Autor: Apostua, Luis. 
   La amnistía     
 
 Ya.    20/09/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

YA - Pag. 10

JORNADA ESPAÑOLA

LA AMNISTÍA

DE los cuatro o cinco problemas de máxima prioridad, dos de ellos parecen entrar en la "recta final", que

Dios quiera no sea como la del Concordato. Esos problemas son Cataluña y la amnistía, la cual

condiciona o define la resolución del tema vasco en general. El tema de la Generalitat tiene unos últimos

problemas de acomodo de la nueva legalidad a la anterior, pero tiene también problemas de hábitos para

autoridades de los poderes centrales, que no es fácil se acostumbren a ver en el palacio de San Jaime a un

hombre qu« n« depende de Madrid.

El segundo tema, la amnistía, es más dificultoso. Pero aquí tropezamos con la necesidad previa de definir

el método nuis conveniente, existiendo las dos alternativas de resolverlo por decreto-ley emanado

directamente del Gobierno o mediante un proyecto de ley debatido y votado en el Congreso. Una y otra

alternativa tienen ventajas e inconvenientes, como es usual en política.

Hasta ahora, el único método de resolución de problemas era el Gobierno, quien, sobre todo en este año y

medio de la indefinida e indefinible transición, venía obligado a cambiarlo todo por sí y ante sí. Ha sido la

transición por decreto-ley. Pero ya el Congreso reclama una prioridad política para las grandes decisiones,

y esta de la amnistía lo es en grado sumo. Así, varios grupos parlamentarios han solicitado de una u otra

forma un debate sobre la amnistía; el mejor marco para, tal debate sería un proyecto de ley enviado por el

Gobierno. La principal ventaja de este método es que, una vez abierto el debate en el Congreso, cada

grupo parlamentario ha de definirse de verdad y ha de comprometerse con su voto. Por otro lado, la

principal dificultad de la vía parlamentaria estriba en que tal vez el debate se demore mucho, sobre todo

vista 1» situación de impaciencia del País Vasco, y tengamos la Impresión de que la guerra interpartidista

en el seno del Congreso predomina sobre intereses de urgencia general.

HOY, segunda parte del Pleno del Congreso. Este organismo, efectivamente, es muy importante; pero no

es todo el país. Hay una serie de problemas cuya solución difícilmente puede venir de los leones de la

carrera de San Jerónimo. Por ejemplo, el tema sindical, en cuya estructuración vamos muy atrasados.

Malo era el sindicato vertical, pero no tener ninguno es peor. Por eso es necesario que las nuevas

centrales sindicales aceleren sus trabajos de constitución interior.

Luis APOSTUA

 

< Volver