En el ciclo de la Fundación Juan March. 
 Juan Benet: O la cultura se critica permanentemente o se deja de lado     
 
 Informaciones.    07/06/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EN EL CICLO DE LA FUNDACIÓN MARCH

Juan Benet: O la cultura se critica permanentemente o se deja de lado»

MADRID, 7. (INFORMACIONES.)—«La posición del escritor no parte de ninguna

comprensión de sí mismo y de manera, tácita suministra, juicios que no llegan al

lector. La autocrítica, es una función que no conduce a nada. En toda, obra

consciente la autocrítica está incluida en ella.» Con esta postura inició su

intervención el escritor Juan Benet e» el cíclo de novela española actual que se

celebra en la Fundación Juan March. El crítico Darío Villanueva habló sobre la

obra benetiana.

Después de ofrecen anos datos anecdóticos sobre su trayectoria profesional, la

charla improvisada de Juan Benet estuvo salpicada de juicios directos sofcre la

literatura: «Ante la moderna teoría de la obra abierta, yo no tenga más que

reservas y verdadera repulsión. No entiendo cómo un hombre puede dejar una obra

de arte para. que la función del lector la complete a su antojo. Sólo ana obra

absolutamente cerrada puede dar poder de sugestión. Una forma cerrada puede

permitir la existencia dentro de sus planos de un sólido que esté abierto. El

conocimiento del hombre es y será siempre ínsuficiente; más allá se extiende la

sombra que es el azar, una categoría absoluta. Creo que existe el azar

absolutamente, la literatura no es más que el disimulado acomodo del hombre al

imperio del azar bajo la máscara del conocimiento.»

Benet admite no entender la función ascética de la literatura. «No he pretendido

nunca hacer grandes revoluciones con lo que be escrito.» (Y en voz baja: «lo he

pretendido, peno no lo he conseguido.») En cuanto a la capacidad critica de la

cultura: La cultura se puede y se debe criticar permanentemente a si misma. El

hecho de tener ídolos culturales es una contra d i e e i ó n. En el siglo XIX,

todos los escritores son ídolos detestables, excepto Bécquer y Rosalía.»

Anotamos una frase lapidaria: La cultura o se critica permanentemente o es mejor

dejarla de lado.

Ante el tópico juego de preguntas sobre influencias literarias y preferencias,

Benet respondía con cara de "niño bueno": «Si tengo alguna influencia se debe A

la lectura de los clásicos. Ante la avalancha de nuevos libros, prefiero leer a

Tácito.» El binomio gusto-interés es esencial para Benet. Lo difícil es que

coincidan. «Rulfo es el único autor hispanoamericano Que me gusta y me

interesa.)] «Me gusta García Marquez, pero no me interesa nada.» «Vargas Llosa

es nn escritor honesto y eso le resta interés.»

«Carpentier es un hombre con mucho talento, pero no sé sí lo distribuye bien.»

«Borges es un hombre muy educado.» «Onetti es tai hombre literariamente muy

triste.

El profesor Darío Villanueva caracteriza la obra de Juan Benet por su dificultad

y por su excepcionalidad, con una absoluta independencia de criterio sobre todo

2o literario. ((Benet no pide al lector que actúe como cocreador de su obra,

sino una actitud totalmente nueva y revolucionaria, una especie de entrega

incondicional o intuitiva al texto. Obra difícil y coherente la suya, y por ello

excepcional, obedece a unos presupuestos firmes aplicados con conciencia y

exactitud, de la que cabe esperar frutos nuevos.» Analizó los ejes tema-ticos de

la obra benetiana, situada en la «generación del medio siglo», mareada por la

guerra civil; el tema de la ruina, como decadencia colectiva, englobada en el

tema del tiempo, «materia recurrente de prospección estilística».

 

< Volver