Autor: Ors, Emilia. 
 Luis Sánchez Agesta. 
 La Monarquía, al servicio del pueblo     
 
 Informaciones.    22/11/1975.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Luis Sánchez Agesta:

"LA MONARQUÍA,

al servicio del pueblo"

—¿Cómo ve usted la situación de España tras la muerte de Franco?

—Toda España está, hoy conmovida. Bu larga agonía y laa lineas nobles y escuetas del testamento, que leyó con voz emocionada el presidente del Gobierno, na» puesto una profunda nota de emoción al finad de una etapa histórica. SI pregunta usted por la situación política, le diré que los españolea unen a esa emoción personal la toma de conciencia. ~vdé un hecho que «e presenta ahora con todos sus riesgos: son ellos quienes bajo la Monarquía de don Juan Carlos tienen que participar en la historia de España y decidir las opciones de nuestra política

—¿Evolucionará nuestro sistema {lacla «na Monarquía donde d Rey reina, itero no gobierna», «, por el contrario, cree que se mantendrá el actual estado constitucional?

—La expresión «el Rey reina., pero no gobierna., no es una expresión válida ni para la función de un Presidente en un régimen republicano. Reinar es, desde luego, algo más importante y mas persistente que gobernar. La medida en que el Rey debe influir en eJ Gobierno dependerá de las circunstancias. Un Rey debe quedar ai margen del desgaste cotidiano de una acción de Gobierno, pero tiene que estar presente en las decisiones que hacen historia. Esa es una de las grandes virtudes de la Institución: constituir una reserva de autoridad, coi) una visión profunda de los interese* de la nadan al servicio del pueblo.

—Si hubiera que elegir par» España nn determinado sistema politico monárquico como modelo de I» evolución, ¿qué modelos europeo* escogería usted?

—Entiendo que pone usted et acento en la palabra «evolución..

Porque, en efecto, todos los regímenes monárquicos europeos son consecuencia, de una evolución que a veces ha durado siglos. La Monarquía europea ha evolucionado y se ha consolidado del brazo de fórmulas de representación, y es» labor de ajuste progresivo es la que tiene que hacer la Monarquía española. Naturalmente en plazos mucho más breves, pero que no debemos tampoco atropellar.

—¿QH¿ reformas constitucionales son, según so criterio, las mas necesarias y a la vez factibles?

—Creo que lo más factible y necesario es aplicar a la elección de las próximas Cortes el mismo sistema de sufragio que va a aplicarse para la elección de los Municipios. Es una condición, diría que elemental, de coherencia política y por lo demás es un principio y una norma que acaban de aprobar las mismas Cortes actuales y que parece lógico aplicar a su renovación.

—¿Qué elementos de la actual situación le hacen ser pesimista y cuáles • optimista?

—Me preocupa que este trance haya acaecido en circunstancias tan dedicadas desde el punto de vista económico. Pero soy optimista porque conozco la discreción del Principe que va a ser Rey, porque creo que hay una gran voluntad de paz en los españoles y porque estoy •seguro de que la mayor parte de los paises occidentales se dan cuenta de que en la Península Ibérica se está jugando la seguridad de Occidente.

—¿A qué ritmo cree que podrán desarrollarse los cambios políticos?

—Ai que sea necesario y prudente. Pero antes habrá que ver, con un llamamiento mas amplio dea que se hizo con -el Estatuto de Asociaciones Políticas, cómo responden tos españoles en la elección de las próximas Cortes.

DON Juan Carlos de Borbón ya es Rey de España. El país comienza una nueva etapa que tiene como objetivo conseguir una estabilidad democrática. Paja hablar de este futuro vienen de nuevo a estas páginas de INFORMACIONES POLÍTICAS don Luis Sánchez Agesta y don Alberto Martín Artajo. Luis Sánchez Agesta, catedrático de Derecho Político de la Universidad Complutense de Madrid, es uno de los más prestigiosos constítucionalistas de nuestro país, que alterna los textos de Derecho Político con sus propias experiencias en la vida pública, lo que le hace ser un experto en la materia. Alberto Martín Artajo ha dedicado su vida a la actividad pública, primero como ministro de Asuntos Exteriores y luego como secretario del Consejo de Estado. Ambos afirman que deben realizarse reformas y coinciden en que una de las más necesarias y urgentes es la de las Cortes, con unas elecciones que amplíen hasta el máximo la base de representación.

22 (Le noviembre de 1975

Por Emilia ORS

 

< Volver