Durante toda la semana prosiguió la atención de los Españoles a la enfermedad de Franco     
 
 Blanco y Negro.     Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Durante toda la semana prosiguió la atención de los españoles a la enfermedad de Franco

AL cierre de este pliego del presente número de ByN, el Generalísimo Franco continúa en estado crítico en la Clínica de La Paz, tras la tercera operación de su largo proceso patológico. Después de la tercera operación, y a pesar de los tranquilizadores partes clínicos que hablaban de un estacionamiento, Ios médicos veían que el fin vendría por una infección generalizada o por una hemorragia incoercible. Para tratar de paliar esto, se le ha practicado la hipotermia, método que se aplica frecuentemente en Medicina para ciertas operaciones y que consiste en bajar al paciente la temperatura unos grados. Franco ha estado varios días a la temperatura de 33 y 34 grados, con io que ia hemorragia de algún modo podría paliarse.

El viernes por la noche, a las 11,30, León Herrera decía a los periodistas en tono tranquilizador que la situación del choque endotó-xico se había superado en la intervención quirúrgica, y el postoperatorio transcurría sin alteraciones. Desde la noche del viernes a la madrugada del lunes al martes no hubo ninguna noticia de interés en la enfermedad, pero esa madrugada Franco empezó a sangrar de nuevo.

ESTADO CRITICO

Durante toda la madrugada y la mañana del martes, el equipo médico trató de detener la hemorragia a base de transfusiones. Parece ser que 3 estas alturas .Franco ha recibido más de 50 litros de sangre, pero nadie piensa en una cuarta operación. Tiene cuatro sondas colocadas (nasal, bucal, rectal y uretral) y se mantiene en hipotermia y estado de «shock». La medicación de sedantes se ha hecho absolutamente inevitable, aunque el control médico es riguroso en este sentido.

De los 32 médicos que componen e! equipo médico habitual, la mayoría de ellos sólo son asesores en un momento determinado del curso de la enfermedad, y son doce, aproximadamente, los que de un modo u otro permanecen las veinticuatro horas del día en la primera planta de La Paz. Doña Carmen Polo de Franco realiza visitas controladas a la habitación de su esposo de tres minutos, y el acceso a la primera planta, no ya a la habitación de Franco, ha quedado restringido a los miembros de ia familia, al Presidente del Gobierno y a los Príncipes.

El laconismo de los partes médicos, únicos documentos oficiales con que cuenta el país para seguir la información de Franco, sigue siendo a estas alturas, cuando ya se ha cumplido un mes de la enfermedad, tema de gran extrañeza. La oscuridad de los términos, no ya sólo para el ciudadano medio, sino incluso a veces para la ciase médica, que los considera ambiguos, ha sido resaltada por toda la Prensa extranjera, y en Inglaterra se ha llevado a cabo un debate televisivo sobre la trombosis mesentérica.

 

< Volver