Un Parlamento renovado     
 
 ABC.    18/11/1982.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Un Parlamento renovado

De un total de 350 diputados, sólo 148 repiten. Una renovación impresionante. Toda una clase

política desaparece del Congreso —con la desaparición de dos partidos políticos: el PCE y,

sobre todo, UCD—. Regresan otros, peregrinos desde el comienzo de la democracia, como

Fernando Suárez, Eduardo Tarragona, José María Ruiz Gallardón y Manuel Cantarero del

Castillo.

Un Parlamento más joven —cuarenta años de media en el PSOE y cuarenta y cinco en AP—.

Siguiendo el tópico: una dase política que ni hizo, ni vivió la guerra civil. Una clase política

mayoritariamente nacida en la década de los cuarenta, y que se formó en la Universidad en los

sesenta, las de las pugnas asamblearias contra el SEU, y las primeras movilizaciones iniciadas

en 1959. Una generación inscrita en los años del desarrollismo.

Un Parlamento precisamente muy universitario, copado por los «titulados superiores», y sin

prácticamente trabajadores —en su sentido sociológico, porque todos trabajan—. Los

abogados son abrumadoramente mayoritarios, más en AP que en el PSOE. En este último hay

que destacar su gran predicamento entre los «ensañantes». Abundan entre sus diputados los

profesores de, EGB y los de Instituto, aunque la relación se invierte en cuanto a profesores

universitarios y más entre los catedráticos.

Los socialistas tienen también cierta propensión a las carreras de letras, tipo Filosofía y Letras,

con presencia Químicas y Físicas. AP es, sin embargo, más proclive a la Economía y la

Medicina.

Un Parlamento en el que, de la mano de AP, se ha incrementado la representación

empresarial. Y un Parlamento menos femenino: diecisiete mujeres, ocho menos que en el

anterior.

 

< Volver