Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
 Cortes. 
 Un debate casi inútil     
 
 Informaciones.    21/09/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

UN DEBATE CASI INÚTIL

Por Abel HERNÁNDEZ

NO podían esperarse milagros. Ayer tarde los diputados llegaron a aburrirse. Be acuerdo con el sentir

general, los dos únicos que sabían por dónde andaban en este Pleno del Congreso sobre política exterior

fueron el ministro Oreja (que, sin embargo, daba la impresión de que participaba en unas oposiciones de

la Escuela Diplomática) y el señor Silva Muñoz, de Alianza Popular. La izquierda marxistá sigue

emperrada en mantener la dialéctica franquismo-antifranquis-mo, aunque esto al país le interese ya un

bledo. De ahí el hincapié en el Sahara.

El debate (que ni siquiera llegó a ser propiamente tal), resultó casi inútil. Y como el Parlamento no coja

pronto la onda de los problemas verdaderos de la calle sa puede ir con la música a otra parte.

Se rozó, no obstante, un tema que, a nuestro juicio, es Clave para la orientación que se vaya a dar a toda

la política exterior. Es el tema,de la O.T.A.N. El representante comunista, que mostró su tajante oposición

al ingreso de España en la Alianza, Atlántica, coincidía en esto fielmente, lo mismo que el orador del

P.S.O.E., con la tesis de Moscú. No habrían actuado de otra forma si hubieran leído instrucciones directas

del Kremlin. Y no se olvide que casualmente estuvo recientemente en Madrid Con el eurocomunista

Carrillo el alto representante soviético (considerado cercano a las alturas de la K.G.B.) señor Persov, en

busca de la reconciliación. Carrillo ya ha dicho que está dispuesto á viajar pronto a la Unión Soviética. A

Moscú le preocupa vivamente el eventual ingreso de España en la O.T.A.N.

La orientación de la política exterior española cambia sustancialmente de signo si, en lugar de optar por

Occidente con claridad, con una decidida proyección atlantista, se sitúa en una extraña neutralidad

«tercermundista». De acuerdó con nuestras noticias, el Gobierno y las fuerzas armadas son partidarios de

la plena incorporación de • España a la Alianza Atlántica. Lástima que el señor Oreja no expusiera ayer

públicamente la actitud oficial sobre el caso. La política exterior no se inventa y las alternativas a, plazo

corto son mínimas. Los altos intereses nacionales están por encima de los compromisos partidistas. Hay

que lograr el consenso posible en este punto vital lo antes posible. Y esto es lo que se pretende.

 

< Volver