Total apoyo norteamericano a Don Juan Carlos  :   
 El presidente Ford manifiesta su tristeza por la muerte de Franco. 
    Páginas: 1. Párrafos: 10. 

TOTAL APOYO NORTEAMERICANO A DON JUAN CARLOS

El presidente Ford manifiesta su tristeza por la muerte de Franco

Washington, 20. (Efe.) Juan Carlos de Borbón cuenta desde hoy con el inmediato apoyo del Gobierno de los Estados Unidos, que por medio del secretario de Estado le ha ofrecido su «colaboración» y «simpatía».

Henry Kissinger ha sido uno de los primeros en asegurar públicamente al futuro Soberano español la favorable disposición de su Gobierno ante el cambio de poderes provocado por la muerte del General Franco.

Fuentes bien informadas de Washington aseguraron que esta «colaboración norteamericana tendría como principal objetivo lograr que España entre como miembro de pleno derecho, con carácter inmediato, en la Organización del Atlántico Norte (O. T. A. N.).

La presencia de España en la O. T. A. N. coincidiría, según las mismas fuentes, con la firma de los nuevos acuerdos de cooperación y defensa entre Estados Unidos y España, a punto de ser concluidos después de más de un año de negociaciones.

El respaldo de Washington a Juan Carlos promoverá también el ingreso de España en el Mercado Común Europeo. Aquí se opina que al incorporarse a la Comunidad de los «Nueve», las instituciones políticas españolas recibirán una nueva garantía de equilibrio.

Juan Carlos, que goza en Estados Unidos de gran popularidad desde que visitó oficialmente Wasthington con su esposa, Sofía, en 1971, es considerado en los medios oficiales norteamericanos como un gobernante de gran preparación, que cuenta, además, con dotes poco comunes de paciencia y moderación, cualidades que caracterizan a los estadistas influyentes.

Los norteamericanos pudieron comprobar las cualidades personales de Juan Carlos durante los días de intensa actividad que pasó en Washington por invitación del entonces presidente Richard Nixon, que le recibió en la Casa Blanca con honores propios de un jefe de Estado.

Su conocimiento del inglés y su facilidad de expresión le permitieron dialogar tan directamente con sus interlocutores, en ambas Cámaras del Congreso y en el Ejecutivo del Gobierno, sobre los problemas de España, que al despedirse de Estados Unidos Juan Carlos se había ganado la adjuración de hasta los más acérrimos críticos de los acuerdos de cooperación con España.

 

< Volver