15 de Abril con dolor, 15 de Abril con luto     
 
 ABC.    16/04/1969.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

A LAS ONCE Y DIECIOCHO DE LA NOCHE

EN OTRO 15 DE ABRIL (a los 38 años de su salida de España) HA MUERTO LA REINA VICTORIA EUGENIA

Aproximadamente a la misma hora del mismo día, en 1931, cruzaba la frontera de Irún

EL EMBAJADOR DE ESPAÑA DIO EL PÉSAME OFICIAL AL CONDE DE BARCELONA EN NOMBRE

DEL JEFE DEL ESTADO (Pág. 15.)

15 DE ABRE CON DOLOR, 15 DE ABRE CON LUTO

La Reina ha muerto en otro 15 de abril. Es difícil sustraerse al literal simbolismo cíe las fechas, y, sin pretensión de sacarias de quicio, resulta evidente, y hasta casi misterioso, el alcance de su significado. El tiempo es una toma de conciencia ante la vida, y cada persona lo mide y ajusta a su calendario biográfico. Las fechas, luctuosas o felices, nos marcan siempre. Pero una Reina, en verdad, no deja nunca de ser Reina, porque hay compromisos sagrados de los que nadie, voluntariamente, puede dimitir. Aunque le impidieran el ejercicio de su servicio, el cumplimiento de la misión para con su pueblo. Doña Victoria Eugenia de Battenberg ha seguido siendo la Reina de los españoles, nuestra Reina. Treinta y ocho años median del 15 de abril de 1931, en que salió de España, al de ayer, en que dejó este mundo, y en ellos, cargados de nostalgia y emoción, ha crecido y aumentado su linaje real mientras esperaba para comparecer, dignísima, ante Dios. A nadie puede escanarle la exacta puntualidad de este doble recordatorio abrileño. Es, si así puede decirse, un caso de mágica y emocionante fidelidad el de la muerte de la Reina. El pueblo español, el mismo que hace bien poro la vitoreaba y se desvivía con su visita a Madrid, lo entenderá muy bien en su fino y sensible corazón. La Reina ha muerto en otro 15 de abril con sus ojos asomados a España, con su amor puesto en España, con su visión esperanzada de esta tierra que tanto quiso. Fue aquélla una fecha triste para la Historia de España, que luego se haría aún luto y sangre en la historia familiar y dolorosa de los españoles todos. Se precipitaba la pasión y se excitaban las ideas rencorosas. Sabemos bien lo que vino después. Con la salida de la Familia Real, era el pueblo español todo el que salía de su casa, dejaba su horizonte, dimitía de su decoro histórico, perdía dignidad y sosiego de espíritu. La Reina ha muerto en otro 15 de abril. Hay fechas que nos marcan para siempre, y la casualidad es seguramente una palabra fácil para explicarnos el destino, lo que no entendemos y que, sin embargo, parece más bien como una versión, humanizada, íntima y emocionante, de los designios de la Providencia. Tal día como hoy, la Reina dejaba la hermosa tierra, de España. Tal día como hoy, la Reina deja el mundo. Hay fechas negativamente ejemplares. Hay vidas dignas, fieles, puntuales. En otro 15 de abril, la Reina ha muerto.

LA SOBERANA SE EXTINGUIÓ DULCEMENTE, RODADA DE LA FAMILIA REAL

AL ENTIERRO Y AL FUNERAL POR LA REINA ASISTIRÁ UNA DELEGACIÓN OFICIAL ESPAÑOLA, PRESIDIDA POR EL MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES

DOLOROSA IMPRESIÓN EN ESPAÑA AL CONOCERSE LA MUERTE DE LA EGREGIA RAMA QUE COMPARTIÓ EL TBONO DE DON ALFONSO XIII DURANTE UN CUARTO DE SIGLO

DOÑA VICTORIA EUGENIA HA MUERTO CON SU MAS FERVIENTE DESEO CUMPLIDO: EL REGRESO A ES-PAÑA, EFECTUADO TRIUNFALMENTE EN FEBRERO DE 1968, DESPUÉS DE TREINTA Y SIETE AÑOS DE AUSENCIA

DESDE LAS CIUDADES Y LOS PUEBLOS ESPAÑOLES Y DESDE NUMEROSOS LUGARES DEL MUNDO LLEGAN A LAUSANA SENTIDOS TESTIMONIOS DE PÉSAME

 

< Volver