Autor: Gallo, Jesús. 
   Trueque vergonzante entre UCD y PNV     
 
 El Alcázar.    17/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

TRUEQUE VERGONZANTE ENTRE UCD Y PNV

CRÓNICA DE BILBAO Por Jesús Gallo

Muchos periodistas en Bilbao consideran un triunfo del PNV el que el UCD haya casi jurado

no sabemos sobre que, que admitirán a debate la cuestión de la amnistía total.

No vemos el triunfo por parte alguna. Lo único que ha sucedido es un trueque vergonzante entre ambos

partidas. Tu te abstienes por lo menos en el asunto Blanco y yo te prometo lo de la amnistía. Lo que esta

por ver es si UCD cumple su promesa.

Trataremos de saber algunas opiniones de algunos de los líderes. A las fuerzas ajenas a los trafullos

políticos de Vizcaya les tiene sin cuidado den o no amnistía. Es más, como no ha sido dada jamás en parte

alguna, como eso será exaltar el crimen, tes coacciones etc. no todos están de acuerdo con ello.

Ahora ya no quieren la amnistía hasta el 15 de junio. Ahora la caraba llega hasta el día 13 de septiembre,

luego hasta el día que vayan a darla, luego hasta después de la Constitución.

Aquí a la hora de pedir como decía un reciente gobernador civil lo quieren todo total, al supercopo.

Temas efectivamente no van a faltar estos días próximos por aquí. El que lleva la voz cantante en el

centro es el Sr. Echevarría que tiene unas prisas terribles por reunirse en Vitoria y que asiata el Ministro

para las Regiones. Ya es pitorreo que mientras el Miniestro lo es de las regiones, los señores del despiste

hablan de nacionalidades de autonomías y otros despropósitos mayores.

Quieren nombrar una comisión que pueda dialogar con el Gobierno pero supongo no cometerán el grave

pecado de hacer creer al Gobierno que representan al pueblo de ¿cuántas provincias?.

Dejemos a Álava y Navarra que hagan lo que quieren sus representantes pero como estos señores son

unos dictadores, los del PNV y otros amigúeles suyos, pues ya verán ustedes.

El PNV es actualidad siempre por ^us incongruencias. Creyendo las gentes que inventaban la pólvora

poniendo en la picota a ETA por las amenazas.

"A buenas horas mangas verdes" es una frase oída cientos de veces en Bilbao. ETA fue engendrado para

el amor del PNV, les amamantaron, les trataron con mimo, y ahora se quejan. Ahora, no, y se quejan

porque ven que esto se hunde y sin fabricas, ya me contaran ustedes el pito que tocamos todos en esta

tierra.

Y se quejan porque muchos de ellos también están amenazados de muerte .si no pagan. Y claro a un

nacionalista vasco que le toquen el bolso, eso ya no lo soporta. Que le hablen de don Sabino, de la bicru-

cífera, de la cultura vasca de hace ochenta años, pase. Pero que les toquen su dinerito, eso ya es bastante.

Y encima dicen con una gracia de hacer mucha risa que llevaran el asunto a la Comisión de Derechos

Humanos de te Asamblea de Parlamentarios. Aquí mucha gente les podían suministrar cientos de cosas

que pueden llevar a esa comisión desde el primer derecho de pensar hasta el de poder estudiar vascuence

si les da la gana. Esa comisión tendría mucho trabajo si tomara nota de tes dictaduras y coacciones en

contra de los mínimos derechos de tanta gente.

Las pasadas elecciones con un comportamiento ignominioso hacia los que no pensaban como ellos ha

sido un buen botón de muestra.

Lo que ocurre es que ahora también les toca a ellos. Y a la paliza de hace unos días en San Sebastián

vienen las amenazas.

Cuentan y creemos es cierto que hace un tiempo se reunieron en Bayona los del PNV y los de ETA. Y al

comenzar la reunión estos últimos sacaron sus pistolas encima de la mesa y dijeron que ellos habían

ganado la guerra,así es, que a callar.

Beber champán por te muerte de tanto Guardia Civil y demás asesinados y ahora querer defender sus

propios derechos humanos, no cuela.

E interpreto el sector y el decir de muchos miles y miles de vizcaínos que quieren que de una vez por

todas el PNV si quiere que creamos mínimamente en el diga si quiere la bandera nacional o no, si se

sienten españoles o no.

A partir de esa declaración nuestras relaciones podían cambiar para bien muchísimos grados.

 

< Volver