Al parecer, un comando de la ETA, en Monaco. 
 Intentan secuestrar al Conde de Barcelona  :   
 Don Juan de Borbón y su esposa regresaron en un avión español desde Niza a Palma de Mallorca. 
 Informaciones.    23/08/1974.  Páginas: 2. Párrafos: 14. 

AL PARECER, UN COMANDO DE LA E. T. A., EN MONACO

INTENTAN SECUESTRAR AL CONDE DE BARCELONA

DON JUAN DE BORBON Y SU ESPOSA REGRESARON EN UN AVIÓN ESPAÑOL DESDE NIZA A PALMA DE MALLORCA

PALMA DE MALLORCA, 23. (INFORMACIONES.)

El «Diario de Mallorca» ha publicado esta mañana una noticia que recogen también otros periódicos regionales, según la cual miembros de la organización terrorista E. T. A, han intentado secuestrar en Montecarlo a S. A. R. don Juan de Borbón, conde de Barcelona.

Después de su breve estancia en Palma de Mallorca, donde se entrevistó con su hijo, don Juan Carlos de Borbón, el conde de Barcelona, a bordo de su yate «Giralda», salló con destino a Montecarlo, con objeto de pasar una temporada de descanso, invitado por los Príncipes de Monaco.

Al parecer, comenzaron a observarse movimientos sospechosos en torno al yate de don Juan de Borbón por parte de algunas lanchas que tomaban posiciones en el puerto monegasco. En el interior de las lanchas iban hombres armados y totalmente identificados como pertenecientes al citado movimiento extremista.

El propósito de estos activistas sería, una vez en alta mar el yate de don Juan, abordarlo y proceder al secuestro, que serviría como medio de presión para obtener la liberación de cien presos políticos españoles, entre los que figurarían numerosos miembros de la E. T. "A. Al parecer, en esta operación se llevaban invertidas cuantiosas sumas y se estima en cuatro millones de francos el coste del atentado.

Conocida la situación, un avión español «Mystere» partió urgentemente hacia el aeropuerto de Niza con personal experto en protección personal; estas personas acompañaron al conde de Barcelona y a su esposa, doña María de las Mercedes, a bordo de dicho avión, hacia Palma de Mallorca, donde se encuentran en estos momentos.

La inesperada presencia de los condes de Barcelona en Palma de Mallorca, cuya isla habían abandonado dos días atrás, había causado sorpresa y extrañeza, hasta el punto de provocar diversas especulaciones en los círculos políticos del país. La noticia del intento de secuestro de don Juan de Borbón y las circunstancias subsiguientes aclaran ahora el rápido regreso del conde de Barcelona a Palma de Mallorca.

En los medios allegados al yate «Giralda» se guarda el más absoluto mutismo en torno a los hechos.

Puestos al habla con medios próximos al conde de Barcelona, hasta el momento de transmitir esta información no confirmaban ni desmentían la noticia publicada por el «Diario de Mallorca».

Según ha podido comprobar un redactor de INFORMACIONES, el conde de Barcelona, a las doce de la mañana de hoy, se hallaba a bordo del yate «Giralda», anclado junto al Club de Mar, de Palma de Mallorca. Don Juan de Borbón estaba sentado en cubierta tomando el sol sobre una silla de tijera, con dos personas más. Cerca del barco no se observaba vigilancia especial de ningún tipo. Tampoco ha sido reforzada la vigilancia en torno a la residencia de los Príncipes de España, en el palacio de Marivent.

PODRÍA SER EL G. A. R. I.

Por otra parte, y según. Europa Press, ha trascendido que las personas que trataban de utilizarle para sus fines delictivos pertenecen al

(Pasa a la última pág.)

INTENTO DE SECUESTRO DEL CONDE DE BARCELONA

(Viene de la primera página.)

autodenominado G. A. R. I. (Grupos de Acción Revolucionaria Intemacionalista).

A este respecto se comenta que de los" cinco comandos con que cuenta dicha organización, era el segundo el que pretendía secuestrarle. La Policía española conocía algunas noticias sotare el tema y se cree que, en tal sentido, así se lo hizo saber a don Juan de Borbón.

El propio conde de Barcelona, que en un principio parece que proyectaba dirigirse a Cannes o a Niza, decidió acudir a Montecarlo con su yate, por considerarlo lugar más seguro. A su llegada nuevamente fue advertido por la Policía monegasca de Quex, dadas las noticias existentes, no podía garantizarse su seguridad.

Incluso se afirma que dos lanchas rápidas estaban «controladas», ya que habían realizado maniobras sospechosas de aproximación al yate del conde de Barcelona, quien la ntisnia noche de su llegada pernoctó —como medida precautoria— en el palacio de los príncipes de Monaco, por quienes había sido invitado.

Al tenerse ya indicios firmes y seguros sobre el peligro que corría, el conde de Barcelona estableció contacto con su hijo, el Príncipe de España. Luego fue trasladado junto con su esposa, doña Mercedes, hasta Palma de Mallorca, en un avión especial que se dirigió a Niza para recogerle con personal especializado en protección. El vuelo se produjo el lunes pasado, fecha desde la que don Juan y su esposa se encuentran en el palacio de Marivent, residencia de los. Principes de España.

 

< Volver