El Rey recibió en Barajas a las altas delegaciones extranjeras     
 
 Informaciones.    27/11/1975.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

EL REY RECIBIÓ EN BARAJAS A US ALTAS DELEGACIONES EXTRANJERAS

MADRID, 27. (INFORMACIONES.)

EL Rey acudió ayer al aeropuerto de Barajas para recibir a las altas personalidades extranjeras — duqne de Edimburgo, Presidentes de Francia y la R.-F. de Alemania— que hoy han acudido a los actos y ceremonias de su entronización.

A las 19,05 de ayer aterrizó en Barajas un bimotor de la Casa Real británica, a bordo del cual viajaba el duque de Edimburgo, esposo de la Reina, que,, al pie de la escalerilla del avión, fue recibido por el Rey de España. El público congregado en las terrazas del aeropuerto aplaudió al Rey, aclamándole con vivas. Las dos egregias personalidades se dirigieron al salón de autoridades del aeropuerto, donde departieron amigablemente durante anos minutos, y a continuación salieron juntos hacia Madrid.

El duque, sonreía y saludaba con simpatía a las aclamaciones. Vestía traje azul oscuro, camisa de corte moderno, blanca y con rayas azulee, y corbata roja, y abrigo azul marino.

LLEGA GISCARD

A primeras horas de esta madrugada llegó el Presidente de la República Francesa, señor Giscard d´Estaing.

El Rey acudió también a recibir ¿1 Presidente francés hasta la misma escalerilla del avión oficial, acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, señor Cortina Mauri y personal de su Gasa Real, mientras los centenares de personas que llenaban las terrazas del aeropuerto le aclamaban.

El Rey de España y el Presidente de la República Francesa tuvieron que realizar lentamente el trayecto que separaba el avión del salón de autoridades del aeropuerto madrileño, a consecuencia de] gran número de periodistas gráficos y literarios.

La expectación despertada por la llegada del Presidente francés —el primero que visita España desde 1914— superó las medidas de seguridad adoptadas en el aeropuerto. La nube de fotógrafos y cámaras de televisión desbordó a las fuerzas de seguridad que protegían al Rey y a Giscard. quienes se vieron en la obligación de tener que forzar el paso con sus propios codos y poder llegar hasta el automóvil que esperaba a la puerta al Presidente francés, y en el que éste se trasladó hasta la residencia del embajador de su país, donde pasó la noche.

Durante el forcejeo, entre las fuerzas del orden y los periodistas —sobre todo los franceses—, se rompió una de las cristaleras que separan la sala de autoridades de la calzada de salida del aeropuerto. Más tarde, las fuerzas del orden procedieron a la detención de Jaques Seguy, uno de los enviados especiales del segundo canal de la Televisión francesa. Al darse cuenta ios periodistas franceses se produjeron nuevos incidentes entre los colegas del país vecino y las fuerzas del orden.

Una vez disuelto el numeroso grupo de periodistas que se éncontraba en el aeropuerto de Barajas, los enviados especiales de los distintos medios informativos franceses se pusieron en contacto con la Embajada para que ésta reclamase por vía diplomática la libertad de su compañero, amenazando con que si.ésta no se efectuaba no transmitirían ninguna información sobre el acto de hoy.

El Presidente Giscard, quien desayunó esta mañana con el Rey en el palacio de La Zarzuela. Intercedió para que el señor Seguy (que fue trasladado anoche desde el aeropuerto a la Dirección General de Seguridad) fuera puesto en libertad. Esta mañana, a las nueve, el periodista francés quedó en libertad.

EL SEÑOR SCHEEL

Minutos antes de la una de la madrugada de hoy llegó el Presidente de la República Federal Alemana, señor Walter Scheel, a quien acompañaba el vicecanciller y ministro de Asuntos Exteriores, señor Hans Dietrich Genscher.

Al pie de la escalerilla del avión fueron recibidos, como en casos anteriores, por el Rey y el ministro de Asuntos Exteriores español.

Después fueron hasta el salón de autoridades del aeropuerto madrileño, constantemente fotografiados por los casi cien reporteros gráficos presentes en el lugar. El Rey acompañó al señor Scheel y séquito hasta el automóvil en el que se trasladaron a Madrid.

HEREDERO DE MARRUECOS

A tes 9,35 de la noche llegó el príncipe Moulay Mohamed (doce años), hijo del Rey Hassan II de Marruecos y heredero del Trono del vecino país, quien fue recibido al pie del avión por don Gonzalo de Borbón, hermano del duque de Cádiz. Previamente el embajador marroquí en Madrid saludó en el aparato al heredero alauita.

Acompañan al pequeño principe Moulay Mohamed ei ministro de la Casa Real y Jefe de protocolo y el general jefe de la Guardia Real.

OTRAS PERSONALIDADES

Por La tarde, don Juan Carlos I acudió Igualmente al aeropuerto de Barajas para recibir y atender al Presidente de Irlanda y heredero del Gran Ducado de Luxemburgo.

A las tres y cuarto de la tarde, procedente de la zona militar del aeropuerto de Madrid, donde momentos antes había aterrizado su helicóptero, entró en el salón de autoridades el Rey Juan Carlos I de España. Acababa de aterrizar el avión en el que viajaba el príncipe heredero de Luxemburgo, quien fue recibido por el príncipe de Borbón y Dos Sicilias, duque de Calabria.

 

< Volver