Autor: Delgado, Alberto. 
 Desde el Parlamento. 
 Los portavoces, en alza     
 
 Arriba.    22/09/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Desde el Parlamento

LOS PORTAVOCES, EN ALZA

EL Reglamento sigue viento en popa. Los temas delicados y polémicos, como el de la nueva composición

de la mesa, se han resuelto, por el momento, a nivel de conversaciones entre grupos parlamentarios. El

papel de los portavoces, en el Pleno o en las Comisiones, lleva un camino opuesto al de la Bolsa: los

portavoces están en alza. Y sirven para solucionar problemas que serían largos y espinosos a nivel de

Comisión. Aunque no todos pueden ser resueltos por esta vía; ayer, por ejemplo, la votación para los

miembros de la Comisión de Urgencia Legislativa se resolvió por un 19-15 en el que Alianza se unió al

Centro.

Ha habido acuerdo, sin necesidad de votos, en elevar a cuatro el número de vicepresidentes del Congreso.

Se ha establecido la obligatoriedad por parte de los diputados de prestar declaración de sus

bienes patrimoniales. Se han fijado las atribuciones de la mesa y de las Comisiones... y van cayendo

artículos, hasta el punto de que en la próxima semana puede estar finalizado el dictamen. Pero para

entonces ya estará a debate la reforma fiscal. Parece que esta última Comisión, la de Hacienda, va a

celebrar sesiones por la tarde, no a «full-time» como la de Reglamento.

Por si fuera poco, el grupo parlamentario socialista se ha «descolgado» con diecinueve proposiciones de

ley, diecinueve, en una especial de «pulso» al Gobierno. Don Gregario Peces Barba, en su reunión con los

periodistas, fue explícito. Lo que no quedó totalmente claro es la tramitación de estas proposiciones de

ley. El problema quedará resuelto satisfactoriamente, y en breve plazo, con la aprobación del Reglamento

del Congreso.

En el informe de la Ponencia se señala el procedimiento de tramitación de las proposiciones: el presidente

del Congreso da cuenta al Gobierno y lo envía a la correspondiente Comisión para que manifieste su

criterio respecto a la toma en consideración. Recibida esta respuesta, o a los quince días si no hubiera

respuesta, la proposición se incluirá en el orden del día del Pleno. Y el acuerdo de toma en consideración

requerirá el voto favorable de la mayoría absoluta de los componentes del Congreso.

Pero esto es adelantar acontecimientos. Como se adelantaron ayer al ver que se reunía la Comisión de

Urgencia Legislativa. «Ya hay decretos-leyes a informe», pensaron muchos. Pues no, lo que hay es el

estudio de la normativa de funcionamiento de la Comisión. Pero los decretos-leyes llegarán.

Alberto DELGADO

 

< Volver