Autor: Garrido, María Luisa. 
   Se acaba Nuestros cerebros de fuera  :   
 Tras grandes problemas no se emitió el anunciado programa con Sánchez Albornoz. 
 Informaciones.    07/06/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

TELEVISIÓN

Por Marisa, GARRIDO

Se acaba «Nuestros cerebros de fuera»

TRAS GRANDES PROBLEMAS NO SE EMITIÓ EL ANUNCIADO PROGRAMA CON SANCHEZ ALBORNOZ

MADRID 7,—Nuestros cerebros de fueras es un espacio que el Segundo Programa ha

venido ofreciendo la noche de ios domingos desde hace cuatro meses, y que ahora

toca a su fin. Sólo dos programas quedan por emitir: el que se ofrecerá el

proximo domingo dia 15, y que es realmente el final de los «cerebros», y el

último, que se emitirá el domingo 29, una recopilación tíe todos 3» cada uno de

los programas que han pasado por el espacto. Se le dedicarán unos treinta

minutos a retasas de los programas emitidos, con las natas más sobresalientes

yue cada personaje señaló, y se dedicarán otros diez minutos a que el equipo que

hizo cada programa hable y cemente lo grite mas le llamó la atención de aquellos

hombres que, Siendo españoles, desempeñan sus trabajos fuera de nuestras

fronteras. Los redactores del equipo nos comentarán las costumbres que conservan

o las añoranzas que tienen o lo integradas que se encuentran en la sociedad en

que ahora viven.

Durante los cuatro meses que tuvo vida este programa que ha dirigido Francisco

Rioboo), muchos «cerebros de fuera» pasaron ante nuestra pantalla, pero uno de

loa anunciados no lo hizo. Las auténticas cuestiones que se lo impidieron las

ignoramos porque nadie nos las Efe confirmado; sí hemos logrado averiguar que

hubo grandes problemas. El «cerebro» en cuestion era Claudio Sanchez Albornoz.

Doce personajes fueron los qae, dos veces al mes» llegaron, baste nosotros a

través de la pequeña pantalla.

La serie comenzó con ua gran reportaje con Grande Cobián, y tras él once

personajes más. El número doce lo hará el bioquímico Santiago Grisasola,

«cerebro» propuesto para el premio Nobel y

que trabaja en la Universidad de Kansas. Para llevar adelante el reportaje, un

equipo formado por el redactor Rafael Díaz Arias, el realizador Ramón Ríos y los

fumadores Antonio Escamilla y Pedro Pellicer, se ha desplazado una vea más a los

Estados Unidos, Sobre este programa ao podemos hablar, porque no ha sido

emitido; respecto a los que ya lo íueron y hemos viste a to Jargo óe estos

cuatro meses, sólo podemos tener elogios (cosa rara, pensarán algunas personas

de Prado del Rey al verlo escrito en estas páginas), pero jamás hemos negado la

evidencia de Jos hechos, ni hemos querido quitar méritos cuando éstos han sido

auténticos.

El programa y la misión que se fijo teste equipo fue difícil y comprometido. Se

trataba de hacer llegar hasta nosotros las ideas, las formas >fe vida y los

pensamientos de hombres m»y ilustres españoles que llevaban muchos años fuera de

su patria y que la mayoría de ellos no volvería a trabajar aquí. Vendrían, eso

sí, en los viajes familiares y turísticos que suelen hacer alguna vez al año. Su

vida y su trabajo está a muchos kilómetros del suelo que los vio hacer y es

tarde ya para recuperarles.

Por eso ha tenido más valor este programa, que no sería ninguna tontería —ahora

que se está tan escasos de programas— pasarlo de nuevo por el Primer Programa y

que lo pudiera ver el mayor número de telespectadores.

Y que lo vieran en razón de quienes son los protagonistas, en razón de una gran

realización; en razón de un buen guión y una magnifica fotografía, sonido e

imagen. Ks decir, en razón de que han sido unas muy buenos programas.

Ahora termina la serie, y otro día les hablaremos de lo que este equipo —que

dirige Francisco Rioboo— prepara para los tres meses de verano. Como adelanto,

vaya el que se traíala de unos programas que bajo el título general de «Vísperas

de la Olimpíada», hablará de los deportes olímpicos.

 

< Volver