

que venía registrándose desde el pasado mes de Junio. El partido en el poder, unión de Centro

Democrático, y el de oposición mayoritaria, PSOE, se atacaron ferozmente, bordeándose, en ocasione», el

insulto personal.

En un pleno tenso, lleno de intervenciones apasionadas, al que asistió, como habla sucedido £ día

anterior, casi todo el Gobierno, el PSOE pidió, y no obtuvo, el cese del ministro del Interior, Rodolfo

Martín Villa, Que fue durfeimanvertie increpado por el socialista Al-íonso Guerra, "número dos" del

PSOE.

Poco después de las cinco de la tarde, Felipe González iniciaba el turno de intervenciones a favor de la

moción del PSOE, que pedía el cese de Martín Villa y del gobernador civil de Santander, Gabriel Peña

Aranda. "En el tema que hoy debatimos subyacen problemas de gran trascendencia política", empezó el

primer secretario del PSOE, refiriéndose a la agresión policial contra, el diputado socialista Jaime Blanco.

Entre estos problemas, citó, se encuentran el papel que en nuestro futuro desenvolvimieno democrático va

a tener, el Parlamento y la necesidad dé que el Gobierno rinda cuenta de sus actuaciones.

´´ Refiriéndose a la agresión policial contra el diputado socialista Jaime Blanco, Felipe González quiso

dejar claro que la exigencia fie responsabilidades no se dirige contra las FOP, sino contra "una actuación

into-3erable de las autoridades gubernativas, que tienen el deber de responder ante este Parlamento".

Pidió amnistía total, y acusó & Martín Villa de tratar de planear im enfrentamiento entre parlamentarios y

las FOP, lo que, dijo, puede seguir contribuyendo .a que las FOP se sientan separadas del pueblo y de sus

representantes. "¿Es que se pretende que sean fuerzas extraparlamentarias de extrema derecha las que

sigan gritando "viva 3a Policía" y "abajo la democracia" para perpetuar la filosofía que ha inspirado ía

actuación de estas fuerzas durante cuarenta años?", preguntó. "Queremos que las FQP se sitúen en el

papel que les corresponde, es decir, en al pape] de defensores de la legalidad democrática." Llegó incluso

a expresar reconocimiento a unas FOP que, "educadas e instruidas para la represión de la libertad y de la

democracia, son capaces de adaptarse a una nueva situación y obedecer, en su mayoría, las instrucciones

que pueden recibir hoy". Luego atacó varios puntos del informe presentado el martes ante la Cámara por

el ministro del Interior.

Pérez Llorca, al ataque

José Pedro Pérez Llorca, miembro del Partido Popular, portavoz del GP de UCD, fue el primero en

intervenir contra la moción del PSOE, en una intervención que la oposición calificó unánimemente como

"desafortunada", y que miembros de UCD criticaron en privado. Provocó algunas risas al comenzar,

cuando dijo que entre los beneficios del 15 de junio se encontraba el que los socialistas pudieran

expresarse ante la Cámara. El resto fueron ataques al PSOE.

El orador de UCD recibió un sonado abucheo cuando dijo que en éste primer pleno político impuesto por

el PSOE, "no se propon® que vengamos a hablar del paro, ni de los precios, ni de la inflación, ni de la

agricultura...". Mientras el presidente del Congreso, Al-varez de Miranda, trataba de imponer orden, Pérez

Llorca continuó diciendo que el PSOE se proponía venir a hablar "de un incidente, casi uña anécdota".

Volvió a recibir abucheos cuando se preguntó si, con ello, el PSOE trataba de salvar su irrelevancia.

actual. El escándalo llegó al máximo cuando atacó al PSOE acusándolo de haber impedido que el PSP

pueda ostentar también el nombre del grapo parlamentario socialista, y de haber vetado la presencia del

PSP en la comisión constitucional (Pérez Llorca fue, en tiempos, militante del PSP). Más de la mitad de

los parlamentarios socialistas aplaudieron entusiasmados y burlones cuando Pérez Llorca leyó (en el libro

con las resoluciones del XXVII Congreso del PSOE) el punto referente a los objetivos finales (sociedad

sin ciases) y los medios para conseguirlo, implantando el socialismo y defendiendo las conquistas dé éste.

Los comités de barrios que propugna el PSOE, según Pérez Llorca, están dentro de la línea soviética;

criticó Ja impunidad parlamentaria de un partido que, señaló (remitiéndose a las resoluciones del XXVII

Congreso), no descarta el recurso a Ja fuerza, y, en tono crecientemente exaltado, indicó que en el PSOE

no pueden existir socialdemócratas. Los rostros del presidente Suárez y de los miembros del Gobierno, de

manera muy especial del ministro de Hacienda, Fernández Ordófiez, iban adquiriendo tonos

crecientemente sombríos.

Guerra, a.la guerra

En la contrarréplica, Alfonso Guerra trató irónicamente, y como de pasada, la intervención de Pérez Llor-

ca. "Su voz nos. recuerda demasiado la voz de su amo de algún columnista", dijo, refiriéndose, sin duda, a

un, periodista de un vespertino madrileño. Planteó la necesidad de democratizar las FOP y, ya entrando en

materia, se encaró desde el estrado con Martín Villa: "El responsable es usted —le dijo—, símbolo del

franquismo en este Gobierno; usted, que representa lo peor de la dictadura en este Gabinete." Ante la

creciente estupefacción de una Cámara poco acostumbrada a tales trances, se preguntó si no sería Martín

Villa quien controla a los incontrolados. Para no dejar solo al ministro del Interior en el trago, Guerra se

refirió a las palabras del ministro de Relaciones con las Cortes, Ignacio Camuñas, quien dijo en una

ocasión, que la inmunidad parlamentaria no significa patente de corso: "Si hay aquí un corsario —dijo

Guerra, aguerrido—, es el ministro de Relaciones con las Cortes, que se permite decir a la prensa que los

sucesos de Santander se van a repetir." El diputado de UCD por Avila, José Martín Oviedo, consumió el

segundo tumo en. contra de la moción del PSOE, con un discurso técnico que enfrió un tanto los ánimos,

recurriendo constantemente al reglamento de las Cortes orgánicas y acusando al PSOE de tratar de

introducir el voto de censura en el reglamento de la Cámara.

Camuñas consterna a Suárez

Apenas terminada la breve intervención de Martín Oviedo, Camuñas se levantó de su banco azul y,

aludiendo a la inexistencia de reglamento de la Cámara, pidió turno de réplica contra el insulto de

"corsario" lanzado por Alfonso Guerra. Ante la estupefacción del presidente de la Cámara y -con

evidentes signos de desesperación por parte de Adolfo Suárez y Fernando Abril, situados frente a él,

Camuñas subió al estrado para criticar ´la "imprudencia" de un "compañero de la Cámara al irrumpir en

una lucha callejera entre unos muchachos y la Policía". Casi de inmediato acusó al "querido Alfonso" de

haber intentado dividir a las fuerzas políticas que componen el partido en el Gobierno, lanzándose a un

elogio de UCD, apenas reprimido por el creciente escándalo en la Cámara y por la campanilla del

presidente. La consternación en la fila azul era evidente.

Fraga tuvo una intervención deliberadamente comedida, situándose en su papel de derecha de UCD: "todo

privilegio, dijo refiriéndose a la inmunidad parlamentaria, debe ser ententdido en el sentido más

restringido posible". "Si algo ha de reprocharse al Gobierno,-señaló, no es el exceso de celo en la defensa

del orden público, sino todo lo contrario." Dijo que el orden público se ha ido deteriorando de. manera

preocupante en los últimos meses. Criticó la impunidad de los extrañados en el País Vasco, y fue

aiplaudido por un sector de UCD.

El ex gobernador civil de Barcelona, Salvador Sánchez Terán, defendió la mo-clóai de UCD, expresando

el apoyo a las FOP, "pilar esencial en la evolución pacífica hacia la democracia". Reconoció que este

Pleno había significado el fin de la "luna de miel" parlamentaria.

Gómez Llorente: "Agentes incontrolados"

Revelándose como un gran orador, el socialista y vicepresidente de la Cámara, Luis Gómez Llórente,

intervino contra la moción de UCD, denunciando las obstrucciones que UCD puso para que el martes

pudiera reanudarse la sesión plenaria. Dijo que, al haberse admitido las mociones, la Cámara había

proclamado que el Gobierno es responsable ante el Parlamento. Dijo después que, en la nota del Gobierno

Civil de Santander se fal-si-fi-ca-ban los hechos relacionados con la agresión a Blanco. Dijo que en

Santander no hubo altercado, sino provocación "d« los agentes que se llaman incontrolados", frase con la

que desmitificó muchos silencios. "Sirva este debate como señal dé que los Gobiernos Civiles no pueden

dar más notas falsas", dijo Gómez Llórente.

Una intervención a favor de UCD de Modesto Fraile sirvió para que muchos diputados y periodistas se

dirigieran al bar, para aliviar el calor y la tensión reinantes en el hemiciclo. A continuación, Enrique

Tierno, compelido a hablar por Alvarez de Miranda, bajó a la tribuna para señalar que "tiene la sospecha

desque el pueblo se aleja cada vez más de esta Cámara", para atacar el silencio en que avanzan los

trabajos de la comisión constitucional y para terminar diciendo,, entre fuertes aplausos, que otras

democracias europeas han caído en la indiferencia, ante la falta de entusiasmo del pueblo por sus

políticos.

La sesión entró en declive con intervenciones que poco aportaron de Francisco Ramos, del PS de Catalu-

ña, y .otra de Pérez Llorca, cuando le llegó el turno á Carrillo de defender la moción comunista en pro del

Gobierno de concentración.

Carrillo: "Los hay peores que Martín Villa"

En el discurso, sin duda, más importante de la tarde, Carrillo pasó revista, durante media hora, con humor,

a todos los (problemas de la vida nacional. "No venimos aquí a hacer un proceso de las FOP ni a provocar

una crisis de Gobierno", empezó Carrillo. Se mostré de acuerdó con Martín Villa en que las FOP son

hijos del pueblo y no de las capas más privilegiadas; muchos de ellos ni siquiera han elegido con libertad

su oficio, ya que no encontraban trabajo en otra cosa, Pidió que las POP dependan >fe la Jurisdicción

civil. "Está, visto que no sabéis o no podéis hacer las cosas bien", dijo, dirigiéndose al Gobierno, al

referirse a la solución adoptada en la autonomía catalana con Tarradellas. "No propongo que Martín Villa

«e vaya. Todavía es posible que en UCD se encuentre un ministro del Interior peor que Martín Villa",

dijo, añadiendo que no es éste el momento en que podemos permitimos el lujo de una crisis de Gobierno.

Y, ante el regocijo de los presentes, dijo, en tono un tanto patético, que "esta Cámara tiene a veces un aire

surrealista", y el surrealismo en política suele terminar muy mal. "Señor ministro, dijo, al pueblo no le

preocupa tanto el orden como el poder vivir y sobrevivir. Hasta las FOP están interesadas, señor ministro,

en esto." Ironizó un poco sobre las "¡presiones" que en ocasiones recibe el presidente de la Cámara, y

terminó diciendo que, cuando se trata de construir un nuevo sistema político, un Gobierno minoritario no

puede fundar este nuevo sistema. Atacó suavemente al Gobierno, en plan Jocoso, evitando en todo

momento pronunciar las palabras "Gobierno de concentración", aunque dándolo a entender. Felipe

González comentaba, ea voz baja, a Guerra, bromeando: "Este termina pidiendo el Ministerio del

Interior." Pero Carrillo, adoptando repentinamente un tono serio, advirtió que, con la posible creación de

un partido de poder, podrían crearse las condiciones para la venida fie un "salvador»;

 

< Volver