Autor: Bellveser, Juan. 
 Solo un ligero movimiento de los labios denota que sigue con vida. 
 La agonía de la Reina es lenta     
 
 Madrid.    15/04/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

SOLO UN LIGERO MOVIMIENTO DE LOS LABIOS DENOTA QUE SIGUE CON VIDA

La agonía de la Reina es lenta

LAUSANA. (Por teléfono, de nuestro enviado especial.)—A la calda de la tarde, el cura de la parroquia, acompañado por toda la familia real, rezó las plegarias de la recomendación del alma. Las rezó en latín, teniendo en cuenta que los allí reunidos no eran de lengua francesa. Y después de retirarse el párroco, familiares y servidores rezaron el rosario.

Desde hace días, la familia real ha estado viviendo entre la angustia y la esperanza. Pero a medida que pasaban las horas, la esperanza iba perdiendo fuerza, mientras que se hacía abrumador el peso de lo inevitable. Todo un pequeño mundo de españoles, repartido en dos o tres hoteles del barrio de Ouchy, vive al ritmo de un viejo corazón de casi ochenta y dos años. El corazón de la Reina Doña Victoria Eugenia, que en cualquier instante puede dejar de latir.

Cada vez más lejos en la profundidad del coma, la ilustre enferma agoniza lentamente. La respiración se ha hecho más corta y rápida, pero no jadeante. La retina no reacciona a la luz. Sólo leves contracciones de los labios demuestran que aún le queda un soplo de vida. Una persona de su intimidad, que había pasado en el dormitorio una parte de la tarde, fue quien me contó estos detalles, y añadió: "No parece sufrir. Tiene una expresión tranquila en el rostro tan blanco, casi traslúcido. Quizá nada cambie aparentemente cuando llegue el desenlace. Ha tomado ya su gesto de eternidad."

Muchos recuerdos pesan hoy en el ambiente español de "Vieille Fontaine" y sus alrededores. ¿Les salen también canas a los recuerdos cuando se hacen cuarentones?... Estos que ahora evocamos contienen nombres y siluetas agrupados en el cuadro de una vieja y emocionante despedida. Algunas de las figuras que aparecieron en. el cuadro de entonces (cuadro con pocos personajes) se hallan aquí, al lado de otras personas demasiado jóvenes para haber podido estar hace exactamente treinta y ocho años junto a Doña Victoria Eugenia.

Esta vez son muchos los españoles que han venido a despedir a la Reina.—JUAN BELLVESER.

VIAJES A LAUSANA

Dada la extrema gravedad de Su Majestad la Reina Doña Victoria Eugenia, jóvenes monárquicos han decidido, ante la posibilidad de un fatal desenlace, organizar viajes en avión desde Madrid a Lausaua, desde 2.500 pesetas ida y vuelta.

Más amplia información puede solicitarse en los teléfonos 275 15 53 y 275 39 40.

 

< Volver