Autor: Rivero, José I.. 
 ABC en Washington. 
 El público norteamericano, interesado por lo que ocurre en Madrid, minuto a minuto  :   
 Raras veces la Prensa de Estados Unidos ha didicado tanto espacio a la muerte de un Jefe de Estado extranjero. 
 ABC.    23/11/1975.  Página: 58. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. DOMINGO 23 DE NOVIEMBRE DE 1975 PAG. 58.

ECOS EN EL MUNDO

ABC EN WASHINGTON

EL PUBLICO NORTEAMERICANO, INTERESADO POR LO QUE OCURRE EN MADRID, MINUTO A MINUTO

Raras veces la Prensa de Estados Unidos ha dedicado tanto espocic a la muerte de un jefe de Estado extranjero

Washington. 22. (Crónica de nuestro corresponsal.) No pecamos de exagerados al afirmar que raras veces la Prensa norteamericana ha dedicado con motivo de la muerte de un Jefe de Estado extranjero la cantidad de espacio en sus páginas que destinaron ahora a cubrir la noticia del fallecimiento del Generalísimo Francisco Franco Bahamonde

Todo el personal de los departamentos editoriales de periódicos v estaciones de televisión se movilizó en una competencia para ofrecer hasta los más Insignificantes pormenores de la vida de Franco, desde su nacimiento hasta aue asumió el liderazgo del Movimiento nacionalista, pasando luego a los detalles más sobresalientes de la guerra civil, entrando finalmente en e] largo capítulo de su Gobierno de España, en el que llevó a la nación a ocupar un lugar de extraordinaria importancia en el conglomerado mundial

EL TESTAMENTO POLÍTICO

Se destacó de manera especial el testamento político de Franco, haciendo una llamada a la unidad nacional y se comentó muy favorablemente que ante la proximidad de su muerte su pensamiento estuviera guiado por el principio altamente cristiano >jue siguió toda su vida... y perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores..

Los comentarios y los editoriales no han estado inspirados por una piedad convencional; han tenido la objetividad que en cada caso haya permitido el sentir político del redactor, pero en cada uno de ellos se puso de relieve un hecho innegable: que el Generalísimo Franco logró conquistar para sí y para España el respeto de los gobernantes del mundo contemporáneo.

Claro que junto al obituario, los datos históricos, las fotografías de archivos y la cronología de la vida de Franco, ha habido algo más que se puede describir como un gran signo de interrogación.

Para los norteamericanos, España, en todo sentido tiene una grandísima importancia. Y les inquieta el futuro político de la nación. El secretario de Estado. Henry Kissinger cuando fue Interrogado reflejó esa preocupación, no tanto por lo que a España se refiere, sino por lo que pueda representar para Estados Unidos, al decir que confía en que Don Juan Carlos y su Gobierno puedan lograr el olima necesario para permitir que España tenga una mayor participación dentro del Mercado Común europeo y especialmente dentro de la alianza del Atlántico

LAS BASES

Señaló igualmente la posibilidad de que ahora se revisen las condiciones del convenio sobre las bases norteamericanas en España, aunque no indicó la dirección que podría tomar esa revisión.

El fantasma de la situación política en Portugal, dada la proximidad a España, es otro de los factores que contribuyen a la preocupación de algunos analistas, especialmente ahora que unos cuantos de los ancianos extremistas españoles desde el extranjero han desenfundado enmohecidos sables para llamar a la agitación.

Sin embargo, como para tranquilizar a los más inquietos, en un programa de televisión en cadena a todos los Estados Unidos, el ex corresponsal de «The New York Times», en Madrid, Benjamín Welles,

na necnt ar>.a exposicion clarísima de la situación española- «Lo? que añoran la España ae los primeros años áf la década del 30 olvidan ojie aquéi era un país eminentemente agrícola v pobre Hoy marcha entre !as principales naciones industrializadas riel mundo Eso se logró a base de esfuerzo v ccn ese ´.ogro se cree una nueva mentalidad española Cada hombre, cada mujer er> España, participó en ese esfuerzo y eso es cosa oropia Cada español mejoró su vida v no ha\ quien no tenga un interés en un coche e-r un apartamento, en una casa, en un comercio en una finca, en una industria Ha.y una generación io-ven que sabe que tiene un futuro sólido Y eso no se Ib pueden arrebatar las exiguas minorías extremistas Algunos que han sido Eolíticos por su larga dedicación al trabajo v a1 mejoramiento de sus vidas y de España, tendrán que aprender ahora el arte de IE política una política de serenidad y equilibrio Para que nadie le arrebate le que coi mucho sacrificio conquistaron»

GRAN INTERÉS POPULAR

Mientras la Prensa continúa con toda su atención enfocada sobre España y el público norteamericano´ sigue interesado en todos los detalles de lo que ocurre en Madrid minuto a minuto, la Embajada española an esta capital se ha visto virtualmente asediada por gente de todas las clases sociales, por legisladores funcionarios oficiales, figuras del mundo social y diplomáticos acreditados ante la Organización de Estados Americanos y ante el Gobierno le Estados Unidos que han ido a testimoniar su condolencia, oficial v personal. pui la muerte de Franco.

Cada uno. pacientemente, tomó su turno para redactar unas frases y firmar e libro de pésame que abrió la Embajada. Y entre ellos —lo anotamos simplemente como da´«o curioso— estaban los embajadores de Mauritania y de Marruecos

Alguien dejó una tarieta de visita con una breve nota: «No pude aprender a quererlo, pero i cuánta admiración y respeto sentí por el Caudillo! Descanse eif paz».—JOSE I. RIVÉRO

 

< Volver