Jiménez de Parga. 
 Normativa para una fase transitoria     
 
 Arriba.    25/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

JIMÉNEZ DE PARCA:

Normativa para una fase transitoria:

En relación con este proyecto de ley, el Ministro de Trabajo y catedrático de Derecho Político de la

Universidad de Barcelona, don Manuel Jiménez de Parga. ha hecho unas declaraciones a Europa Press, en

las que señaló, entre otras cosas, que con el proyecto el Gobierno ha querido demostrar que desea some-

terse al control de las Cortes. En este periodo previo a la entrada en vigor de la Constitución, resulta ne-

cesario que unos preceptos claros reglamenten el proceso que debe seguirse para efectuar la vigilancia po-

lítica de los Ministros o del Gobierno en su conjunto por parte de diputados y senadores.

Añadió el Ministro que la lectura del proyecto lleva a la conclusión de que podemos homologarnos con

los pueblos europeos politicamente más evolucionados... El Gobierno, en todos los países que funcionan

bien, ha de poder gobernar, y al Parlamento corresponde, entre otras misiones, fiscalizar la gestión de

quienes asumen la dirección de los Ministerios, individualmente valorados, así como controlar

globalmente al Gobierno.

Preguntado sobre los requisitos que se han incluido en el control parlamentario del Gobierno, el señor

Jiménez de Parga dice que sé ha demostrado que las mociones infundadas perturban mucho la marcha del

país, aunque luego sean rechazadas en el Parlamento. Al otro lado de nuestras fronteras se sanciona a

quienes abusan de estos métodos, y lo normal es dejarles sin facultades para suscribir otras mociones

durante un cierto tiempo. En el proyecto del Gobierno se señalan tres meses, que es un plazo más corto

que el admitido en Francia, por ejemplo.

En cuanto al voto de confianza, el señor Jiménez de Parga señala que el Gobierno puede vincular la con-

fianza de fas Cortes a la aprobación de un determinado proyecto de ley. Los parlamentarios vacilantes o

indecisos tendrán que abandonar esta cómodo postura, pues lo mismo que sus compañeros de Cámara,

deberán pronunciarse o a favor del Gobierno o en contra del Gobierno.

A la pregunta de si prevé una oposición al proyecto, el señor Jiménez de Parga responde que cualquier

fórmula jurídico-política es mejorable. "Personalmente he de admitir, como siempre lo he hecho, que de

un diálogo resulta una solución mejor, y estoy seguro de que el Gobierno participa de este criterio. Sin

embargo, creo que el proyecto de ley puede cumplir bien su cometido, que no es otro que proporcionar

unas normas precisas y concretas para controlar al Gobierno en esta fase transitoria, hasta el dia que

contemos con una Constitución. No se ha pretendido elaborar un sistema completo, que es tarea de los

constituyentes, sino llenar provisionalmente la laguna del vigente ordenamiento jurídico. El Presidente

Suárez lo ha dicho varias veces: el Gobierno quiere ser controlado por las Cortes, el Gobierno desea

cumplir escrupulosamente las reglas de la democracia. Pero un control sin normas es una puerta abierta al

desgobierno. En nuestro caso, pone en peligro la tarea apasionante a que nos hallamos entregados: la

consolidación de una democracia.»

 

< Volver