Pleno del Congreso. 
 La izquierda insiste en la responsabilidad española sobre el Sahara     
 
 Ya.    21/09/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

NACIONAL

PLENO DEL CONGRESO

la izquierda insiste en la responsabilidad española sobre el Sahara

Alianza Popular, sin embargo, considera que aquélla concluyó hace dos años

Este grupo parlamentario fue el único que se pronunció a favor de nuestro ingreso en la OTAN

Todos favorables a la integración de España en el Mercado Común Unanimidad también en la rei-

vindicación sobre Gibraltar PSOE, PCE y PSP pidieron el voto favorable de España al informe sobre los

derechos humanos en Chile, que será presentado a las Naciones Uñidas

A las cinco y cuarto de la tarde el presidente del Congreso, don Fernando Alvarez de Miranda, abrió la

sesión, condenando enérgicamente el atentado contra la revista barcelonesa "El Papus", haciéndola

extensiva a todos los actos de terrorismo que se vienen produciendo, vengan de donde vengan. Sin la

presencia en la cámara: del presidente del Gobierno y del vicepresidente primero para Asuntos de la

Defensa comenzaron los debates. Cuarto de hora más tarde llegarían juntos don Adolfo Suárez y el

teniente general Gutiérrez Mellado.

Don Raúl Morado (PSP)

El primero en hacer uso de la palabra fue el portavoz del Grupo Mixto, don Raúl Morodo, quien comenzó

diciendo que el primer objetivo de la política exterior española consiste en evitar la satelización ante las

posiciones de Estados Unidos y la Unión Soviética, que operan globalizando las situaciones concretas

cuando su.» intereses entran en juego, enfocando una situación local desde el prisma de una situación de

equilibrio mundial, que se rompe y restablece a costa de los intereses locales. El PSP propugna una

política que tienda a la disolución de los bloques militares, tanto de la NATO como, del Pacto de

Varsovia, y aceptaría como sustitución de esta política de bloque la creación de un sistema de seguridad

europeo compuesto por los países asistentes a la conferencia de Belgrado.

Se considera inexcusable un verdadero debate nacional y parlamentario sobre la eventual entrada de

España en la OTAN. También se propugna un debate nacional y posterior referéndum sobre la entrada de

nuestro país en la Comunidad Económica Europea. Él Grupo Mixto participa en los ideales de

desnuclearización, y en relación con ello España no debe fabricar armamento nuclear ni permitir su

almacenamiento en las bases en su territorio. Por lo que al Mediterráneo se refiere, propone que se Inicien

inmediatamente acciones diplomáticas para explorar la posibilidad de establecer un sistema de seguridad

complementario entre los países ribereños. Para la efectividad de esta política existen tres cuestiones

inmediatas con desenlacé incierto: el estatuto de neutralidad de Malta, la tensión en el Mogreb como"

consecuencia del abandono de España del Sahara y la cuestión de Palestina.

Sobre el Sahara, el PSP considera profundamente inmoral la retirada pactada por el Gobierno español en

los acuerdos de Madrid del 14 de noviembre de 1975, que, por otra parte, ha creado graves problemas a

Canarias. Este partido mantiene el principio de la autodeterminación libre dé los saharauis como único fin

lícito. Para con Canarias el Gobierno debería destinar toda su fuerza diplomática a fin de que no prospere

el absurdo de que se lleguen a confundir los legítimos deseos dé autonomía del pueblo canario con todo

tipo dé independentismo manipulado por intereses extranjeros; delimitar aguas con Marruecos y proteger

navalmente a los pescadores canarios. Tras señalar el carácter hispano de Ceuta y Melilla, así como el de

Gibraltar, el señor Morodo abordó las relaciones con Hispanoamérica, para las que su partido propugna

un incremento de la cooperación técnica comercial y económica, una nueva política cultural y extender el

concepto de doble nacionalidad y tomar las iniciativas adecuadas para preservar los derechos humanos.

Finalmente, España :debe participar en el diálogo euro-árabe y mantener una línea política de apoyo a las

justas causas dé la nación árabe.

Don Ignacio Gallego (PCE)

Por el grupo parlamentario del PCE, don Ignacio Gallego señaló en primer lugar que la posición española

sobre los principales problemas internacionales no puede ser; elaborada unilateralmente por el Gobierno y

menos por un Gobierno minoritario. E» esas materias hay que buscar el más amplio consenso de la

opinión; los comunistas insisten en que la base más firme para lograr ese consenso sería la formación del

Gobierno de concentración que proponen, al tiempo que estiman que España no ha tenido política exterior

durante los cuarenta años del franquismo, aunque sí hayamos sido objeto de la política exterior d© otros.

Defienden la neutralidad y e1 no alineamiento para propiciar un proceso encaminado hacia la

desaparición de los bloques (militares existentes: OTAN y Pacto de Varsovia. Igualmente el PCE se

pronuncia rotundamente contra el ingreso en la OTAN, que sería contrario, a su parecer, al interés

nacional y a la voluntad de la inmensa mayoría de los españoles. Asimismo ha de obtenerse cuanto antes

la supresión de las bases extranjeras en España.

A favor de la integración d« España en la CEE, el PCE ¿onsi-dera que en su faceta económica no

presentaría, dificultades insalvables en la perspectiva de un período transitorio entre cinco y diez años.

Urge a la defensa efectiva de los trabajadores emigrados en Europa por parte del cuerpo diplomático. Con

vistas a obtener mayor eficacia en la negociación con la GEE, el PCE presentará una moción al Congreso

pidiendo que la actual comisión interministerial se transforme en una comisión mixta Parlamento-

Gobierno y que desde ahora se plantee la posibilidad de que España pueda participar en las elecciones ge-

nerales europeas de 1978 con un estatuto especial. Considera asimismo necesario el ingreso de España en

el .Consejo de Europa. Es partidario en suma, de una Europa Occidental unida, económica y

políticamente, que no esté subordinada ni a los Estados Unidos ni a la URSS.

En el tema del Sahara, para el que los comunistas creen necesario designar una comisión parlamentaria,

piden al Gobierno el cese de todo envío de armamento a Marruecos, declaración de nulidad del acuerdo

de Madrid, reafirmación solemne del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui e iniciar o apoyar

las gestiones políticas que permitan dar efectividad a lo anterior, reconociendo para ello al Frente

Polisario como representante au-tético del pueblo saharaui. El grupo comunista presentará una moción

para que estos puntos puedan ser aprobados por el Congreso.

Continuó el señor Gallego afirmando el derecho a restablecer la soberanía española en Gibraltar y la

urgencia de colocar a la democracia inglesa ante sus responsabilidades por las promesas del Partido

laborista, hoy en el poder, de que el tema, una vez desaparecido M franquismo, sería abordado de forma

nueva.

Con referencia, a los derechos humanos violados en países como Chile, Argentina y Uruguay, consideran

que España debe asumir una posición clara, votar en. .tó ONU en sentido democrático y manifestar su

solidaridad" a las víctimas de la represión y -reconocer el derecho de asilo.

Don Luís Yáñez (PSOE)

Luis Yáñez, como portavoz del grupo parlamentario del PSOE, manifestó que la política exterior

española debe dirigirse en las siguientes direcciones: recuperación de la independencia y la integridad

territorial, la participación en la construcción de Europa, la solidaridad y cooperación con el Tercer

Mundo y la contribución a la lucha mundial por la paz, la justicia ,y el progreso. En esta línea el PSOE

considera que Gibraltar e» geográfica e históricamente española y por ello hay que conseguir, su

definitiva descolonización, sin olvidar lo que los sucesivos Gobiernos españoles han olvidado: los

intereses de la población afectada, tanto los habitantes del peñón como los del Campo de Gibraltar. El im-

popular bloqueo debe desaparecer progresivamente a la par qué se avanza en las urgentes y necesarias

negociaciones con Gran Bretaña.

Para el PSOE, las bases de Estados Unidos someten a nuestro pueblo a riesgos inaceptables y una sincera

política de amistad y cooperación en plano de igualdad no puede estar condicionada a su subsistencia. Se

opone al ingreso de España en cualquier bloque militar y es partidario de la superación del "Concordato

con la Santa Sede y la regulación del Estado, que desean aconfesioiial, con las distintas iglesias en un

marco jurídico sin privilegios ni discriminaciones.

Partidarios de ia integración de España en la CEE y de la incorporación al Consejo de Europa, los

socialistas consideran que la política «eguida para nuestra adhesión adolece de timidez y falta de

imaginación.

En torno a la cuestión saharaui, el señor Yáñez afirmó que sería imprescindible que el Gobierno

informase sobre el texto completo de los llamados acuerdos de Madrid y sobre otras cuestiones

directamente relacionadas con el conflicto planteado en el Sahara. Con la condena expresa de los

acuerdos, el PSOE insiste en el derecho del pueblo saharaui á la autodeterminación y en la

responsabilidad histórica de España a hacerla viable. Piensan que ello redundaría en el interés de España,

ya que se podrían establecer profundos lazos de cooperación en beneficio mutuo.

Propugnan el diseño y aplicación de una auténtica política exterior africana que incluya nítidamente su

condena del "apar-theid" en Suráfrica y su apoyo a la constitución ,de gobiernos mayoritarios en Rodesia

y Namibia. En el plano político consideran obvio que la prioridad de nuestras relaciones debe hacerse con

los países de regímenes democráticos. Propugnan en este sentido el voto favorable de España al´ informe

sobre la protección de los derechos humanos en Chile, que será presentado en 3a próxima Asamblea de

las Naciones Unidas.

Don Federico Silva Muñoz (AP)

A continuación subió al estrado don Federico Silva Muñoz, representante del grupo parlamentario de

Alianza Popular. El señor Suva Muñoz abordó en primer lugar el tema del Mercado Común, para decir

que invita a todos, y especialmente al Gobierno, para que pueda ofrecer una fórmula que pueda servir de

base a la negociación con la CEE y en la que ofrezcamos las perspectivas de mercados más amplios, pero

sin que cedamos ni un palmo en nuestras legítimas pretensiones y exigencias de que la industria española

no se vea destruida por el desarmé arancelario, agravando así las dificultades actuales que padece por

obra de la crisis económica; que nuestra agricultura pueda entrar con sus productos en Europa en absoluta

igualdad de condiciones, como el resto de los países comunitarios, y que nuestros compatriotas que

trabajan en los países de la Comunidad consigan una equiparación o asimilación de derechos con los

propios trabajadores nacionales, desapareciendo, entre otras, las limitaciones a., su establecimiento que

hoy gravemente les afecta.

Dijo el señor Silva Muñoz que el país debe levantar la voz por el injusto tratamiento de que hemos sido

objeto en la ampliación unilateral de las aguas ´ comunitarias para hallar una ¿solución satisfactoria a

nuestros intereses pesqueros, independientemente de cualquier género de negociación global .con la

Comunidad.

Alianza Popular parte del ^espeto a la autonomía de Iglesia y Estado y cree que de su cooperación se

deriva una situación beneficiosa para nuestro pueblo, que mayoritariamente sigue siendo de religión

católica y -desea que cuantos conflictos o discrepancias surjan con te Iglesia católica y el Vaticano se

resuelvan por la vía de la negociación y de los acuerdos necesarios.

Para Hispanoamérica, AP defiende el respetó más escrupuloso hacia todos y cada uno de los países de

nuestra lengua y de sus instituciones políticas, a su fisonomía nacional, a Bus intereses y a su forma de

gobernarse. Con los países árabes propugna una participación de las exportaciones españolas en los

programas de desarrollo de aquellos países que nos podría compensar en una parte importante de la

elevación de los crudos del petróleo.

Por lo que al norte de África respecta, don Federico Silva afirmó que para su partido la im-portando que

para España reviste esta cuestión no reside en nuestra presencia en la zona abandonada hace dos años,

sino en el hecho dé saber quiénes van a ser todos los vecinos de la otra orilla de las Canarias o, en otros

términos, si allí va a permanecer Marruecos o si va a aparecer un nuevo Estado: saharaui íntimamente

unido a Argelia. AP rechaza cualquier fórmula que suponga o desencadene un enfréntamiento armado en

esta área geográfica y defiende -una futura colaboración colectiva de todos nosotros en beneficio del

desarrollo económico de esa área geográfica.

El tema gibraltareño es abordado por AP con la preconización de un entendimiento con Inglaterra que

consista, fundamentalmente, en el reconocimiento de aquello a lo que España tiene un Innegable derecho

desde el tratado de Utrecht: el reconocimiento de su soberanía sobre el Peñón. La manera y

procedimientos de convivencia con los intereses británicos sobre la roca podrían ser discutidos, así como

su posible utilización militar. Finalmente, AP cree aconsejable 1* Incorporación de España a la OTAN,

por considerar que ni nuestra economía ni nuestros recursos humanos son suficientes para obtener una

protección absoluta de forma totalmente independiente, porque el nivel jurídico de la garantía defensiva

contenida era el Tratado del Atlántico Norte es, evidentemente, superior al contenido en el actúa} tratado

hispano-norteamericano, y porque en el campo d«

la preparación para la defensa, del planteamiento militar de la logística y del armamento supondría, sin

duda, aportaciones muy valiosas para nuestras Fuerzas Armadas.

D. Antón Canyellas (vasco-catalana)

En último lugar intervino An-; ton Canyellas, del grupo parlamentario de la minoría vasco-ca-talana.

Afirmó, para empezar, que después de un paréntesis de casi cuarenta años, nuestros pueblos tienen la

necesidad de manifestar su vocación europea y mundial. Puso de relieve que en política exterior debe

tener prioridad el mantenimiento de la paz eji el mundo con la atención a las situaciones injustas y la

denuncia de los regímenes totalitarios. Calificó seguidamente como "caso importante" la solicitud del

Gobierno de adhesión a la CEE, intentando ganar tiempo respecto a las solicitudes de Portugal y Grecia y

apuntó que todos debemos felicitarnos de la decisión del Consejo de Ministros de 1» Comunidad de

aceptar sin condiciones la petición española.

Afirmó Canyellas que es preciso elaborar un calendario de integración en el qué queden a salvo los

intereses españoles, entre los cuales el problema pesquero. debe ser abordado con urgencia. Aludió a la

necesidad de que el Gobierno aborde el problema y negocie su resolución. Defendió la necesidad de que

España se comprometa con el Parlamento Europeo mediante su presencia y urgió al Gobierno para la

negociación de nuestro ingreso en el Consejo de Europa y manifestó que España debe estar en las

elecciones para la constitución del Parlamento Europea en 1978. Propuso, finalmente, que el Gobierno

solicite para España ser. la sede de la próxima conferencia de Seguridad Europea, así como que los

medios de información del Estado concedan amplio espacio a la labor de las Naciones Unidas y que esta

organización abra cuanto antes en Madrid una oficina de información.

 

< Volver