Pleno del Congreso de diputados. 
 Socialistas y comunistas contra el ingreso de España en la OTAN     
 
 Informaciones.    21/09/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 33. 

21 de septiembre de 1977

PLENO DEL COMPRESO DE DIPUTADOS DE ESPAÑA EN LA O.T.A.N.

MADRID, 21 INFORMACIONES).

LAS lineas maestras de la nueva política exterior del Gobierno Sitares fueron expuestas ayer en las Cortes

por el ministro de Asuntos Exteriores, don Marcelino Oreja Aguirre, en una sesión que careció de interés

político y que, ha pasado a la historia con el calificativo dé «simplemente aburridas. El señor Oreja

Aguirre dijo que la política exterior española se basa en dos coordenadas fundamentales: los lasos de

unión con los países de América latina y los contactos mantenidos con los Estados árabes.

Solicitó la necesidad de alcanzar un consenso nacional en política exterior e insistió —al referirse al tema

del Sahara—, que España, no tiene responsabilidades formales sobre el territorio saharaui. Intervinieron

también en la ser sión representantes de los cinco grupos parlamentarios restantes, coincidiendo los tres

partidos marxistas de la Cámara. —P.S.P., P.S.O.E. y .P.C.E.— en un mismo punto: la condena de los

acuerdos de Madrid del 14 de noviembre de 1973 sobre el Sahara.

MORODO: ..ESPAÑA,,ARSENAL NUCLEAR DE.. EE.UU

Con arreglo al .orden, de presentación, de la. solicitud correspondiente, subió al esfera-. do en primer

lugar el secretario general del P.S.P., don Raúl Morodo, en nombre del grupo mixto del congreso, ,

El señor Morodo", tras afirmar que el régimen anterior tenia en política exterior como único objeto su

subsistencia, por lo que hizo vejaciones inadmisibles de los intereses nacionales, dijo que el tratado de no

agresión con Portugal (Pacto Ibérico) es un mero^ tratado de no agresión con muy poco alcance y: que

debe buscarse formas nuevas de integración sectorial y coordinar una actitud solidaria; superando el

criterio meramente de¿ leasivo ante la integración e» ia Europa de las Comunidades y la postura ante los

bloques.

Respecto a los acuerdos con los Estados Unidos, manifestó que han dado lugar a la construcción en

España de un arsenal nuclear que convierte a nuestro país en un objetivo .de primer orden si hay un

conflicto global. «El acuerdo con Estados Unidos, en las circunstancias en que fue negociado en 1953 y

renovado en 1976 tiene serias repercusiones en la política interna española y en la independencia para

planear y ejercitar nuestra política exterior», añadió el señor Morodo.

El P.S.P. propugna una po-lítsca que tienda a la disolución de los bloques,, .tanto de ia O.T.A.N. cómo

del Pacto de Varsovia. «Aceptaremos como sustitución a esta política de .bloques —dijo— la creación de

un sistema de seguridad europeo compuesto por los países asistentes a la conferencia de Belgrado.»

«Rechazamos el posible ingreso de España en la Organización, del Tratado del Atlántico Norte,

considerando que produciría una serié de efectos perjudiciales, como aumento de los castos de la defensa,

disminución o pérdida de la autonomía para realizar una política mediterránea, y dificultaría las relaciones

con los países del Este de Europa, reforsando y consolidando el ac- " tual estatuto colonial de Gibraltar.»

En relación con la integración de España en el Mercado Común, manifestó que el Partido Socialista

Popular propugna un debate nacional y un referéndum, el cual permitiría a los sectores que mayores

adaptaciones y sacrificios deben realizar defender sus puntos de Vista y reclamar ayuda .y orientación

para la comunidad nacional.

P.C.E.: NI O.T.A.N., NI PACTO DE VARSOVIA

El segundo orador fue don Ignacio Galego, del grupo comunista. Tras reiterar la necesidad de un

Gobierno de concentración y afirmar qué España no ha tenido política exterior, durante los cuarenta años

de franquismo, en los que fue objeto de la política exterior de otros, dijo que el P.C.E. considera que la

poli-tica exterior española tiene que ser de neutralidad, y de no alineamiento.

Sé mostró partidario de la desaparición de los bloques militares hoy existentes, es decir, la O.T.A.N. y el

Pacto de; Varsovia, y señaló que su grupo se pronuncia rotundamente contra. el ingreso de España en la

O.T.A.N., decisión que, dijo, no puede adoptar el Gobierno minoritario actual, por ser contrario al interés

nacional y a la voluntad de la inmensa mayoría de los españoles.

Mostró después su preocupación por la presencia de bases norteamericanas en suelo español, que calificó

de anormal e insoportable y dijo ser partidario de la supresión de bases y tropas extranjeras en toda

Europa.

Señaló más adelante que es intolerable la pretensión de Washington de injerirse en asuntos internos

europeos, pero se mostró favorable al desarrollo de relaciones amistosas entre España y los Estadas

Unidos, basadas en el respeto a la total independencia y soberanía de cada Estado.

Respecto al Mercado Común recordó que el P.C.E. se ha pronunciado desdé hace tiempo en favor de la

integración de´ España en la Comunidad Europea.

Sobre el mismo asunto, anunció que el grupo comunista presentará una moción al Congreso, en la que se

pide, entre otras cosas, que se plantee a las Comunidades Europeas la posibilidad de que España pueda

participar en las elecciones generales al Parlamento europeo del próximo año con un Estatuto especial.

En cuanto al Sahara, y tras calificar el acuerdo tripartito de Madrid de violación del compromiso español

de garantizar la autodeterminación del pueblo saharaui, pidió el esclarecimiento de las condiciones en que

se produjo esa firma, condiciones que calificó de «sumamente turbias».

INTERVENCIÓN DE LUIS YAÑEZ (P.S.O.E.)

El tercer orador fue don Luis Yáñez, del grupo parlamentario socialista (P.S.O.E.), que inició su

intervención COA una referencia a la política exterior de los últimos cuarenta, años, a la que calificó dé

"complejada" y de supeditar los intereses de los pueblos de España a ¡a mera supervivencia del régimen.

Afirmó que para los socialistas- la política exterior española debe estar al servicio de los pueblos de

España, realizar utoa síntesis armónica entre 2a independencia nacional y la apertura al mundo exterior y

ser elaborada y ejecutada mediante procedimientos democráticos de información;´decisión y- control!

Se refirió tambiéa a la necesidad de replantear´ las relaciones con los Estados Unidos, ya que una sincera

política dé amistaü y cooperación de la qué se declaró partidario, no puede estar acondicionada por la

subsistencia de bases, nucleares.

Se opuso al ingreso de España en cualquier bloque militar, y respecto al Concordato, pidió que el

Gobierno informe detalladamente al Congreso de las negociaciones en curso, y fijó la posición socialista

en la superación dé dicho Concordato.

Pidió "que el Gobierno lleve a cabo las medidas conducentes para la incorporación de España al Consejo

de Europa, y ´afirmó .qué, cumplidas por España las condiciones democráticas, su derecho a pertenecer a

las Comunidades Europeas es pleno. ´Recordó qué la Europa democrática tiene una vieja deuda con el

pueblo español desde que abandonó al Gobierno-legal de la Segunda República, deuda que debe

repararse con nuestra incorporación como miembro de ple^ no derecho a las Comunidades Europeas.

Pasó después el diputado socialista a ocuparse de la solidaridad y cooperación con el "tercer mundo".

Pidió primero la neutralidad activa de España y pasó a ocuparse de la descolonización del Sahara

occidental. Afirmó que el pueblo saharaui tiene derecho legítimo a un país libre e independiente, y

España una responsabilidad histórica en hacerlo viable.

.En cuanto a la América latina, afirmó que la prioridad .de nuestras relaciones en el plano político debe

hacerse con los.regímenes democráticos, y en este sentido anunció que el .grupo socialista propugna el

voto favorable de España al informe del grupo de trabajo sobre la protección de los derechos humanos «n

Chile, que será presentado en la próxima Asamblea General de la O. N. U.

A. P.: SI A LA O.T.A.N.

Después de un descanso de quince minutos intervino por Alianza Popular don Federico Silva Muñoz.

Sobre la Comunidad Económica Europea se^ ñaló que, desaparecido eí régimen del general Franco, se le

niega a España la entrada en la Comunidad y aparecen ahora claramente las razones económicas que

púdicamente se escondían con el ropaje de las razones políticas.

Pidió al Gobierno que ofrezca, en el más brev-e plazo posible, una fórmula que pueda servir Sé base a la

negociación con la. C.E.E., que garantice la no destrucción de la industria española por el desarme

arancelario, igualdad de condiciones, para nuestra agricultura y equiparación de derechos para los

españoles que trabajan en los países de la Comunidad, con los trabajadores de esos países.

Pidió que el país levante la voz, por el injusto tratamiento de que ha, sido víctima por parte de la C.E.E.,

el sector pesquero español y que el Gobierno procuré encontrar una solución satisfactoria.

Tras afirmar el respeto a la autonomía de Iglesia y Estado, señaló que en cuanto a las relaciones con

Hispano-américa debe admitirse el respeto más escrupuloso hacia todos y cada uno de los paises dé

nuestra lengua, sus instituciones políticas, su fisonomía nacional, sus intereses y su forma de gobernarse.

Tras una referencia -al déficit español con los expórtadores árabes de crudos, se refirió al problema del

Sahara. Dijo que la importancia que. para España reviste esta cuestión, es saber quiénes van a ser los

vecinos de la otra orilla de las Canarias, si solamente Marruecos y Mauritania o ua nuevo. Estado saharaui

íntimamente unido a Argelia.

Por último, Silva Muñoz se mostró partidario de la incorporación española á la Organización del Tratado

del Atlántico Norte, entre otras cosas porque ni nuestra economía ni nuestros recursos humanos —dijo-

son suficientes para obtener una protección absoluta de forma independiente. Señaló, no obstante, que es

imperativo que antes se restituya a España la soberanía sobre Gibraltar, ya que no podemos formar parte

de un aparato defensivo del que una pieza está montada sobre la ursupación de una parte tíel territorio

español.

CALENDARÍO DE INTEGRACIÓN

Las intervenciones de los representantes de los distintos grupea parlamentarios se cerraron con la de don

Antón eanyeíles en nombre de la minoría vasco-Catalana, que habló en quinto lugar.

El señor Canyelles, en una intervención dé apenas quince, minutos, la más breve de todas, comenzó

poniendo de relieve rque en política exte-lióx debe tener prioridad el mantenimiento de la paz en el

mundo con la atención a las situaciones injustas y la dennaeia de los regímenes totalitarios.

Calificó como "caso importante" la, petición de adhesión, de nuestro país a la C.E.E., formulada por el

Gobierno Suárez, intentando ganar tiempo respecto a la solicitud de Portugal y Grecia. Todos —añadió—

debemos felicitarlos de la decisión del Consejo Je ministras de la C.E.E., que Hoy ha dicho sí a la petición

española.

Sin embargo, dijo el señor Canyelles, es preciso elaboras? un calendario de integración, eii él que queden

a salvo los intereses españoles, ´entre los cuales el problema pesquero necesita ser abordado con urgencia.

El señor Canyelles defendió la necesidad dé que España se comprometa con él Párlamento Europeo,

mediante su presencia, y urgió al Gobierno a la negociación para nuestro ingreso en´ el Consejo de

Europa.

Táiribiéri propuso;al Gobierno que solicite^ para ¡España ser la´sede dé ia próxima conferencia de

seguridad europea, así como que los medios de información del Estado concedan amplio espació a la

labor de las Naciones Unidas y que esta, organización abra cuanto antes en Madrid .una oficina de

información.

 

< Volver