Cruce de telegramas entre el Papa y el Rey     
 
 Informaciones.    27/11/1975.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Cruce de telegramas entre el Papa y el Rey

MADRID, 27. (INFORMACIONES.)

4 SEGURAMOS nuestra súplica constante al Señor, especialmente en este Año Santo de la Renovación y ta, Reconciliación, para que El proteja los -destinos de España y le conceda, asi como a Vuestra Alteza, la abundancia de sus bendicianes», dice el Papa Pablo VI «n un telegrama enviado al todavía Principe Juan Carlos con motivo de sn jura y proclamación como Rey de España, el pasado día "22, y que ahora ha sido hecho público.

Este telegrama del Romano Pontífice era respuesta de otro enviado por el Príncipe de España, en eJ que se decía:

.Santísimo Padre: Sn esta hora trascendental para la historia de España, a cuyo servicio consagro mi vida,, mi pensamiento y mi corazón rinden homenaje de filial devoción al Vicario de Cristo.

Con la ayuda de Dios me propongo gallar resueltamente a mi pueblo por las sendas de la justicia v de la paz. y para el mayor acierto en esta nobilísima empresa, ruego, devota y confiadamente, las fervientes oraciones de Vuestra Santidad al Espíritu Santo, a fin de que me asista en el empeño con su luz y fortaleza.

Al haceros partícipe de estos sentimientos me complazco en reiterar, Santísimo Padre, mi firme adhesión a la cátedra de Pedro, y os pido para mí y para la nación española la bendición apostólica. De Vuestra Santidad, devotísimo hijo, Juan Carlos, Príncipe de España »

El Santo Padre contestó con el siguiente mensaje:

«Alteza: Hemos recibido e! mensaje con el que Vuestra Alteza ha querido manifestarnos su filial devoción y adhesión en vísperas de asumir sus muchas responsabilidades.

Queremos expresar nuestro sincero agradecimiento por este delicado gesto, a la vez que formulamos los mejores deseos para la misión de Vuestra Alteza, confiando en que ésta pueda desarrollarse en un duna de paz y de Justicia y pueda así contribuir al progreso de España en la concordia entre todos sus hijos.

Por esas intenciones aseguramos también nuestra súplica constante al Señor, especialmente en este Año Santo de la Renovación y la Reconciliación, para que El proteja los destinos de España y le conceda, así como a Vuestra Alteza, la abundancia de sus bendiciones. Paulus, PP. VI.»

 

< Volver