Enseñanza. Libertad de enseñanza para todos (2). 
 La socialización es posible respetando la iniciativa privada     
 
 Ya.    22/12/1976.  Página: 41. Páginas: 1. Párrafos: 42. 

22-XII-76

Pag. 41- ya

ENSEÑANZA

LIBERTAD DE ENSEÑANZA PARA TODOS (2)

la socialización es posible respetando la iniciativa -..privada

La escuela única es contraria a fa libertad ® La Administración debe potenciar todas las iniciativas • Para

educar en la libertad no puede prescindirse de la dimensión trascendente de la persona & Es

imprescindible que todas las escuelas tengan asociación de padres de alumnos © La "escuela neutra"

indica una posición ideológica determinada o induce a ella ® "Dentro del principio de libertad de

enseñanza, respetamos la opción de los padres que elijan centros con un proyecto educativo de escuela

neutra o de pluralismo ideológico"

Continuamos hoy la publicación de] texto integró dei documento "Libertad de enseñanza para todos":

33. El estatuto debe establecer las formas de participación en la vida de la escuela de todos los

estaméntos que componen la comunidad colegial. Las escuelas deben estan administradas en todos sus

aspectos por «nos órganos colegiados en los que estén representados el titular del centro, los padres, los

profesores y los alumnos. Una parte de sus funciones debe delegarse en los órganos personales de

gobierno y pedagógico que se establezcan

34. La participación de los componentes de la comunidad colegial en cada uno de los distintos

problemas que plantea la gestión de la escuela debe ser proporcionada a su responsabilidad.

35. La participación activa de todos los estamentos de la comunidad educativa en los métodos y

sistemas de formación de la escuela es necesaria para asegurar la planificación y control democrático,

pero debe ejercerse en el respeto objetivo a la conciencia personal del alumno y al proyecto

educativo que los padres han elegido para BUS hijos.

Los padres deben estar bien informados

36. Es Imprescindible que todas las escuelas tengan asociación de padres de familia y padres de alumnos

donde se establezcan las formas de conocimiento, de participación y de estímulo de los padres, así como

!as actividades de formación permanente que contribuyan al ´perfeccionamiento de BU función como

educadores. Estas asociaciones son el cauce natural para el cumplimiento de los deberes y

responsabilidades de los padres de los alumnos y para el ejercicio de los derechos qu« aquéllos

comportan.

37. No es correcto hablar de Implicación de los padres en el procesa´ general de la educación,

a través de Ja relación familia-escuela, si los padres no han sido previamente informados, documentados

y sensibilizados sobre sus derechos y obligaciones en tal sentido.

38. Es necesario, por medio de una cooperación recíproca, intensificar las relaciones entre la familia y

el centro docente, para conseguir la mayor unidad de criterios y el equilibrio en la orientación y

procedimientos educativos. Sin la existencia de esta conducta y acción recíproca, se corre el riesgo de que

el centro docente actúe con un carácter exclusivista y excluyente.

39. A la sociedad le corresponde también participar en la vida dé las escuelas, reflejando los cauces por

los que se hace visible, pero sin adulterar sus objetivos fundamentales con matices de proselitismo o de

adoctrinamiento Ideológico que van contra el pluralismo de la misma sociedad,

40. Cualquier condicionamiento por parte de quienes mediaticen o pretendan cambiar la linea educativa

de una escuela en contra de su estatuto vulnera e] principio de libertad de enseñanza.

LA "ESCUELA ÚNICA" ES CONTRARIA A LA LIBERTAD

41. Denunciamos la escuela única como contraria a la libertad de enseñanza, porque en la práctica

constituye una forma de imponer una ideología determinada e Incurre en un sistema de totalitarismo

escolar que lleva al pueblo a un sometimiento en materia de educación, incompatible con una sociedad

auténticamente democrática.

42. Advertimos además el peligro que encierra la llamada escuela neutra, pues indica una posición

ideológica determinada o induce a ella. Todo modelo de enseñanza proporciona de hecho un sentido

de la vida. No existe, por consiguiente, enseñanza neutra.

43. Rechazamos como opción única el pluralismo Ideológico dentro del centro educativo,

entendiendo como tal la libertad de cada profesor para impartir su propia ideología. Pretender justificar

esta fórmula alegando que facilitará a los alumnos de los niveles obligatorios elegir- la opción que

consideren más conveniente es pedagógicamente aberrante, ya que esta opción se forma críticamente

e partir de una concepción básica armónica que se estructura en el seno familiar y se consolida

conjuntamente y sin rupturas en la escuela y en el horizonte exigido por la convivencia ciudadana del

pueblo o de la región. No obstante, dentro del principio de libertad de enseñanza, respetamos la opción de

los padres que elijan para BUS hijos este tipo de experiencia educativa en centros cuyo proyecto

educativo esté basado en los criterios de la escuela neutra o del pluralismo ideológico.

Hay un lugar para la enseñanza no estatal

44. La enseñanza, como función social, es un servicio de interés general que puede ser ofrecido por

entidades estatales o no estatales que garanticen distintas opciones al pluralismo escolar. Esto supone el

reconocimiento del derecho de todas las personas físicas y jurídicas, tanto públicas como privadas, a la

creación y gestión de centros educativos.

45. La socialización de la enseñanza se puede hacer perfectamente compaginando la iniciativa estatal

con la de los promotores particulares que reúnan las condiciones necesarias; es imprescindible evitar e]

dualismo entre enseñanza estatal y no estatal, ya que ambas deben ofrecer Igualdad de condiciones al bien

común.

46. La Administración Pública debe potenciar todas las Iniciativas estatales o no estatales que

beneficien en Igualdad de oportunidades a. los destinatarios de la educación, uniendo esfuerzos para

conseguir que todos los niños españoles tengan escolarización adecuada.

47. A la Administración del Estado corresponde tutelar la efectiva: realización del derecho de todos los

ciudadanos a la educación, corregir desigualdades y discriminaciones, señalar las condiciones

generales en materia de enseñanza, controlar su calidad con el debido respeto a la autonomía de cada

escuela y promocionar la gestión de centros donde la necesidad educativa no hubiera sido

convenientemente cubierta .por la iniciativa de la sociedad.

48. La enseñanza no estatal está prestando un servicio reclamado ´por la sociedad española, y por tanto

no hay razón válida que impida destinar fondos públicos a su financiación. La distribución del

presupuesto para la enseñanza debe establecerse sin discriminaciones entre .la enseñanza estatal y la no

estatal, porque ambas prestan un mismo servicio de interés general y todos los alumnos son ciudadanos

con los misinos derechos.

FORMACIÓN EN EL SENTIDO TRASCENDENTE DE LA VIDA

49. Entendemos que en la educación en la libertad no puede prescindirse de la dimensión

trascendente de la persona, mediante la búsqueda creativa de la respuesta a las cuestiones

fundamentales de la existencia humana, teniendo en cuenta la insuficiente capacidad del niño y del

adolescente para un discernimiento crítico verdaderamente personal.

50. La formación religiosa, como parte de la educación integral, deberá programarse en todas las

escuelas estatales o no estatales donde reciban educación alumnos creyentes coordinando!a con el

resto de las materias, según una planificación coherente. Los alumnos cuyos padres manifiesten que no

desean formación religiosa para sus hijos recibirán una formación ética en las mismas condiciones en que

se imparta la religiosa.

51. Reconocemos el derecho de todas las confesiones religiosas a colaborar libremente en la formación

de los alumnos cuyos padres soliciten el tipo de educación concreto que ellas ofrecen.

52. La Administración Pública debe poner los medios necesarios para posibilitar el ejercicio de estos

derechos. El Estado tiene que reconocer las Justas exigencias de la sociedad a la que sirve, ayudando a

las escuelas a que eduquen en la búsqueda del sentido de la vida, en función precisamente de las

creencias de los alumnos.

53. Las escuelas en las que sus estatutos establezcan la formación religiosa como uno de los objetivos

fundamentales estarán facultadas para evitar por procedimientos legales que la enseñanza del resto de las

materias se Imparta sin el debido respeto a la creencia religiosa de los alumnos.

Igualdad de oportunidades

54. Cuando hablamos del derecho de los padres a elegir el tipo de educación que habrá de darse a

sus hijos lo hacemos desde unos presupuestos de justicia, invocando medios reales que posibiliten su

ejercicio a todos los padres d« familia españoles en igualdad de oportunidades, «sin discriminaciones

de ningún tipo y mediante una verdadera integración social.

55. Es imprescindible lúchar contra la desigualdad de oportunidades, evitando que la diferencia de

niveles económicos, sociales, culturales, religiosos o políticos de los padres Impida que sus hijos

realicen sus derechos a recibir una enseñanza de Idéntica calidad para todos.

56. Algunas familias, por su marginación social o cultural, que nosotros condenamos, no pueden

ser por más tiempo sujetos pasivos del proceso educativo o, cuanto más, meros sujetos casi

exclusivamente reivindicativos de cuestiones parciales y secundarias en la tarea educativa.

57. La responsabilidad de la educación hasta la edad de cuatro años es esencialmente competencia

de la familia. Sin embargo, teniendo en cuenta el Influjo decisivo de los primeros años de la vida en los

posteriores rendimientos humanos y sociales, debe hacerse posible, para quien lo solicite, el acceso

gratuito a las escuelas maternales y guarderías infantiles, especialmente en aquellas zonas donde se da

con más frecuencia el trabajo de la mujer.

58. Queremos el acceso de todos los que se hallan en edad escolar a los diversos niveles de la

enseñanza, sin ninguna clase de discriminación. Para eliminar todo tipo de clasismo se deberán fijar

unos criterios objetivos de selección de alumnos, válidos para todos los centros docentes.

59. La educación es un factor de movilidad social. Se trata de lograr una sociedad en la que, mediante

«na posibilidad de acceso Indiscriminada a la cultura, se prepare y facilite la Incorporación y promoción

profesional y social de todoe sus miembros. Propugnamos una enseñanza abierta a todas las clases

sociales, sin diferencias clasistas, como una primera fase de integración social de todos los ciudadanos

desde su edad escolar.

60. En los niveles obligatorios se tiene que llegar a la escolarización total de la población española. Pero

no debe confundirse el objetivo de la escolarización total con el ejercicio de un monopolio esta* tal en

relación con la enseñanza. Se trata de estimular y apoyar el concurso de todas aquellas entidades públicas

o privadas, e incluso de particulares, que deseen participar en la creación de nuevos puestos escolares.

61. El período de escolaridad obligatoria debe comprender desde los cuatro a los dieciséis años,

inclusive, en ciclo único, y abarcar las siguientes etapas: 1, prebásica, de cuatro y cinco años; 2, básica, de

seis a trece años; 3, posbásica, de catorce a dieciséis años.

62. En la etapa prebásica se debe atender especialmente a corregir las desigualdades de formación de

origen familiar, geográfico o social que pudieran advertirse en el alumno.

63. La etapa básica se orientará a la adquisición, desarrollo y utilización de las técnicas de aprendizaje,

al desarrollo de aptitudes para la convivencia y al ejercicio; de las capacidades de imaginación,

observación y reflexión y del sentido cívico,

64. La etapa posbásica debiera convertirse en una enseñanza integrada, en la que tuvieran igual cabida

las actividades de carácter abstracto y las de carácter técnico. De esta forma se superaría la actual

discriminación entre el bachillerato y la formación profesional.

65. La educación especial, para quien no pueda seguir el proceso ordinario, debe ser objeto de una

atención prioritaria y establecerse de acuerdo con unos planes y modalidades adecuados.

66. En estos niveles obligatorios tiene que dedicarse atención preferente a las zonas rurales, a las

peor dotadas, y a los «migrantes, a fin de que la igualdad de oportunidades y la libertad de elección de

escuela no queden en mera declaración formal. En estos casos, los estatutos de las escuelas deberán

tener la suficiente flexibilidad para posibilitar de una forma real el derecho prioritario a la escolarización.

67. La enseñanza superior o ciclo siguiente a los niveles obligatorios debe comprender los actuales

niveles universitarios, carreras técnicas, enseñanzas especializadas y formación profesional de segundo y

tercer grados. El acceso a cada uno.de estos niveles de la enseñanza superior se hará en función de las

opciones vocacionales y de la capacidad Intelectual, exclusivamente.

 

< Volver