Autor: ;Santos, Carlos. 
 Sus 106 diputados proceden de una decena de formaciones políticas distintas. 
 AP-PDP: El grupo mixto de la derecha     
 
 Diario 16.    15/11/1982.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

NACIONAL

15 noviembre-82/Diario 16

El grupo parlamentario que encabezará Manuel Fraga va a quitar la fama de cajón de sastre que,

tradicionalmente, tenía bien ganada el grupo mixto del Congreso de los Diputados. El trasvase de

miembros de UCD hacia la órbita de Alianza Popular, que al final de la anterior legislatura se produjo por

el sistema pertinaz del goteo, se ha convertido ahora en tromba.

Sus 106 diputados proceden de una docena de formaciones políticas distintas AP-PDP: El grupo mixto de

la derecha Francisco GIL y Carlos SANTOS Manuel Fraga, que hasta hace muy poco lideraba un escaso

grupo parlamentario de nueve miembros, será a partir de ahora un piloto de fórmula en el hemiciclo,

capitaneando la leal oposición al frente de una variada infantería de 106 diputados.

No le auguran un fácil trabajo para el que fuera teniente de la fiel Infantería en la plaza de Melilla,

convertido ahora en líder de una especie de grupo mixto heterogéneo.

El conservador Fraga pastoreará los votos de José Ramón Lasuén, antiguo líder de un partido que se

apellidaba socialdemócrata; los 16 hermanos democristianos .separados de UCD; los representantes de las

PYMES; los abanderados de esos microcosmos regionales que son el Partido Aragonés, la Unión del

Pueblo Navarro y la Unión Valenciana, además de todo él contingente ex ucedista, que no hace muchos

meses defendía la postura, la política y al Gobierno del centro.

Subgrupo

De todo este conglomerado de adherencias y constelaciones del sistema aliancista, el grupo más

importante es el aportado por Osear Alzaga y su Partido Demócrata Popular.

Es cierto ,que en los acuerdos previos a la jornada electoral del 28 de octubre entre Alianza Popular y el

PDP, se contempla el establecimiento dentro del grupo parlamentario de dos subgrupos con sendos

portavoces conducidos bajo la batuta de un único presidente que, sin género de dudas, será Manuel Fraga.

Pero, en seguida, salta la duda de lo que puede pasar a las primeras de cambio, cuando en el palacio de la

carrera de San Jerónimo se suscite un debate sobre el golpismo, el terrorismo, la modificación de la

Constitución u otros puntos en que no existe coincidencia de criterio entre los líderes de AP y los del

PDP.

Para obviar esta dificultad, se tiene previsto un reparto del tiempo en el uso de la palabra ante el .Pleno de

la Cámara, para cada uno de los dos subgrupos en el caso de discrepancias.

Como portavoz del subgrupo de Alianza Popular se da por seguro el nombre del ex ministro de

Franco y brillante parlamentario, de las antiguas Cortes, Femando Suárez González, vicepresidente y

hombre fuerte del partido, que se estrena como diputado.

Según fuentes aliancistas, Suárez es el único que puede sustituir a Fraga; aunque ideológicamente es un

hombre incrustado en la derecha conservadora, es bien aceptado, dicen, mientras aseguran que Jorge

Verstrynge no >la la talla necesaria con su imagen de «progre» y su juventud. Por el otro lado, es decir,

por el PDP, que hoy se reúne precisamente para decidir quién será el portavoz del subgrupo, se asegura

que el cargo recaerá en su líder, Osear Alzaga, un hombre jurídica y políticamente bien equipado, y

brillante parlamentario y dialéctico.

En medios del partido se pronosticaba que para evitar cualquier confrontación entre los subgrupos del

grupo parlamentario AP-PDP, previamente a los debates en la Cámara, los portavoces intentarán ponerse

de acuerdo y, en último extremo, se recurrirá al reparto proporcional del tiempo total concedido al grupo

para su intervención.

Críticos

No hay que olvidar en un resumen apresurado aludir a Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, que

acumula a su bagaje político e intelectual la experiencia de portavoz del grupo parlamentario de UCD en

el Congreso durante bastantes meses, justamente hasta poco antes de pasarse a los escaños de Alianza

Popular.

Hay entre los aliancistas quien tiene miedo «a lo que pueda hacer Herrero dentro del grupo», dicen

aludiendo a su protagonismo —junto a muchos de los que hoy mueven el PDP— en lo que, hace ahora

dos años, surgió como movimiento crítico en UCD, que agitó explosivamente este partido en su congreso

de Palma de Mallorca y al que se le atribuye un papel destacado en la caída de Adolfo Suárez de la

presidencia del Gobierno y del partido centrista, a finales de enero de 1981.

Sin embargo, se asegura dentro del partido que Manuel Fraga no es Suárez y no dejará que se repita la

misma suerte.

 

< Volver