En el palacio de El Pardo. 
 El jefe del Estado apadrinó el enlace matrimonial de Don Alfonso de Borbón con María del Carmen Martínez-Bordiú  :   
 Fue madrina de la boda la condesa Emmanuela de Dampierre, madre del novio. 
 ABC.    09/03/1972.  Página: 23-25. Páginas: 3. Párrafos: 35. 

EN EL PALACIO DE EL PARDO

EL JEFE DEL ESTADO APADRINO EL ENLACE MATRIMONIAL DE DON ALFONSO DE BORRÓN CON MARÍA DEL CARMEN MARTINEZ-BORDIU

Fue madrina de la boda la condesa Emmanuela de Dampierre, madre del novio

BENDIJO EL ENLACE EL CARDENAL VICENTE ENRIQUE Y TARANCON, ARZOBISPO DE MADRID

Dos tribunas fueron situadas para la Prensa en tos Jardines del Real Sitio de El Pardo, frente a la fachada principal de Palacio. Se ocuparon casi totalmente a las cinco y media de la tarde por periodistas nacionales y extranjeros. Hacía frío y acababa de llover. Las nubes amenazaban nuevas precipitaciones que, afortunadamente, no se produjeron. Fuera de las tapias que enmarcan el recinto, cerca de la puerta lateral situada Junto a la capilla del Palacio, había una gran muchedumbre. Enorme expectación local por la boda de la señorita María del Carmen Martínez-Bordiu Franco, hija de los marqueses de Villaverde y nieta de Su Excelencia el Jefe del Estado, con don Alfonso de Borbón Dampierre, hijo de Su Alteza Real el Infante don Jalma, duque de Segovia y nieto de Su Majestad el Rey Don Alfonso XIII.

LLEGAN LOS PRINCIPES

Estaban engalanados loa balcones del Palacio. Ondeaba la bandera nacional, A un lado y otro de la alfombra que cubría más de sesenta metros, desde la puerta principal del Palacio hasta la capilla, montaban guardia los lanceros con boina del Regimiento de Su Excelencia, Porteros con librea abrían las portezuelas de los automóviles. Sobre el césped, a la derecha de los periodistas, el verde guión del Caudillo. Al pie de las dos garitas de la entrada, lanceros con capa blanca y casco.

Pasa hacia Palacio la esposa del presidente filipino, doña Imelda Romualde de Mareos, acompañada de personal de la representación diplomática del país hermano. Llama la atención por su belleza y su elegancia. El ministro de Asuntos Exteriores, Gregorio López Bravo, entra en Palacio con su esposa. En compañía de la saya, se dirige hacia la capilla el titular de Hacienda, Alberto Monreal Luque. Delante de ellos va el matrimonio Martín Villa. Todo son idas y venidas ante los ojos curiosos de los informadores y los fotógrafos. Temos a Luis Miguel Dominguín, a Victoriano Valencia, a Lola Flores, a Antonio Ordóñez, al Litri y a otros personajes populares del mundo de los toros, el teatro, los deportes, el cine, la canción,

De repente—son la seis y siete minutos—se produce un movimiento de expectación y de respeto entre las personas situadas en la explanada. El automóvil d« los Príncipes de España se acerca, con el guión-banderín de Don Juan Carlos. Viva simpatía de todos los presentes rodea a Sus Altezas Reales cuando descienden del coche. El Príncipe lleva uniforme de contraalmirante. Doña Sofía va ataviada con la clásica mantilla española. Acude a recibirles el general Fuertes de Villavicencio, segundo jefe e intendente general de la Casa Civil del Generalísimo.

Con los Príncipes van el jefe de la Casa de Don Juan Carlos, coronel marqués de Mondéjar, y el ayudante de servicio, don Alfonso de las Heras Palacios, capitán de navio.

Poco después de entrar Don Juan Carlos y Doña Sofía ea nl Palacio llegan sus hijos, los Infantes Elena, Cristina y Felipe, que, en unión de los dos nietos menores del Caudillo—María de Aránzazu y Santiago— se dirigen con sus ayas a la capilla.

EL CORTEJO NUPCIAL

Arrecia el frío. Son ya las seis y diez. Se hace un hondo silencio, los lanceros adoptan posición de firmes y aparece en la puerta principal el cortejo nupcial, que se pone en marcha. Dos porteros de banda le preceden. Luego van el jefe de la Casa Militar, teniente general don Luis Diez Alegría, hasta hace poco director general de la Guardia Civil. Con él, don José Nava-

HOJA DEL CALENDARIO

San Paciano, obispo, y Santa Francisca, religiosa.

EFEMÉRIDES DEL DÍA 8:

1497: Conquista de Ostia por Gonzalo de Córdoba, tras reñido combate. La plaza se hallaba en poder del terrible corsario vizcaíno Menaldo Guerri, desde la que dominaba la desembocadura del Tíbet, vital para la existencia de Roma. El Papa Alejandro IV había reclamado la ayuda del Gran Capitán para que le librase de esta amenaza.

1758: Nace el alemán Francisco Gall, anatómico, fisiólogo y filósofo, fundador de la antropología criminal. En 1819 se nacionalizó francés.

1802: Nacimiento en Madrid del primer historiador del toreo. Francisco García Bedoya,

MIÉRCOLES;

Sol: Sale a las 7,36. Se pone a las 19.15.

Luna: Sale a las 3,38. Se pone a las 12,37.

rro Morenés, conde de Casa de Loja, Jefe de la Casa Civil, y el segundo jefe de esta Casa, don Fernando Fuertes de Villavicencio.

Su Excelencia el Jefe del Estado, con uniforme de gala de capitán general de la Armada, da el brazo a su nieta María del Carmen, seguida de dos porteros con librea. El orden de la comitiva que sigue a continuación es éste:

Don Alfonso de Borbón Dampierre, con su madre, doña Emmanuela Dampierre; él Príncipe de España, con doña Carmen Polo de Franco; Su Alteza Real el Infante don Jaime de Borbón y Battemberg, duque de Segovia, con la Princesa de España: Su Alteza Real el Infante don Luis Alfonso de Baviera y Borbón, con la marquesa de Villaverde, madre de la novia: don Cristóbal Martínez-Bordiú, marqués de Villa-verde, con doña Victoria Marone y Borbón de Alvarez de Toledo, hija de la Infanta doña María Cristina; don Gonzalo de Borbón Dampierre, con la condesa doña Alejandra de Torlonía y de Borbón: hija de la Infanta doña Beatriz: el duque de Beaufremont. con la duquesa de Alba: e) duque de San Lorenzo, con la duquesa de Montealegre; el duque de Montealegre, con la duquesa de San Lorenzo: el conde de Morata de Jalón, con la duquesa de Tarancón: el duque de Tarancón, con te condesa viuda de Romanones; don Mariano Calviño, con la condesa de Morata de Jalón; el barón de Gótor, con la señora de Calviño; el barón de Illueca, con la baronesa de Gótor: don José Carlos Alvarez de Toledo, con la baronesa de Illueca: don Francisco Franco Martínez-Bordiú, nieto del Caudillo, hermano de la novia, con la señora de Madrigal; don Enrique Madrigal, con la señorita Manola Martínez-Bordiú Franco, nieta segunda del Jefe del Estado.

Cierran el cortejo don Enrique Amador Franco, vicealmirante, segundo jefe de la Casa Militar, y los ayudantes de servicio de Su Excelencia.

LA CEREMONIA

La capilla del Palacio sólo tiene capacidad para unos centenares de personas: de cuatrocientas a quinientas. Además de las personalidades indicadas penetran en ella el Gobierno, con su vicepresidente, el presidente del Consejo del Reino y de las Cortes y otras altas autoridades. Imposible el acceso de los dos mil invitados, aproximadamente, que se encuentran en ese momento en el Real Sitio.

Se interpretan durante la ceremonia religiosa diferentes cánticos. Algunos de ellos han sido adaptados de las Cantigas del Rey Alfonso X el Sabio. Actúan el Cuarteto de Madrigalistas de Madrid y el Coro de Voces Blancas de la Escuela Superior de Canto, bajo la dirección de Lola Rodríguez de Aragón. Se interpreta en el ofertorio el "Ave María", de Tomás Luis de Vitoria; durante la comunión, el "Pan Divino Gracioso". de Francisco Guerrero, y el final del "Aleluya", del Maestro Vitoria también.

Al órgano, don Ramón G. de Amezúa, académico dé la Real de Bellas Artes de San Fernando.

Apadrinan a los contrayentes el Jefe del Estado y la condesa Emmanuela de Dampierre. Ocupan lugares destacados los Príncipes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, y doña Carmen Palo de Franco; el nuncio, monseñor Dadaglio, y el arzobispo vicario castrense, doctor López Ortiz.

Oficia y preside la liturgia del ritual del matrimonio el cardenal don Vicente Enrique y Tarancón, arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española. El arzobispo está revestido de pontifical. Hay cincuenta bancos. Muchos Invitados están de pie. En al presbiterio, María del Carmen y don Alfonso con sus padrinos.

Vemos entre las personalidades, en lugares destacados también, al Infante don Jaime, al Infante don Luis Alfonso, a la primera dama filipina, a los príncipes de Monaco, a lo» marqueses de Villaverde, a don Gonzalo de Borbón, a varios familiares de los novios. Y a la Begún Agha Khan, al príncipe Bertil de Suecia, con las princesas Cristina y Desiree, a la princesa de Rúspoli, a los hijos del presidente del Paraguay, don Gustavo y don Alfredo Stroessner, a las hijas del presidente portugués, doña María Magdalena y doña María Natalia, y a miembros de la nobleza europea y gentes conocidas del mundo de las finanzas, de las letras, de la diplomacia extranjera, de las artes y de la medicina especialmente. Igualmente a compañeros de estudios y amigos de los contrayentes.

Resalta, frente a las luces, el traje de la novia: un modelo especialmente diseñado por el modista Balenciaga. Predominan en los atuendos femeninos los tonos rosa, amarillo y verde. El templo está decorado con reposteros de flores blancas, principalmente tulipanes, rosas y azucenas.

El cardenal, en su homilía, habla del mandato divino "Creced y multiplicaos" y del matrimonio como base y fundamento del amor y como sacramento con una característica especial: la gracia de Dios. Al final lee un telegrama de Su Santidad el Papa Pablo VI, cursado a través de la Secretaría de Estado del Vaticano, en el que el Romano Pontífice pide al Altísimo por al nuevo matrimonio.

LOS TESTIGOS DE LA BODA

Conchuda la ceremonia fue firmada el acta matrimonial en presencia del ministro de Justicia, don Antonio María de Oriol y Urquijo, como notario mayor del

Reino. Dos porteros de banda portaron en bandejas de plata los documentos matrimoniales.

Rubricaron el acta como testigos, por parte de la novia, doña Carmen Polo de Franco, los marqueses de Villaverde, don Francisco Franco Martínez-Bordiú, el duque de Tarancón, el duque de Montealegre y don Enrique Madrigal Y, por parte del novio, los Principes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía; el Infante don Jaime, el Infante don Luis Alfonso, don Gonzalo de Borbón Dampierre, la condesa Alejandra de Torlonia, doña Victoria Marone de Borbón, la condesa viuda de Romanones, los duques de Alba, de San Lorenzo y de Beauffremont y don Mariano Calviño.

REGRESO AL PALACIO Y CENA

A las siete y dieciséis minutos se puso en marcha de nuevo el cortejo nupcial hacia el Palacio Esta vez iba encabezado por los novios. El Jefe del Estado daba ahora el brazo a doña Emmanuela Dampierre. Los invitados que no habían entrado en la capilla presenciaron el paso de la comitiva en los jardines.

Los novios y sus acompañantes, después de saludar a los invitados, pasaron al comedor principal de] Palacio, donde se sirvió ana cena. Con los recién casados tomaron asiento en la mesa presidencia] tos padrinos y otras personalidades del cortejo, así como Su Alteza Real la Infanta doña María Cristina, hija de] Rey don Alfonso XIII; él vicepresidente del Gobierno y señora de Carrero Blanco, el presidente de las Cortes y señora de Rodríguez de Valcárcel, y el ministro de Asuntos Exteriores y señora de López Bravo.

Los demás invitados cenaron en salones colindantes. Fue servido el siguiente menú: consomé, timbal de langostinos y silla de ternera, con vinos españoles blancos, tintos y espumosos especialmente etiquetados para este enlace.

El Jefe del Estado y su esposa, los Príncipes de España, el Infante don Jaime. la condesa Emmanuela de Dampierre y los marqueses de Villaverde recorrieron al final de la comida los distintos salones para saludar a los invitados.

DECLARACIONES DEL NUEVO MATRIMONIO

Antes de la boda «posaron» los novios en el Salón Goya del Palacio de El Pardo para los fotógrafos de Prensa. María del Carmen, momentos antes de Iniciarse el córtelo, se dio cuenta de que le faltaban los guantes y el ramo de flores. Su hermana María del Mar corrió rápidamente a recogerlo.

Los pocos informadores de Prensa que habían sido expresamente designados para estar dentro de Palacio por las autoridades competentes (la mayoría quedó en el jardín, en unas tribunas, y soto presenció el paso del cortejo) pidieron a los futuros contrayentes unas impresiones. María del Carmen manifestó: «Soy muy feliz», y añadió que ninguno de los dos se encontraba nervioso. En cuanto al viaje de novios—según informa la agencia Pyresa— «sólo pudo arrancársele a la novia que irían a un lugar soleado». María del Carmen, a tenor con esas manifestaciones, dijo que la jornada había transcurrido de la siguiente forma: fue a Palacio a hora temprana y estuvo con su abuelo el Jefe del Estado: almorzó ligeramente en presencia de su abuela, doña Carmen Polo de Franco v a continuación se dedicó a prepararse oara la ceremonia

Don Alfonso de Bortón Dampierre declaró que se había levantado tarde y que durante la mañana había recibido en su piso de la calle de Castelló a varios amigos y familiares. Luego tomó un ligero refrigerio y se dirigió a El Pardo

Respecto a su futuro domicilio declararon que tienen un piso, aún sin terminar, en la calle de San Francisco de Sales. Este piso es un regalo de doña Carmen Polo de Franco. Agregaron que, no obstante, preferían vivir en las afueras de Madrid. En principio —aclaró don Alfonso— el inmediato lugar de residencia, una vez terminado el viaje de luna de miel, será Estocolmo.

EL RAMO PARA LA TUMBA DE UN LEGIONARIO

Terminada la ceremonia religiosa, iniciada ya la cena en el Palacio, miss Ibbs. preceptora inglesa de los hijos menores de los marqueses de Villaverde. tenía en la mano el ramillete de azahar v «muguette» de la novia. Dijo a los periodistas, según la agencia Cifra revela:

«María del Carmen me ha encargado que lo deposite sobre la tumba de Morales. Morales fue el legionario que alcanzó el grado de teniente y que acompañaba a María del Carmen Franco y Polo, hoy marquesa de Villaverde, cuando era niña y el velaba cor su seguridad.»

ARREGLOS EN EL PALACIO DE EL PARDO

Las obras de decoración efectuadas en el Palacio de El Pardo para la recepción —según comunica fuente oficial—han consistido en cubrir dos patios interiores para habilitarlos como salones, siendo ornamentados con tapices de la colección del Patrimonio Nacional.

Edición extraordinaria de «El Alcázar»

A las doce de la noche el vespertino «El Alcázar» ha lanzado una edición especial con motivo del enlace matrimonial de María del Carmen Martínez-Bordiú Franco con don Alfonso de Borbón Dampierre.

El ejemplar, compuesto de doce páginas, aparece profusamente ilustrado con magnificas fotografías de la ceremonia y de los invitados.

En portada, junto a una fotografía en la que aparece don Alfonso de Borbón depositando las arras en manos de su esposa, «El Alcázar» titula «El "sí" a las 6,30 de esta tarden. El periódico fue adquirido con mucho interés por el público, sobre todo a la salida de ios cines v teatros.—Cifra.

 

< Volver