Autor: Urbano, Pilar. 
 La primeras horas de la Regencia, minuto a minuto. 
 Las Cortes, sede del Consejo de Regencia     
 
 ABC.    21/11/1975.  Página: 20-21. Páginas: 2. Párrafos: 29. 

LAS CORTES, SEDE DEL CONSEJO DE REGENCIA

CRÓNICA etv directo, minuto a minuto, desde eJ Palacio de las Cortes, sede del Poder de España desde el histórico momento de la muerte de Franco.

En las Cortes, a partir de las nueve horas de la mañana de ayer, día 20 de noviembre, quedó reunido el Consejo de Regencia que. por virtud de las disposiciones constitucionales ha asumido automáticamente la Jefatura del Estado, en nombre de Su Alteza Real el Príncipe de España, y la ostentará hasta las doce y media del sábado 22, cuando se haya procedido a la Jura del Rey. 7,00. Él portero mayor de las Cortes, conocedor de la noticia, abre las puertas vistiendo el uniforme de gala. 7,50. Llega el presidente de las Cortes, don Alejandro Rodríguez de Valcárcel, miembro del Consejo de Regencia. Se dirige a su despacho. Le saluda el vicepresidente segundo de las Cortes, don Carlos Mendoza. 8,03. TIr. camarero de «Chicote» —que sirve el bar de las Cortes -—entra en el despacho del presidente llevando un servicio de café,

8,05. Llega, por la calle Fernanflor, don Enrique de la Mata Gorostizaga, secretario del Consejo del Reino. Casi simultáneamente entra don Servando Victorio, presidente del Tribunal de Cuentas.

8,33. Acompañado de su secretario particular, sacerdote, entra el arzobispo de Zaragoza, monseñor Cantero Cuadrado, miembro del Consejo de Regencia. Pasa al despacho del presidente.

8,40. De su coche oficial desciende el ministro Gutiérrez Cano.

8,56. Acompañado del teniente coronel don Claudio de la Cuesta, entra en las Cortes el teniente general del Ejército del Aire, Salas Larnazábal, con lo que, físicamente y a partir de este momento, queda reunido el Consejo de Regencia.

9,16, Electricistas y carpinteros empiezan a desmontar en el salón de los plenos ja tribuna donde se asienta el pupitre de oradores y la mesa de las Cortes. Amplían el estrado para emplazar el faldisterio y la mesa de la Jura, y los asentes destinados a la Familia Real: Don Juan Carlos, Doña Sofía, Don Felipe, Doña Elena y Doña Cristina. También en ese mismo estrado se han de ubicar los tres asientes para e! Consejo de Regencia, y habilitar espacio para que estén allí presentes los miembros de las Casas Civil y Militar de Su Alteza Real el Principe de España.

Con afanoso ritmo, otros obreros levantan un entarimado en el centro del hemiciclo, allí se aposentará el Consejo del Reino. En estos momentos aun se duda sobre la oportunidad de mantener en su sitio, o no, las dos filas dé butacas que, tapizadas en piel azul-prusía, constituyen el llamado «banco azul» del Gobierno.

El secretario de las Cortes. Puig Maestro Amado, observa y dirige la operación.

9,15, Vestido de negro y con camisa azul-mahón, llega el conde úe Mayalde,

vicepresidente primero de las Cortes, que después irá al acto funeral del Valle de los Caídos.

9,35. Un ujier entra en el despacho donde está reunido el Consejo, llevando un televisor portátil y otro accesorio que parece ser uix magnetófono cassette. Los tres consejeros televerán el discurso de Arias Navarro sin salir de ese despacho.

9,50. Se enciende el receptor de televisión que desde hace días se había instalado en una de las salas amplias de la planta baja del Palacio. Carta de ajuste.

Los carpinteros han recibido orden de dejar en su lugar el «banco azul». Otros obreros se disponen a arriar el repostero deJ fondo que ostenta el escudo de España. Ha de ser sustituido, para el acto del Juramento, por otro que muestra el emblema de la Monarquía Española.

La tribuna alta que circunda el ihemiciclo, y que se destina a espectadores y Prensa, será ocupada en SO de sus 170 puestos, por Misiones diplomáticas. Al parecer, el Ministerio de Asuntos Exteriores solicitó la totalidad de ese aforo. La Casa Real no -invita al acto del Juramento, pero sí al tedeum, que en solemne ceremonial se entonará seguidamente en la iglesia de San Jerónimo el Real.

Para el «ció ptenario de la Jura del Rey se exige a tos procuradores y demás asistentes vistan chaqué y corbata negra. Naturalmente, sin condecoración: luto quita galareza el protocolo.

19,55. tín ´funcionarlo de las Cortes sobe hada la {danta donde se redacta el Boletín, llevando unos folios . mecanografiados Se esta preparando el Boletín extraordinario, dedicado a la muerte del Generalismo Se editara aún otro con. la convocatoria del Pleno para la Jura, atribución ésta de rigurosa competencia del Consejo de Regencia.

10,00. En 1* pantalla del televisor «parece, sotarla, la imagen y emocionado el gesto, del presidente del Gobierno: «españoles, Franco na muerto...» Se toan reunido en torno al receptor procuradores, vicepresidentes y secretarios de la Mesa, algunos miembros del Consejo del Reino, funcionarios, mujeres, chóferes, mujeres de la limpieza, algún motorista y varios periodistas. Hay una fuerte emoción.

que al hilo de las entrecortedas frases del ¡presidente Arlas se va exteriorizando. Saca su pañuelo un redactor de «Pueblo», ir llora también Feliciano, ujier de la «casa». Arias esta diciendo en estos momentos: «Es la boca del dolor y de la tristezas Han cesado tos martillazos que en la sala contigua daban tos carpinteros.

Se ponen todos en pie —un todas variopinto, diverso y unánime, con un dolor trascendental-— cuando suena. triste ¡y lento, el himno nacional, evocador de tantas glorías. En te pantalla parece congelado para siempre el Víctor blanco sobre negro. Un capítulo histórico queda jalonado con. tato. Se llora sin recato.

Se piensa sin miedos. Se reza sin palabras.

ZAS tres miembros del Consejo ban escuchado también ese mensaje postumo de Franco.

10,17. Un camarero entra en. Presidencia, llevando varios servicios de café y agua mineral.

10,20 Han negado, entre otros. García Valdecasas y Gascía-Ramal. Hay una sorda y triste animacion de procuradores. Se forman granitos en pasillos y salas. Se batata a media >voz. En -los bolsillos asoman tes letras «de catástrofe» con la noticia dada por te periódicos vendidas al afea.

10,30 Salen bada el Valle de tos Caidos tres de los procuradores que integran la Mesa: conde de Mayalde, Tomás Ramojaro y Rafael Arteaga. Por el Consejo del Reino asistirán otras «res: Miguel Primo de Rivera, Manuel Hernandez Sanches y Luis Alvarez Molina.

11,10. Los tres consejeros de ¡Regencia suben * tes despachos del Consejo del Remo, donde permanecen unos minutos

11,35 Rodriguez de Valcárcel, Cantero Cuadrado y Salas Larrazabal, salen, sucesiva, e independientemente, bada El Pardo para asistir a la misa «corpare insepulto» por el alma de Francisco Franco.

13¿fc Regresa, solo, el presidente Rodríguez de Valcarcel y entra en su despacho.

Pilar URBANO

 

< Volver