Levantado el secuestro. 
 ABC pública integra la entrevista con don Juan de Borbón     
 
 Informaciones.    12/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

LEVANTADO EL SECUESTRO

"ABC" PUBLICA INTEGRA LA ENTREVISTA CON DON JUAN DE BORBON

MADRID. 12. (INFORMACIONES.)—El diario «ABC» de ayer publica en primera página una notificación de la Dirección General del Régimen Jurídico de Prensa por medio de la cual se comunica que el Juzgado de Orden Público número 2, cumpliendo lo ordenado por la Sala Segunda del Tribunal Supremo, ha alzado y dejado sin electo el secuestro del diario «ABC» del domingo 23 de febrero del año en curso.

—¿Considera Vuestra Alteza el asociacionismo un instrumento útil para la participación de los ciudadanos en la vida política del país y consiguientemente en las tareas del Estado?

—El hecho misino de que surjan las asociaciones es una prueba de que el país ansia una reforma democrática. Creo muy dudoso el fru-

LAS DOS PREGUNTAS ANTERIORMENTE CENSURADAS ALUDÍAN A LAS ASOCIACIONES POLÍTICAS Y AL EJERCITO

£3 día 23 de febrero, el «ABC» se publicó sin sus habituales páginas de huecograbado, que fueron secuestradas por orden del Ministerio de Información y Turismo, por considerar que la publicación de una entrevista con don Juan de Sorban, conde de Barcelona, inserta en páginas interiores de huecograbado, podría ser un hecho constitutivo de delito.

Una vez recibida la notificación antedicha, el «ABC» publicó ayer integra la entrevista que su entonces director, don Torcuata Luca de Tena, había mantenido con don Juan de Barbón y que se publicó incompleta el 25 de febrero, despojada de aquellos párrafos que según la Administración, «podían ser constitutivos de delito».

Los párrafos que entonces se suprimieron y que ayer publicaba el «ABC», son los siguientes. De la respuesta del conde de Barcelona sobre una pregunta en torno a las asociaciones, se suprimió este párrafo:

«En cuanto a las fuerzas públicas no procedentes del régimen, no creo que se acojan a la nueva ley, pues la ingenuidad tiene sus limites y en política más que en materia alguna.»

También se suprimiera integras las dos preguntas siguientes y sus correspondientes respuestas: lo que de momento pueda obtenerse de la actividad de las asociaciones, tal y como han sido creadas. Lo que me parece importante es que la opinión nacional se percate de que el conato de perpetuar la presente organización del Estado y la pretensión de circunscribir la actividad política de la nueva sociedad española con su actual mentalidad en los limites de los sectores y personalidades que integran el régimen, constituiría un evidente y trascendental error histórico que España habría de pagar muy caro.

—Señor, los tres ministros militares españoles han coincidido recientemente, entre obras tantas declaraciones, en la necesidad de mantener la apolitización de las Fuerzas Armadas. ¿Cuál es. en este sentido, el criterio de Vuestra Alteza?

—Sobre el Ejercito existen ideas y prejuicios a mi parecer totalmente equivocados, nacidos en parte de la propasan da contra la Dictadura de Primo de Rivera y que pretenden confinar al Ejército en una determinada actitud política. No so debe olvidar que fue el Ejército durante el reinado de Isabel II quien impulsó a la sociedad española bacía las estructuras de tipo liberal europeo. España siempre ha confiado en el patriotismo y abnegación de sus Fuerzas Armadas, que no constituyen un mundo aparte, stuo que viven inmersas en la sociedad que [as rodea, compartiendo sus sentimientos e inquietudes. Solamente ante las grandes crisis políticas y sociales y en circunstancias verdaderamente trágicas, el elemento armado siente la responsabilidad de intervenir, no pudiendo permanecer como un centinela sordo y mudo a las órdenes de instituciones impotentes para resolver esas crisis nacionales. Aunque considero legitima la actuación ciudadana de los militares, individualmente creo que nada ansia más el Ejército, como entidad colectiva, que servir a la Patria, alejado de las actividades políticas atento exclusivamente a su función de la defensa nacional y de la fiel custodia de ana legalidad firmemente asentada en el consentimiento de la voluntad nacional expresada auténticamente

INFORMACIONES

 

< Volver