Autor: Perlado, José Julio. 
   Eco en la prensa francesa     
 
 ABC.    17/04/1969.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

ECO EN LA PRENSA FRANCESA

París 16. (Crónica de nuestro corresponsal, por "telex".) "La más bonita y la más sonriente Soberana de Europa", titula esta tarde a toda plana en su página séptima el diario de esta capital "París-Presse", al informar a sus lectores del fallecimiento de Su Majestad la Reina Doña Victoria Eugenio, en su residencia de "Vieille-Foniainé", en Lausana. Prácticamente toda la Prensa de París, con contadísimas excepciones, se hace eco de la triste noticia. "Le Monde", por su parte, en un amplio artículo de dos columnas que ocupa casi todo un tercio de la tercera página, dedica, bajo el título "Un exilio de treinta y ocho años", una detallada información y comentario, en el que se destaca el párrafo siguiente: "Acogedora, muy sencilla, compartiendo sus ratos de ocio entre los bordados y los espectáculos de Lausana, Victoria Eugenia era probablemente la única Soberana en el mundo cuyo nombre y título aparecían mencionados en el anuario telefónico." El gran diario de París señala los principales trazos de la, vida de la Reina, desde su nacimiento el 24 de octubre de 1887 hasta la visita que en febrero de 1968 hiciera a Madrid para asistir al bautismo de su nieto el Príncipe Felipe. "El retorno de Victoria Eugenia a Madrid—escribe "Le Monde" en este detallado comentario sin firma—dio lugar a manifestaciones de entusiasmo monárquico", y nías adelante agrega: "Debió ser para la anciana Reina una cálida satisfacción ser aclamada sin segundas intenciones por los madrileños." "Le Monde", como también "París-Presse", evocan fechas y acontecimientos memorables, entre los que queda resaltado el dramático incidente ocurrido en el día de las bodas reales. "La Reina Victoria Eugenia, la Reina "Ena", como la llamaban afectuosamente en su época los españoles—señala "Le Monde"—, compartió con discreción el reinado de Alfonso XIII, consagrándose esencialmente a obras de caridad. Pero ella estuvo presente en grandes crisis: la semana sangrienta de Barcelona en 1909, la huelga general de 1917, la desastrosa guerra, de África..." "París-Presse" hace destacar asimismo en la columna entera que ocupa el recuadro dedicado a la Soberana, artículo que aparece presidido par la fotografía de la Reina, las manifestaciones de entusiasmo y las aclamaciones v vítores a la Reina y al Rey Don Juan en el aeropuerto de Barajas en su visita a la capital de España en 1968 "La joven Reina escribe esta tarde "París-Presse"—, que tenia la reputación de ser la más bonita y la más sonriente Soberana de Europa, se había convertido a la fe católica para poder ocupar el Trono de España. Los primeros años de su reinado fueron extremadamente felices. Y el pueblo, el pequeño pueblo de Madrid Por el cuál ella multiplicaba las obras de caridad, la adoraba."—]osé Julio PERLADO.

 

< Volver