Rojas Marcos abre los brazos a Clavero. 
 El PSA no negociará en base al Estatuto de Carmona     
 
 Diario 16.    14/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

El PSA no negociará en base al Estatuto de Carmona

Sevilla - El PSA no respaldará la negociación del Estatuto de Carmona entre la Junta y el Gobierno hasta

que no se modifique la ley orgánica del Referéndum y se reconozca la voluntad del pueblo andaluz de

alcanzar la autonomía por la vía del artículo 151, según declaró Alejandro Rojas Marcos.

A juicio del líder del PSA, la clave del problema andaluz no reside en la discusión del Estatuto de

Carmona —«que únicamente desplaza la atención y la batalla política a la Junta o a los partidos»—, sino

en que el PSOE y el PCE garanticen la validez del deseo autonomista del pueblo andaluz, puesto de

manifiesto el 28 de febrero, y modifiquen la ley orgánica del Referéndum, que hace imposible que

Andalucía camine por él procedimiento del artículo 151 porque las ocho provincias andaluzas no han

superado el porcentaje de votos afirmativos exigido por dicha ley orgánica.

Estima Alejandro Rojas

Marcos que, no obstante, la igualdad con catalanes y vascos no pasa necesariamente por el Estatuto de

Carmona, «que fue redactado por técnicos para su posterior discusión por los políticos y que tiene un

problema fundamental: no reconoce el carácter de Andalucía como nacionalidad».

Sin embargo, Rojas Marcos aseguró que su partido está dispuesto a manejar el Estatuto de Carmona y

trabajar sobre él, siempre que antes se modifique la ley orgánica del Referéndum y se reconozaca el

pronunciamiento del pueblo andaluz a favor del artículo 151 de la Constitución.

Tras criticar «el sucursalismo y la dependencia de UCD de Andalucía, del PSOE de Andalucía y del PCA

de los órganos ejecutivos federales». Rojas Marcos afirmó que «la Junta de Andalucía ha sido un muñeco

en la mano de los partidos centralistas, que tienen que agachar la cabeza ante el pueblo andaluz por haber

hecho imposible que el triunfo real de los andaluces se pueda traducir en términos legales».

Alejandro Rojas Marcos reiteró que el centro de gravedad del PSA es el socialismo y el nacionalismo, por

lo que hombres de la izquierda moderada y socialdemócratas tienen cabida en él. «Para asumir el papel

histórico que nace del 28 de febrero —dice— es imprescindible que los progresistas de izquierda que

aceptan el andalucismo como una opción de clase se integren en el PSA.»

Abrir los brazos a Clavero

Tras negar las presuntas disensiones en el seno del PSA, Alejandro Rojas Marcos aseguró que no han

existido contactos formales entre su partido y Manuel Clavero, de quien opina que no cuenta con el apoyo

suficiente para formar una nueva fuerza política, «porque la derecha, a la que siempre ha representado,

nunca le perdonará que sin dejar de ser de derecha le haya traicionado».

«Manuel Clavero —agregó Rojas Marcos— ha muerto como político de derecha, por lo que el PSA le

abre los brazos a Clavero siempre sobre la base de que ha fracasado como hombre de derecha.»

El primer secretario del PSA consideró finalmente como una experiencia política del máximo interés la

presentación de su partido a las elecciones del Parlamento catalán, y denunció «la increíble agresión de

las fuerzas políticas catalanas de izquierda y derecha que han llegado incluso a formar una coordinadora

para boicotear la campaña del PSA y han amenazado a funcionarios y proveedores del partido en la

campaña, llegando incluso a leer los comunicados del PSA en lengua catalana dentro de espacios

radiofónicos en castellano».

 

< Volver