Autor: Martínez, Julián M. . 
 Londres. 
 El Rey Juan Carlos procederá a una democratización gradual     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El Rey Juan Carlos procederá a una democratización gradual

HUGH THOMAS: «Lo encontré rápido en su conversación, muy bien informado, serio, decidido, realista y con sentido del humor»

LONDRES, 29. (INFORMACIONES, por Julián MARTÍNEZ.)

LOS medios de comunicación ingleses, que en los últimos días se han limitado a Informar, discreta, pero objetivamente, sobre la situación española, analizan en sus comentarios de fin de semana el espectro político con el que se enfrenta la nueva Monarquía de don Juan Carlos. La mayoría de los observadores señalan Que el Rey tendrá aue actuar gradualmente en el proceso democratizado^ en función de las limitaciones impuestas por la Constitución del Régimen de Franco.

De otro lado, añaden los comentaristas, la prudencia del Bey está también justificada ante las reacciones de hostilidad que ofrece la derecha.

Asi, lo que se prevé es una profunda y gradual apertura que al tiempo que vaya modificando la situación política, no dé la sensación de abandono de las actuales estructuras. La transición, en cualquier caso va a ser difícil, opina el historiador Hugh Thomas, «por muy benevolente que sea el Rey y su Gobierno en cambiar el contenido de las leyes actuales».

En un artículo publicado en la revista «Nefl Statesman» (izquierda moderada), el profesor Thomas relata sus impresiones personales sobre el Monarca español, con el que mantuvo una entrevista a primeros de año: «Su imagen es mucho más favorable de la que ha ofrecido la Prensa Inglesa. Yo lo encontré rápido en su conversación, muy bien informado, serlo, decidido, realista y con un excelente sentido del humor.»

El historiador británico dice que en su opinión el Bey desea establecerse como Monarca constitucional y para ello buscará el apoyo de las masas. En este sentido —añade— tiene muchas cosas a su favor: desde su juventud, al margen de la generación de la guerra civil, a la situación de la nueva y moderna sociedad española «en mejores condiciones sociales y psicológicas y con una preparación para establecer una sociedad libre, que las existentes en 1930.»

EVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA

La misma linea que expone el profesor Thomas se trasluce en el editorial del conservador «Daily Telegraph», que prevé una evolución democrática a través de reformas graduales. «Sin duda mucha gente espera mucho y muy rápido» del Rey —dice el editorial—, pero no hay que olvidar que ha heredado una constitución que se hizo con Franco y que servía especialmente para su política. El Rey, añade, no podrá desprenderse repentinamente de las leyes actuales. Tendrá que acoplarse primero y aprender a moverse en las reglas de] juego que establecen.

En cualquier caso, todos los observadores están pendientes de los próximos nombramientos de presidente de las Cortes y del Gobierno, para poder establecerse una idea más objetivo de las intenciones reformadoras del Monarca y sus posibilidades democratizadoras. Y en la riada de especulaciones recogidas en Madrid sé citan los nombres de Fraga, Areilza y Diez-Alegría como firmes candidatos a la Jefatura del Gobierno.

La revista «The Economist», por su parte, aborda el tema español en un editorial que comienza recogiendo unas supuestas declaraciones privadas de don Juan Carlos, expresando su intención de convertirse en un «Monarca constitucional en un país democrático». Y en este sentido el editorial señala que debe actuar rápido. Pese a las dificultades obvias del momento, el Rey —continúa «The Economist» no va a tener más autoridad ni unas condiciones más favorables de las que tiene ahora para introducir una profunda democratización en España.

La introducción de un cambio gradual sería peligroso —sigue opinando «Economist»— por cuanto aumentaría el resentimiento de los conservadores, al tiempo que continuaría la impaciencia de los grupos de la oposición.

En este sentido, el periódico pone como ejemplo que se debe evitar lo que sucedió con las lentas reformas de Caetano en un Portugal que salía de cuarenta años de sálazarismo.

En otro articulo, el «Economist» recoge la favorable disposición de los «nueve» de la Comunidad Europea, demostrando su simpatía al joven Monarca español.

 

< Volver