Autor: Quesada, Francisco. 
   SAR el Príncipe Don Juan Carlos estuvo ayer en Almodovár del Río, Bembezár de Caudillo, Palma del Río y Alcolea  :   
 La Princesa Doña Sofía permaneció en la ciudad cordobesa visitando diversos centros. 
 ABC.    29/04/1964.  Página: 73. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

S. A. R. EL PRÍNCIPE DON JUAN CARLOS ESTUVO AYER EN ALMODOVAR DEL RÍO, BEMBEZAR DEL CAUDILLO, PALMA DEL RIO Y ALCOLEA

La Princesa Doña Sofía permaneció en la ciudad cordobesa visitando diversos centros

SUS ALTEZAS REALES HAN SIDO OBJETO EN TODAS PARTES DE VIVAS MUESTRAS DE SIMPATÍA

Córdoba 28. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Esta mañana, a las nueve, salió el Príncipe del hotel donde se hospeda. Le estaban aguardando el gobernador civil, presidente de la Diputación Provincial, directores generales de Carreteras, Obras Hidráulicas e ingenieros afectos a los Servicios de Obras Públicas y Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, emprendiendo viaje para visitar varias e importantes obras de la provincia. Primeramente se detuvo en las obras que se llevan a cabo para la construcción de albergues provisionales en la carretera de Córdoba a Palma del Río, a unos cinco kilómetros de la capital, que se efectúan con toda rapidez para albergar dignamente a las familias que se quedaron sin hogar a consecuencia de los temporales de febrero de 1963. El delegado provincial de la Vivienda, don Juan José Rueda, informó al Príncipe de la capacidad de dichos albergues, que han de recoger unas quinientas familias, aparte de otros tantas que al mismo ritmo se están edificando en la barriada de la Huerta de la Reina. Continuó después viaje hacia Almodóvar del Río, visitando el nuevo puente sobre el Guadalquivir que ha de inaugurarse en breve. El ingeniero autor del proyecto, don Andrés Cruz Jiménez, afecto a esta Jefatura de Obras Públicas, la explicó, con planos a la vista, la importancia de este puente, cuyos beneficios ha de recibir la zona regable de la margen izquierda del río. El ingeniero jefe de la Confederación Hidrográfica, don Sebastián Lara, le informó también que ya estaban aprobados ¡os proyectos de acceso y defensa del río en aquella zona.

Prosiguió viaje al pueblo de Almodóvar, visitando el castillo. Este castillo habitable fue recorrido por Su Alteza, y al despedirse, sus propietarios luciéronle entrega de la llave del mismo. Como nota simpática, un grupo muy numeroso de vecinos aplaudió entusiásticamente a! Príncipe, quien correspondió con afecto y simpatía, saludando a la mayoría de los que acudieron a recibirle.

Continuó su ruta hacia el pantano de Bembézar, recorriendo el conjunto fie obras. La capacidad del embalse es de 317 millones de metros cúbicos y tiene una capacidad de aliviadero de 1.450 metros cúbicos por segundo. La zona de riegos del Bembézar cuenta con una superficie regable útil de 15.732 hectáreas,

El ingeniero director, don Juan Antonio Viguera González, le mostró el conjunto de dichas obras e instalaciones del sistema de riegos del citado embalse, deteniéndose especialmente en la presa en su central hidroeléctrica, presa de derivación de Hornachuelos, los canales de riego, red de acequias, caminos y desagües de la nueva zona regable, que ha de regar los términos de Córdoba, Posadas, Hornachuelos, Palma del Río y Lora del Río. Dicho ingeniero jefe le fue explicando detenidamente todo ello,

Más tarde, Don Juan Carlos fue obsequiado con un almuerzo en la casa de la presa, al que asistieron todas las personalidades que le acompañaban desde Córdoba. Visitó el nuevo poblado de Bembézar del Caudillo que estaba para ultimarse y que han de ocupar los colonos en número de un centenar de familias. Terminada la visita al poblado siguió viaja a Palma del Río, visitando las factorías de prefabricación para las obras de riego del Bembázar, en cuya fábrica trabajan cerca de doscientos obreros, que dispensaron al Príncipe una cordialísima acogida, correspondiendo él con saludos y apretones de manos con las efusivas manifestaciones de afecto. En este lugar le esperaba el alcalde y alto personal, técnicos y administrativos de la citada fábrica, interesándose Su Alteza por dichas instalaciones, de las que le dio minucioso informe el señor Viguera González.

A última hora de la tarde, desde Palma del Río se trasladó a Alcolea. Aquí era aguardado en la casa de máquinas por los componentes de la comunidad de propietarios regantes del pantana del Guadalmellato. El presidente de la Comunidad, don Luis García, le explicó las características de éstas, que se hallan situadas en la margen derecha del río Guadalquivir, en los términos principales de Córdoba y Almodóvar del Río, siendo Alcolea el lugar de emplazamiento de las bombas elevadoras, cuya estación proyectó la comunidad para complementar los riegos de invierno y primavera de la zona. Tuvo su mayor importancia esta obra durante los años 1960-61 y 62 con motivo de las obras de recrecimiento y reparación de la presa del pantano del Guadalmellato y en su consecuencia sirvió durante estos años para suministrar el agua a la zona y a la ciudad de Córdoba. Consta esta hermosa obra de cuatro grupos de 800 kilovatios cada «no con un caudal útil de 4.500 litros.

La Comunidad de Regantes obsequió al Príncipe con un "lunch".

Esta noche, el Ayuntamiento ofrece una cena íntima a los Príncipes en el Alcázar de los Reyes Cristianos. Será amenizada con una serenata por el Real Centro Filarmónico.

Verdaderamente, ha sido una jornada de gran actividad para Su Alteza, pues, cerno decimos al principio, salió del hotel a las nueve de la mañana, regresando a las nueve de la noche, efectuando un recorrido de doscientos kilómetros.

Como nota saliente, por los pueblo» donde pasó—Fosadas, Almodóvar y Hornachuelos—, fue objeto de manifestaciones de simpatía expresadas por personas de todas las clases sociales.

En toda la jornada le acompañó su ayudante, don Ramón Torralbo, capitán de corbeta.

Mientras que el Príncipe ha efectuado el recorrido que indicamos anteriormente, su esposa, la Princesa Doña Sofía, visitó los museos Arqueológico provincial, de Bellas Artes y Romero de Torres; las instalaciones de los baños árabes recientemente descubiertos; la casa-palacio de los marqueses de Viana y el Hogar y Clínica de San Rafael, de los Hermanos de San Juan de Dios. En estas visitas, Su Alteza estuvo acompañada por las esposas de las primeras autoridades.

Por el alcalde de la ciudad le fue impuesta a la Princesa Doña Sofía en el patio del museo las insignias del Potro de Oro.

Por último, la Princesa visitó la Medina Azahara y el monasterio de San Jerónimo.

La presencia de Doña Sofía donde quiera que fue suscitó demostraciones de verdadera simpatía.

En la cena íntima con que anoche los ingenieros obsequiaron a Sus Altezas Reales, el ingeniero jefe de la Confederación, don Sebastián Lara, en nombre de sus compañeros, hizo entrega a la Princesa de un estuche de cuero repujado cordobés y de una arqueta de filigranas, igualmente cordobesa, atención que agradeció vivamente, indicando que en todo momento le recordarían la grata visita a Córdoba.— Francisco QUESADA.

 

< Volver