La reivindicación del Magisterio     
 
 Diario 16.    13/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

LINEA DÍRECTA

La reivindicación del Magisterio

Sobre la desaparición de los programas escolares de nuestros bachilleres, de la asignatura Formación del

Espíritu Nacional y sobre el problema de los maestros nacionales, en general, "LD" continúa recibiendo

numerosas cartas de comunicantes en las que se demuestra el espíritu siempre despierto y sacrificado dei

profesorado español a todas los niveles.

Don Juan García de la Cruz Jiménez y don Desiderio Nájera, de Guadalajara y Zaragoza,

respectivamente, defienden la profesión de maestro nacional, y la reciente huelga que el Magisterio ha

llevado a cabo.

"Los maestros españoles han dado un paso de gigante ante la opinión pública. Ante esa opinión pública

popular, que es con la que el maestro trabaja, no ante la opinión burguesa que es la que lleva a sus hijos a

los. colegios de pago, que con la subvención que el Gobierno les da graciosamente les sale la enseñanza

gratis y esos alevines de burgueses son mentalizados allí en burgués", escribe el señor García de ia Cruz.

Por su parte, el señor Nájera responde a la carta publicada en "LD" por don Francisco Pacheco,

rebatiendo sus argumentos sobre las vacaciones de los maestros o sobre la enseñanza que muchas veces

deja mucho que desear y que éstos imparten.

"La tarea que tiene encomendada el Magisterio es •tal, que sólo sirve para ios que tienen vocación.

Convivencia-Formación política

Sobre la disposición ministerial de la implantación en la enseñanza de la asignatura Convivencia, don

José Lázaro escribe:

"Yo creo que otra vez nos hemos equivocado en poner el cántaro antes de que llueva. No habría sido más

acertado autorizar hace bastantes meses a todos los partidos políticos sin excepción, incluida la Falange,

que, según ellos, no han gobernado, para que se reúnan en sus respectivas sedes y locales, practiquen a

escala menor la democracia con elección de sus figuras representativas, coloquios-conferencias,

bibliotecas de consulta, sobre todo practicar el diálogo, conocerse mejor los individuos, que es de lo que

estarnas tan necesitados los españoles, aprendiendo humildad, escuchando a los demás que ése es

precisamente el extremo más difícil para que la democracia sea viable."

Por su parte, el señor M. Gutiérrez, licenciado en Ciencias Políticas, de Santander, afirma:

"La antigua asignatura de FEN, de feliz memoria y entierro, servía a los intereses de un partido único,

pero ello no significa que haya que suprimir la Educación Socio-Política de los centros de enseñanza, sino

neutralizarla y potenciarla, dando una auténtica formación de Sociología Política

Es a nosotros, los licenciados en Ciencias-Políticas y Sociológicas, a quienes nos corresponde impartir

estas enseñanzas, a la vez que resolveríamos nuestros graves problemas de paro, pues se necesitarían al

pie de 20.000 profesores, y no creo que haya, tantos licenciados en la materia en el país. Pero ahora

preguntamos:

Además con nuestra gran inhibición hemos causado un gran perjuicio a la Juventud estudiante, retrasando

la lucha por !a democracia, porque- a las estructuras caducas hay que combatirlas desde dentro también y

estando en paro no hacemos nada por ello.

Sé de compañeros licenciados que llevan ya varios años impartiendo dicha asignatura en forma de

Sociología Política, en el BUP y COU, y desde luego que no pertenecen ai partido único, ni son ni

siquiera de derechas, sino del pueblo trabajador. Yo soy , precisamente uno de ellos, neutrales y al

servicio de la verdad política de todas."

 

< Volver