Pleno del Congreso. 
 Triunfo de la moción de UCD  :   
 Las responsabilidades del Caso Blanco deben inscribirse en el ámbito judicial. Ratificando el principio de inmunidad parlamentaria y apoyo a las Fuerzas de Orden. 
 El Alcázar.    15/09/1977.  Página: 4-5. Páginas: 2. Párrafos: 42. 

PLENO DEL CONGRESO

TRIUNFO LA MOCIÓN DE LA UCD

Las responsabilidades del "caso Blanco" deben inscribirse en el ámbito judicial

Ratificado el principio de inmunidad parlamentaria y apoyo a las Fuerzas del Orden

MADRID (Redacción y agencias). "Era lo normal", fue la primera declaración del Ministro del Interior,

señor Martín Villa, sobre el resultado del Pleno del Congreso en el que fue aprobada la moción

presentada por Unión de Centro Democrático, por 153 votos a favor, 135 en contra y 37 abstenciones.

La sesión había comenzado a las cinco y diez de la tarde y el principal tema a tratar fue el incidente entre

las Fuerzas de Orden Público y el diputado socialista Jaime Blanco., Asistieron los miembros del

Gobierno, presididos por don Adolfo Suárez, a excepción de los titulares de algunos departamentos que se

encuentran en viaje.

Después de la lectura por «1 secretario primero de la Cámara, señor Cris Navarro de las siete mociones

presentadas por los respectivos grupos parlamentarios tras el discurso del ministro del Interior, el

secretario general del PSOE Felipe González, presidente del grupo parlamentario de su partido, comenzó

su intervención. "Lamento —afirmó— que siendo tan graves los problemas económicos y sociales del

país, haya de ser el ministro del Interior el primer miembro del Gabinete que, tras la fecha histórica del 15

de junio, comparezca ante el Congreso para tratar cuestiones de Orden Público. Pero estas cuestiones de

Orden Público simbolizan y expresan, más que ninguna otra, Ja verdadera dimensión del cambio político

producido en nuestro país".

QUE EL GOBIERNO RINDA CUENTAS

Señaló que en el tema que se debatía subyacían aspectos de gran trascendencia política, tales como el

papel que en nuestro futuro democrático va a tener el Parlamento y la necesidad de que el Gobierno

rinda cuentas ante las Cortes de sus actuaciones.

Refiriéndose al problema del diputado Jaime Blanco, criticó al señor Martín Villa porque en su

intervención del martes no había hecho más que exponer criterios de defensa de las Fuerzas de Orden

Público, y la necesidad de que el Parlamento respete a esas Fuerzas, pero "ni lo uno ni lo otro era

necesario para nosotros —aseguró Felipe González—"

En resumen, la moción del grupo parlamentario socialista, que fue leída antes de la intervención de Felipe

González, condenaba la actuación del gobernador civil y del ministro del Interior, responsables políticos

de los hechos, y se solicitaba su cese de los puestos que ocupan.

TURNO DE REPLICAS

Tras la intervención del secretario general del PSOE, se inició el turno de réplicas para tratar sobre lo

expuesto por Felipe González. Pérez Llorca de UCD, lamentó que la primera celebración de un Pleno del

Congreso, cuando el Parlamento sigue sin Reglamento, fuera para tratar un simple incidente, lamentado

por todos.

Afirmó la supremacía del Parlamento frente a los sindicatos, la lucha de masas y la movilización popular,

en clara oposición a lo sostenido por el PSOE en las resoluciones del XXVII Congreso y que citó

ampliamente. Rechazó, por último la moción de censura.

ALFONSO GUERRA, BELICOSO Alfonso Guerra culpó al ministro del Interior de todo lo ocurrido y

pidió su dimisión. "El responsable es usted, señor Martín Villa; usted, ministro del Interior; usted, que es

el símbolo del franquismo en el Gobierno", afirmó el diputado socialista.

En cuanto al papel de las Fuerzas de Orden Público afirmó que deben depender del pueblo y solicitó que

se dicten nuevas directrices para estas Fuerzas.

Finalmente, el señor Guerra se refirió a Martín Villa diciéndole que si realmente quería la democracia en

España debía dimitir.

MARTÍNEZ OVIEDO Y CAMUÑAS. A LA DEFENSIVA Martínez Oviedo, de UCD rebatió en algunos

puntos la moción del PSOE, concretamente en lo referente a que no se había violado el Reglamento de las

Cortes al no informar el señor Martín Villa y el Gobernador Civil de Santander al presidente de las Cortes

sobre el incidente, ya que el Reglamento fija que esto sólo debe hacerse en caso de detención o en caso de

flagrante delito.

ORADORES

En la sesión de ayer del Pleno del Congreso intervinieron los diversos representantes de los grupos

parlamentarios.

En las fotos de Cifra Gráfica, Felipe González, Manuel Fraga, Marín Oviedo e Ignacio Camuñas.

Por su parte Ignacio Camuñas se ratificó en su declaración en el sentido de que consideraba una

imprudencia que el señor Blanco irrumpiera en una manifestación callejera. Refiriéndose a la

intervención del señor Guerra dijo que había pretendido desunir a las fuerzas que actualmente respaldan

al Gobierno de la UCD.

Aseguró también que la UCD se había comprometido, durante la campaña electoral, a enterrar defi-

nitivamente los cuarenta años de la historia anterior.

FRAGA: PALABRAS DE DISTENSIÓN

"Mis palabras no quieren ser motivo de tensión, sino de distensión", afirmó Fraga al comenzar su

intervención.

"No se puede nunca abusar de los privilegios. El diputado —continuó Fraga— que es mantenedor de un

privilegio, debe comportarse mejor que el ciudadano. Si el diputado tiene un privilegio de inmunidad

debe respetar e intentar mantener el orden más que cualquier ciudadano que no esta sometido a

privilegio".

Se refirió después a incidentes que han quebrantado la paz ciudadana. Aludió a insultos hechos a la

bandera, e hizo alusión al deterioro del orden en el País Vasco. Aseguró que "es intolerable que los ex-

trañados se paseen ante las fuerzas del Orden Publico rodeados de una escolta armada ski que nadie pueda

hacer nada. Solicitó el restablecimiento del orden público y mantuvo la reclamación al Gobierno de una

medida de prudente firmeza y eficacia de Orden Público.

SÁNCHEZ TERÁN: COOPERACIÓN

Ante los últimos hechos, el señor Sánchez Terán planteó directrices básicas en su intervención.

Es necesario —dijo— la cooperacion de todas las fuerzas políticas y policiales para la supresión de ma-

nifestaciones ilegales con incidentes, que haya manifestaciones legales y se controlen los incidentes; una

declaración clara y concreta del Gobierno y de los demás partidos políticos para aislar a los grupos

extremistas y en último extremo, promover las acciones legales necesarias para dar claridad y exigir las

responsabilidades oportunas.

En cuanto al caso del diputado Jaime Blanco afirmó que la intervención del diputado socialista en un

clima de inseguridad y excitación, justificaría, según el orador, la actuación de las fuerzas del orden

público, sometidas a la inseguridad y tensión que habría impedido hacer el caso necesario al diputado

pero insistió en que no hubo violación parlamentaria, porque cuando fue reconocido fue puesto en

libertad.

MOCIÓN DE UCD

La moción de Unión de Centro Democrático dice, en resumen: que al no estar aprobado el Reglamento de

la Cámara, el pleno ratifique el principio de inmunidad parlamentaria; reiterar la necesidad de

cumplimiento de este principio a la autoridad gubernativa. La Cámara no enjuicia, la actuación de hechos

o personas mientras no se haya determinado por la autoridad competente las responsabilidades a que haya

lugar, dejando a salvo el principio de inmunidad parlamentaria. Que por parte del Congreso de Diputados

se exprese el apoyo a las Fuerzas del Orden Público para que tengan el respaldo necesario para garantizar

un clima de vida colectiva de normalidad ciudadana.

TIERNO CALVAN: LOS SOCIALISTAS DEL PSOE NO APLAUDEN

Tras las intervenciones de Gómez Llórente y Fraile Poujade, tomó la palabra por el Grupo Mixto el

diputado Tierno Galván quien tras hacer una serie de consideraciones sobre la posibilidad de un gobierno

de concentración, alertó a los diputados ante el hecho de que el pueblo y la opinión pública se apartan

cada vez más y más de la Cámara. Pidió también que se perdiera el minúsculo sentido de los inmediato y

lo concreto, de la discusión del detalle nimio, y se adquiera en la Cámara un sentido más global y de

futuro para recuperar sus lazos con la opinión pública.

La intervención del profesor Tierno fue muy aplaudida, a excepción de los diputados del PSOE.

Francesc Ramos, afirmó que si la Generalidad se restablece de una manera no correcta podría convertirse

en un elemento de desestabilización y mostró su desconfianza hacia los hombres que rigen el ministerio

del Interior. Pérez Llorca fue el encargado de responderle y fijó la posición de UCD y del Gobierno

respecto a las mociones de censura.

CARRILLO Y EL BUEN HUMOR

El señor Carrillo, cuya intervención motivó los únicos momentos de buen humor de la sesión, comenzó

afirmando que no se trataba de hacer un proceso a las fuerzas del Orden Público.

Después de hacer una serie de consideraciones sobre los agentes de la Policía Armada, el diputado

comunista preguntó a continuación por qué el Gobierno se resiste a hacer cruz y raya dando una amnistía

total, por qué no se busca la solución al problema vasco y se deja que el tema se envenene cada vez más y

por qué se va hacia el restablecimiento de la Generalidad de forma provisional y tal vez no satisfactoria.

Señaló que a veces la Cámara tiene un aire surrealista. Se habla —manifestó— como si estuviésemos en

una democracia consolidada, y el surrealismo en política puede terminar muy mal. Es grave que un

diputado haya sido golpeado, pero es más grave que haya un millón y medio de españoles que no saben

cómo ya a dar de comer mañana a sus hijos, que los pequeños empresarios no sepan cómo van a superar

la crisis, que la sanidad sea un desastre y que la seguridad social lo sea también.

SUAREZ: NO REPLICAR

Tras la intervención del secretario general del PCE, bajó de su escaño el señor Benzo Mestre (UCD) para

dirigirse a la tribuna y hacer uso del turno en contra que, previamente había solicitado, pero al pasar junto

al escaño que ocupaba el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, éste le indicó que renunciara a su

intervención.

En defensa de la última moción, correspondiente al grupo de las miñonas catalana y vasca, intervino el

diputado por Guipúzcoa Xabier Arzallús.

Arzalhls insistió en que en este momento es ya absolutamente ineludible una amnistía total, pidió medidas

urgentes económico-fiscales y satisfacción de las exigencias autonómicas de las nacionalidades y

regiones.

Habló después el diputado de UCD Sánchez Terán, que afirmó que su partido está identificado con el

espíritu de la moción de la minoría vasco-catalana, y es consciente de la urgencia de realizar un amplio

programa legislativo para afrontar los graves problemas del país.

Habló después Iñigo Aguirre, del grupo vasco-catalán, quien señaló que no había por parte del grupo, tras

las palabras del representante de UCD, inconveniente en retirar la moción y convertirla en comunicado al

Gobierno.

VOTACIONES

Reanudada la sesión el presidente anunció que se iban a someter a votación las mociones por el orden en

que habían sido presentadas y se estimaría aprobada la que obtuviese mayor número de votos.

Gregorio Peces Barba del grupo socialista solicitó votación secreta a lo que se opuso el presidente de la

Cámara.

Antes de comenzar la votación,el Grupo Socialista de Cataluña anunció que retiraba su moción y se

adhería a la presentada por el grupo socialista.

Se procedió a continuación a la votación nominal de la moción socialista que obtuvo 118 votos a favor,

160 en contra y 58 abstenciones, registrándose 14 ausencias de diputados.

Se procedió tras la votación sobre la propuesta del PSOE, a votar mediante sistema ordinario la moción

formulada por la Unión de Centro Democrático, según la cual las responsabilidades del "Caso Jaime

Blanco" deben inscribirse en el ámbito judicial, los hechos no deben significar erosión en el prestigio de

las fuerzas de Orden Público, la Cámara no debe enjuiciarlos mientras las autoridades judiciales no se

hayan pronunciado y el Parlamento debe hacerse eco del inmenso deseo de paz del pueblo español

aislando a pequeños grupos.

El resultado de la votación, realizada poniéndose sucesivamente en pie los diputados para pronunciarse

sobre la moción, significó que 153 diputados lo hicieron a favor (todos los de la UCD a excepción del

gitano Juan de Dios Ramírez Heredia) 135 en contra y 37 se abstuvieron.

La moción del Grupo Parlamentario Comunista, puesta a continuación a votación también por el sistema

ordinario, obtuvo 19 votos a favor (los del grupo comunista y el del diputado señor Pérez Heredia), 152

en contra (los de Unión de Centro Democrático) y 156 abstenciones (correspondientes a grupos del

PSOE, vasco-catalán, mixto y Alianza Popular).

Las votaciones concluyeron a las once menos cuarto de la noche y tras ellas el presidente de la Cámara

anunció que había sido aprobada la moción presentada por la Unión de Centro Democrático. El señor

Alvarez Miranda declaró finalmente concluida la sesión anunciando que el Pleno del Congreso se

reanudará el próximo martes día 20 a las cinco de la tarde.

El Pleno tendrá como objeto abordar el punto tercero del orden del día, referente a un debate sobre la

política exterior española, en relación con el cual se espera la intervención del ministro de Asuntos

Exteriores, señor Oreja.

 

< Volver