Autor: Norma, Néstor. 
 Documento elaborado por padres católicos. 
 Objetivo, socializar la enseñanza     
 
 Arriba.    08/01/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 18. 

DOCUMENTO ELABORADO POR PADRES CATÓLICOS

OBJETIVO, SOCIALIZAR LA ENSEÑANZA

• Pero está en contra de la «escuela única» y de la «escuela neutra»

• «No debe confundirse socialización con estatalización»

• «La escuela privada debe subvencionarla el Estado»

Con el atractivo título de «Libertad de enseñanza para todos» fue presentado recientemente a la opinión

pública un extenso documento elaborado por representantes de padres de alumnos de más de veinte

colegios regentados por religiosos. El documento, que se propone «expresar de forma concreta las bases

para orientar la política educativa del país», plantea aspectos tan atrayentes como la socialización de la

enseñanza, la escolarización total, la gratuidad en los niveles obligatorios, etcétera. También, por

supuesto, plantea la «formación ´trascendente» dentro del programa educativo de las escuelas, y busca

constituirse en una alternativa a la escuela «neutra» y a la escuela «única», a las que critica por entender

que se «oponen o desvirtúan la libertad de enseñanza». La señora Carmen Alvear, esposa del presidente

de la Federación Católica de Padres de Alumnos, ha participado activamente en los grupos de trabajo que

elaboraron el documento. Con ella hemos hablado sobre los alcances del mismo.

SOCIALIZACIÓN «SUI GENERIS»

—Este documento, en uno de sus puntos, habla sobre la socialización de la enseñanza. ¿Cómo entienden

ustedes esa socialización?

—La socialización que nosotros proponemos no debe confundirse con estatalización, que es una forma

totalitaria de entender la enseñanza, El documento defiende la libertad de enseñar y de ser enseñado, y de

ninguna manera acepta una socialización de las inteligencias y de las ideologías. Es, entendemos, un

instrumento de trabajo que puede ser mejorado, y con él queremos llamar la atención de los políticos a la

hora de elaborar un sistema de enseñanza.

—También se plantea la «formación trascendente» en las escuelas. ¿Es éste un documento confesional?

—No, en absoluto. Es un documento elaborado por padres católicos, pero abierto a todas las creencias y a

todas las ideologías. En el documento se dice que todas las confesiones religiosas podrán colaborar

libremente en la formación de los alumnos, e igualmente si un padre desea que su hijo no tenga una

educación religiosa, admite esta posibilidad señalando que recibirán una formación ética en las mismas

condiciones en que se imparta la religiosa.

SI A LA ENSEÑANZA PRIVADA

—Cuando se habla de la gratuidad de la enseñanza, ¿se está sugiriendo la posibilidad de eliminar la

enseñanza privada? ¿De qué forma, en todo caso, puede llegarse a esta gratuidad?

—El documento no se plantea, en absoluto, la eliminación de la enseñanza privada; antes todo 4o contra-

río. El dinero es de la sociedad, no del Estado, y por tanto la Administración pública debe lograr que en Ja

sociedad existan todas las escuelas públicas y privadas que ésta necesita, para garantizar una educación

verdaderamente libre. Plantea la gratuidad, y creemos que ésta puede lograrse incluso con la permanencia

de la escuela no estatal. Por otra parte, creemos que la escuela privada le está prestando un servicio muy

grande a la sociedad, y por tanto hay una razón para que la Administración destine fondos públicos a su

financiación.

—ta gratuidad, ya, entonces, y con la permanencia de escuelas privadas...

—La gratuidad, ya, no. Con un sentido realista, el documento, que tiene en cuenta la imposibilidad

financiera por parte del Estado de llegar Inmediatamente a 4a gratuidad, solicita que se fijen metas para

su implantación gradual y progresiva. Por supuesto que esto también debe lograrse en las escuelas no

estatales, atendiendo primero a las que se encuentran en zonas de menos recursos económicos. Por eso es

que nosotros insistimos que no hay razón para que parte de los fondos públicos sirvan para financiar a las

escuelas no estatales.

—¿Por qué no «escuela única» y por qué no «escuela neutra»?

—Porque la «escuela única» es una opción contraria a la libertad de enseñanza, ya que en la práctica

constituye una forma de imponer una ideología determinada, y no a la «escuela neutra», porque induce a

lo mismo. En realidad, no existe una escuela neutra. En definitiva, una opción que la señora Alvear no

niega que fue elaborada por «padres católicos» y que propone ser una alternativa, a las otras dos

existentes. Habrá que ver cuál es la más «libre, justa, pluralista y democrática», como se autotitulan las

tres.

Fotos: GIMÉNEZ

Néstor NORMA

 

< Volver