Autor: Moreno, Pedro. 
 Cortes. Pasillos del Congreso. 
 El Pleno del aburrimiento     
 
 Informaciones.    21/09/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

PASILLOS DEL CONGRESO

EL PLENO DEL ABURRIMIENTO

MADRID, 21 (INFORMACIONES, por Pedro Moreno).

MAS de un bostezo se observó en sus señorías durante el Pleno de ayer del Congreso sobre política

exterior. A las puertas del Palacio de las Cortes se observaba escasa expectación, y la fuerza pública no

hizo los despliegues extraordinarios que caracterizaron las dos anteriores reuniones del Pleno, Hubo

muchas faltas de asistencia, especialmente de diputados de U.C.D., seguramente por aquello de que en

esta ocasión no iba a haber votaciones. Tampoco escaparon a estas ausencias los ministros.

Efectivamente, a las cinco y diez de la tarde, hora de comienzo de la sesión, el banco azul estaba

prácticamente vacio. Con el Pleno iniciado, ya casi un cuarto de hora de andadura, llegaron el presidente

Suárez y los vicepresidentes Gutiérrez Mellado y Abril Martorell; aún más tarde lo hicieron los ministros

de Educación y para las Regiones, señores Cavero y Clavero, que llegaron cuando ya habían abandonado

el banco azul, para no volver, los titulares de Hacienda y_ de Obras Públicas y Urbanismo, señores

Fernández Ordóñez y Garrigues Walker, respectivamente. No paró aquí el trasiego de entrada» y salidas

que a lo largo de las tres horas y pico de sesión hicieron los miembros del Gobierno, hasta que,

finalmente, cuando el señor Oreja Aguirre terminaba su intervención, el titular de Interior, señor Martín

Villa, decía adiós al hemiciclo parlamentario. Ausencias totales fueron las del vicepresidente para

Asuntos Económicos, señor Fuentes Quintana, y de los titulares de Justicia y Agricultura, señores Lavilla

y Martínez Ge-nique. La del primero estuvo justificada, puesto que a la misma hora de la sesión recibía

en su despacho a los parlamentarios del Partido Nacionalista Vasco Javier Arzallus y Juan Ajuriaguerra,

conversación que, según todos los indicios, versó sotare el proyecto de amnistía recientemente remitido al

Gobierno por dicho partido a través del grupo parlamentario vasco-catálán.

MAS AUSENCIAS

Entre las ausencias de diputados llamaron la atención la de Dolores Ibárruri (P.C.E.), la de los «ucedistas»

Calvo Sotelo y Sánchez Terán --este último, de viaje en París para entrevistarse con Tarra-dellas— y la

del diputado de Alianza Popular y ex ministro de Asuntos Exteriores señor López Bravo, quien, junto con

su compañero de partido Fernández de la Mora, optaron en la tarde de ayer por las vacaciones parlamen-

tarias. Precisamente sobre el diputado de A.P. Antonio Carro Martínez convergían las miradas de la

Cámara cuando los oradores mencionaban el tema de los «acuerdos de Madrid» por los que España se

lavaba las manos en la cuestión del Sahara. El señor Carro Martínez es el único parlamentario actual que

en noviembre de 1975 participó activamente como ministro en la firma de tales acuerdos.

EL P.C.E. PIDE OTEÓ PLENO

La verdad es que el interés estuvo prácticamente ausente en jos pasillos sobre el desarrollo de la sesión.

Fue más comentada, por ejemplo, la petición del grupo parlamentario comunista para que el Congreso

celebre un nuevo Pleno con el tema de la situación agraria. El P.C.E., que fue quien solicitó el debate de

ayer ¿obre política exterior, basa su nueva petición en la grave crisis que sufre el campo español y la

urgencia en atender las demandas de ios agricultores, campesinos y ganaderos.

Otro tema para él comentario fue el del contencioso verbal entre la U.C.D; y el P.S.O.E. sobre ej

programa legislativo que esta mañana ha presentado este último partido al C/ongreso, programa que

según fuentes´del Gobierno no es sino una copia de los proyectos gubernamentales sn ia materia (ver

INFORMACIONES de ayer). El documento presentado incluye tres apartados principales referidos a la

ley de Amnistía, ley de Partidos Políticos con derogación de la ley de Asociaciones y derogación de leyes

represivas, apartado este último que incluye hasta nueve leyes y decretos en; parte o en su totalidad.

También se contempla la presentación , de ocho proyectos de. ley . sobre otros tantos temas.

SILENCIO DE LOS EMBAJADORES

Varios embajadores acreditados en Madrid presenciaron desde una tribuna el desarrolla del Pleno. AI

final del msinio, los representantes de Marruecos y de Argelia se negaron a hacer declamaciones,

mientras el embajador de Estados Unidos, Wells Stabler, hablaba del derecho Que tiene cada partido para

exponer.sus ideas. «Tengo la intención —dijo el representante norteamericano— de informar a mi

Gobierno sobre todo lo dicho hoy aquí, puesto que en mi país existe un enorme interés ante el primer

d.ebate del Parlamento español sobre política exterior.»

En cuanto a los líderes políticos españoles, puede decirse que no se mostraron propicios a hablar a los

informadores. Sin embargo, no faltaron palabras de reproche y desacuerdo ante la intervención, del señor

Oreja Aguirre, aunque sin justificar el motivo de ello. Felipe González, secretario general del P.S.O.E.,

mostraba un -semblante serio, tal vez producto del dolor, de muelas que desde hace días le aqueja. Dijo

que había sido un discurso «evasivo». Casi de la misma opinión era Santiago Carrillo, secretario general

del P.C.E., que manifestó la tentación que tuvo que preguntar al ministro «cuál es y en qué consiste -la

política exterior española». Fraga Iri-barne, secretario general de Alianza Popular, deseaba «para un

futuro, una mayor claridad ante la comisión correspondiente». Otro tono tuvieron las respuestas del

presidente del P.S.P., Enrique Tierno Galván, quien dijo que había sido un discurso «de principios, en el

que expuso con claridad la política exterior del Gobierno, aunque sin entrar en pormenores». Por su parte,

el líder democristiano catalán, Antón Cañellas, se refirió a la intervención del ministro de Asuntos

Exteriores diciendo que «conceptualmente ha estado bien, pero hubiese sido mejor que ahorrase el largo

preámbulo para profundizar en la auténtica problemática».

REPRESENTACIÓN DEL F. POLISARIO

Con interés siguió los debates de la sesión una representación del Frente Polisario, la cual logró entrar en

las Cortes gracias a una invitación extendida por el vicepresidente segundo del Congreso, Luis Gómez

Llórente. Los saha-rauies mostraron su contento ante la presentación que de sus problemas hicieron los

representantes de los partidos de izquierda.

Poco más de sí dio el Pleno. El hecho de que el señor Silva Muñoz, de A.P., fuese el único orador que

improvisó su intervención; la cita del representante comunista Ignacio Gallego al padre Vitoria, creador,

de las relaciones internacionales; el despiste del diputado socialista Jaime Blanco, perdido en el ascensor

de 3a parte trasera de las Cortes, que no sabía llegar a los salones próximos al bar del edificio; la

confirmación por parte de . un diputado de U.C.D. de presentar una moción de indignidad contra el citado

señor Blanco, a menos que se retracte de las declaraciones hechas a un periódico madrileño, consideradas

ofensivas por el partido de la mayoría: la frialdad en las relaciones de los diputados socialistas del P.S.P.

con los tiel P.S.O.E., lo que denota lo lejana que se encuentra la unidad del socialismo español, y.

finalmente, el recuerdo histórico del señor Oreja al responder a las preguntas de un informador sobre el

fin del bloqueo a Gibraltar: «Me permite recor darle -dijo el ministro— qu« la verja la pusieron los in

gleses en 1909.»

 

< Volver