Autor: Fuembuena, Ángel. 
   En su gira por Cataluña, Don Juan Carlos y Doña Sofía visitan la zona de Lérida     
 
 ABC.    09/06/1964.  Página: 57. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EN SU GIRA POR CATALUÑA, DON JUAN CARLOS Y DOÑA SOFÍA VISITAN LA ZONA DE LÉRIDA

También recorrieron algunos monumentos de la ciudad

Lérida 8. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) El Príncipe don Juan Carlos y la Princesa doña Sofía, que llegaron ayer a Lérida, desplegaron una intensa actividad durante el día de hoy, visitando los monumentos más importantes de la ciudad y la fértil zona agrícola que la rodea.

Alrededor de las diez de la mañana, el Príncipe don Juan Carlos, a quien acompañaban el director general de Colonización, gobernador civil, presidente de la Diputación y otras autoridades, hizo su entrada en el antiguo hospital de Santa María, sede del Instituto de Estudios Ilerderses, organismo dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En el patio gótico del edificio fue cumplimentado por los miembros de la Diputación Provincial, y seguidamente recorrió sus diversas dependencias; Museo Arqueológico, biblioteca y Museo Morera. Miembros del Instituto explicaron a Su Alteza el origen, circunstancias y características de las piezas y obras más importantes de estos museos, dedicando especial atención al collar ibérico de oro que, por su singularidad, posee un gran valor arqueológico. El público, que se había congregado a la puerta del Instituto, dedicó cariñosos aplausos al Príncipe citando, finalizada la visita, apareció en la puerta del edificio para reanudar viaje hacia la zona de colonización del canal de Aragón y Cataluña, aplausos que se reprodujeron más tarde al atravesar la comitiva la localidad de Almacellas, cuyo vecindario se había estacionado en las calles del trayecto. En el pueblo de Suchs, ya en la zona de colonización, fue recibido por el alcalde y jefe de la Cooperativa y otras autoridades locales. Oró breves momentos en la iglesia parroquial, y después, en la plaza del Caudillo, mantuvo un cambio de impresiones con los colonos, interesándose por los sistemas de explotación, métodos de cultivo rendimientos, cosechas y otros extremos relacionados con la actividad agrícola de la localidad. A continuación visitó una unidad piloto, recorriendo las casas de los colonos y dependencias anejas.

En lucha contra el reloj y bajo un sol canicular, llegó la comitiva al paraje denominado "El Mirador", desde donde se domina una bellísima panorámica, que tiene como fondo las estribaciones pirenaicas, hoy cubiertas en parte por la nieve. Sobre un gran plano de la zona de interés nacional dominada por el canal de Aragón y Cataluña, los técnicos explicaron a Su Alteza los trabajos realizados para convertir esta comarca, antes esteparia y de tierras salinizadas, en el actual vergel, y las positivas ventajas que reportará el canal de enlace Con el pantano de Santa Ana, ya en muy avanzada construcción, al incrementar la dotación de agua del sector. Por el pueblo de Pla de la Font la comitiva se dirigió al centro técnico de la zona, en donde ya se encontraba la Princesa doña Sofía, que anteriormente había visitado en la capital el Instituto de Estudios Ilerdenses y la Seo antigua, monumento nacional de gran belleza, en cuya puerta principal fue recibida por el obispo de la diócesis. Acompañada del prelado, del presidente de la Diputación y de las esposas de las autoridades, se dirigió a la zona de colonización, en donde, como decimos, se reunió con su esposo.

Terminado el almuerzo, los Príncipes, autoridades y séquito se dirigieron a la finca Novella Alta, enclavada, en el corazón del llano de Urgel, a donde llegaron alrededor de las cinco de la tarde. Fueron recibidos por el propietario de la finca, don Manuel Balet; esposa e hijos, quienes les acompañaron en su visita a las distintas instalaciones que por su perfección han merecido múltiples galardones, entre ellos, el premio Moragas, de Barcelona, y el de Explotación Agrícola Ejemplar, del Ministerio de Agricultura. Los Príncipes firmaron en el libro de oro, siendo obsequiados a continuación con un refrigerio. Terminada su estancia en la finca, y después de despedirse de las autoridades leridanas, se dirigieron a Reus, de donde emprendieron viaje de regreso a Madrid en avión.—Ángel FUEMBUENA.

 

< Volver