Autor: Ruiz Gallardón, José María. 
   Notas varias     
 
 ABC.    24/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. JUEVES 24 DE FEBRERO DE 1977.

APUNTE POLÍTICO

Notas varias

Por José María RUIZ GALLARDON

Hoy es un día de muy diversos e importantes acontecimientos, cada uno de los cuales merecería un

comentario propio. Resumidamente son éstos.

1. Por fin el Gobierno dio a conocer su proyecto de medidas económicas. La nota facilitada a la Prensa es

más un señalamiento de objetivos que de fijación de medios. Estos habrán de concretarse en las próximas,

y ya anunciadas, disposiciones. Porque lo fácil, y en lo que todos estamos de acuerdo, es en que hay que

frenar la inflación, contener la escala de precios, reducir el paro, fomentar la inversión, etc. Lo difícil es el

cómo. Y, en gran medida, ese cómo está aún por ver. Esperemos. Pero que sea por poco tiempo.

2. Merecen, sin embargo, destacarse, en materia de política fiscal, los acuerdos en orden a «tipificar

penalmente las infracciones tributarias que por su gravedad sean acreedoras a tal tratamiento». Ya

tenemos a la vista el delito fiscal. Atención en esta materia, que, en principio, exige regulación por ley y,

además, una muy pensada y ajustada tipificación. Con la libertad de las personas es peligroso jugar.

3. También es muy importante, en lo tocante a la política laboral, la «liberalización de la actual rigidez

legislativa en materia de despido colectivo, regulando la facultad de las empresas en la reestructuración

de sus plantillas», medida indispensable. Pero ¿cómo reaccionaran las centrales sindicales? Es de prever

una rotunda —y no justificada en su fundamento— oposición.

4. Ha sido muy importante el des mantenimiento del grupo —casi exclusivamente extranjero— de

presuntos terroristas, fabricantes de armas, detenidos en distintos puntos del territorio nacional. Como

siempre he sido partidario de la aplicación de la Ley por igual para todos, me sumo a la petición de que

también ahora se aplique. Sin condescendencias ni miramientos. Simplemente, con justicia.

5. Y la separación —prevista por muchos— de "U. D. C.» del «Centro Democrático». Lamentable es que

los personalismos incidan en temas políticos transpersonales. Lamentable, también, la injusta queja de

algunos sobre el trato que han recibido de este periódico. Que tiene su línea política independiente,

aunque no contradictoria, con la de los que en él colaboramos y que respondemos "personalmente" de

nuestros «personales» puntos de vista.

6. La documentación presentada por el «P. C.» ya ha llegado al Tribunal Supremo. Acompañada del

preceptivo informe de Gobernación. El «P. C.» tiene historia, y mucha de ella se encuentra en la

colección de sentencias de la Sala Segunda. Precedente indispensable. Porque los resultados de hechos

probados de esas mismas sentencias —que tienen fuerza de cosa juzgada— van a arrojar mucha luz sobre

la verdadera naturaleza, objetivos, métodos y procedimientos de esa agrupación, todavía no legal.

7. Y, por último, crece el interés ante la próxima publicación de la normativa electoral. Los partidos

trabajan para facilitar al Gobierno sus propios puntos de vista. Pero será el propio Gobierno quien decida.

Y habrá de hacerlo con criterios de racionalidad y con perfecta adecuación con lo establecido en la ley

para la Reforma Política. Pero eso no estará legitimado para hacer desaparecer, o minimizar, los famosos

«correctivos» del sistema de elección proporcional.

J. M. R. G.

 

< Volver