Autor: Delgado, Alberto. 
 Desde el Parlamento. 
 Convergencias y divergencias en Política exterior     
 
 Arriba.    21/09/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Desde el Parlamento

CONVERGENCIAS Y DIVERGENCIAS EN POLÍTICA EXTERIOR

NO puede hablarse, estrictamente, de debate en la sesión de ayer. Ha sido una toma de postara, una expo-

sición de los distintos grupos parlamentarlos en un tema tan delicado e Importante coma el de la política

exterior.

Los discursos han sido distintos en su enfoque, coincldentes en algunos temas, divergentes en otros.

Desde la lectura reposada de don Raúl Morodo, que hizo una exhaustiva exposición de la postura de su

grupo, hasta el alarde oratorio del señor Silva Muñoz, que habló largamente sin un solo papel, sin una

sola nota, en un tono entre coloquial y de sermón, pasando por la exposición, leída como casi todas, del

señor Gallego, por el debut ante el hemiciclo del señor Yáñez, por la lectura de notas manuscritas, y no

fácilmente, legibles, en algunas ocasiones, del señor Cañellas, para llegar a una larga Intervención del

Ministro de Asuntos Exteriores, que fue contundente en algunos puntos, explícito en otros, y en todo mo-

mento diciendo que estaba dispuesto a ampliar hasta donde pudiera, en la Comisión de su competencia en

el Congreso. Coincidencia en algunos grupos —socialista, comunista, mixto...— en el tema del Sahara.

Divergencia en la postura de Alianza Popular. Explicación del Ministro, del cómo y el porqué.

Coincidencia casi general en cuanto a nuestro Ingreso en il Mercado Común. Divergencias en las

relaciones con los Estados Unidos, y especialmente, en el tema de las bases. Defensa coincidente de la

españolidad de Canarias. Unanimidad en la reivindicación de Gibraltar.

Lo importante del Pleno de ayer es que la postura de los diversos grupos representados en la Cámara ha

quedado claramente de manifiesto, como se puso de manifiesto el propósito del Gobierno en la política

exterior. El señor Oreja escuchó atentamente lo que Iban exponiendo los diversos oradores. Ya sabe, si no

lo sabe con anterioridad, qué es lo que piensa cada grupo parlamentarlo en la media docena de temas

clave de nuestra política exterior. El debate, el Intercambio de puntos de vista a través de la discusión,

queda para más adelante, pero con la promesa firme del Ministro de acudir a la Comisión de Asuntos

Exteriores cuando sea preciso.

Antes, por la mañana, la Comisión de Reglamento del Congreso Inició sus tareas. Una Comisión que es

un reflejo, en pequeña escala, de la composición de la Cámara, es decir, con un Centro Democrático que

es el grupo más numeroso, pero no tiene la mayoría absoluta, y que corre el riesgo de verse derrotado en

algunos temas si se unen los restantes grupos. En la única votación celebrada ayer pudo verse cómo dos

votos separan al Centro de la mayoría absoluta. SI algún grupo se abstiene, el Centro tiene el triunfo

asegurado.

SI, por el contrario, hay unanimidad en contra —y puede haberla, por ejemplo, en el tema de la

ampliación de la mesa del Congreso, donde se propone doblar el número de vicepresidentes y secreta-

rios—, triunfará la coalición de las minorías frente a la más numerosa de las mayorías.

Y mientras tanto, los taquígrafos enloquecidos, de Comisión a Pleno, y los funcionarlos a tope, y el

Palacio de la carrera de San Jerónimo a ritmo trepidante. Y en el Pleno, conversaciones en grupo, y los

diputados vascos entrevistándose con el Presidente, y el grupo parlamentarlo comunista presentando

mociones... aunque haya quien pueda pensar lo contrario, la realidad es que las Cortes están trabajando a

toda máquina. Y hoy es la Comisión de Reglamento,´ y después la de Economía y Hacienda, y la semana

que viene el Pleno del Senado. Hay mucho por hacer, y hay que hacerlo deprlsa, porque el tiempo

apremia.

Alberta DELGADO

10 Arriba

 

< Volver