Enseñanza. 
 Colegio de Licenciados: dos posturas políticas claramente enfrentadas     
 
 Ya.    23/01/1977.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

23-1-77

SECCIONES FIJAS

ENSEÑANZA

Colegio de Licenciados: Dos posturas políticas claramente enfrentadas

Hasta altas hora§ de la noche •a extendió ayer la reunión de la Junta general ordinaria del Colegio

de Doctores y Licenciados, de Madrid, en el Palacio de Congresos, con asistencia de más de dos mil

colegiados. Comenzó a las cuatro de la farde. Todo el tiempo fue absorbido por el primer orden del

día: discusión y, en «u caso, aprobación de la gestión de la Junta de gobierno en el último año. A razón

de cinco minutos por persona, Intervinieron en el debate treinta y dos colegiados, de los que

diecisiete se pronunciaron a favor de la Junta, doce en contra y otros tres adoptaron una postura

Intermedia o menos de-fluida con relación al tema.

La discusión fue muy polémica, con aplausos a veces y conatos de abucheos otras, además de repetidas

Intervenciones del vicedecano (moderador), señor Gómez Llorente, a favor de la libertad de expresión y

el respeto a las Ideas de todos. Quedó claro que entre los colegiales asistentes había dos posturas muy

diversas y hasta enfrentadas, que se expresaron a propósito del análisis de la gestión de la Junta,

identificada con una de ellas. Los disconformes con la Junta la acusaron de haber utilizado el Colegio

profesional como plataforma de una actuación política muy definida, cosa que entendían los oradores que

se sale de las competencias de una corporación profesional, además de ofender el pluralismo político

existente entre los colegiados. Otro punto muy concreto de acusación se refirió a la "Alternativa para la

enseñanza", que, según este grupo de colegiados, al defender la "escuela pública", la ´´escuela única", el

"cuerpo único de docentes", etcétera, lesiona el principio democrático de la libertad y el principio de la

subsidiariedad del Estado, además de poner en peligro, según algunos, el empleo que muchos licenciados

tienen en el sector de la enseñanza privada. Frente a esta postura abundó también la defensa de la Junta

por razones contrapuestas a las primeras: porgue, afortunadamente—dijeron—, la Junta ha actuado

políticamente, ya que es imposible la defensa de una profesión sin mantener una defensa de las libertades

y de ciertas líneas políticas que están en la base de la dignidad profesional; porque desde que hay esta

Junta, el Colegio está abierto a todos y la Junta transmite y defiende fielmente lo que estos grupos le

piden, etc. En este grupo de argumentos se Insistió en que los contrarios parecen no haber leído bien o no

haber entendido lo que es la "escuela pública" que defiende la "alternativa". No es, desde luego, la escuela

estatal, centralizada y burocrática que tenemos ahora; es una alternativa tanto a la presente escuela

privada como a la presente escuela estatal. Entienden además sus defensores que .es la única fórmula que

permitirá tener una escolarización completa y gratuita. Alguno dijo que tal cuestión ya ha trascendido del

ámbito del Colegio, porque ya está en los barrios e irá adelante de una manera imparable.

Resulta difícil transcribir aquí la variedad de matices que se expresaron, a veces con pasión, otras con

serenidad, otras también con cierto tono impertinente (así en algún caso de los que mantienen la primera

tesis, todo hay que decirlo), a lo largo de tres horas largas de debate. No hay espacio para ello. Sí

queremos recoger la sugerencia de uno de los colegiados: para que haya auténtica democracia colegial la.

Junta de Gobierno debe esforzarse por cultivar la participación de la mayoría de los colegiados, al menos

más del 50 por 100 (en esta reunión había unos 2.000 colegiados de los 12.000 inscritos), y proceder en

todo por votación personal y secreta. Hay que añadir, inmediatamente que la Junta de Gobierno ha sabido

recoger esta aspiración de muchos y en ello quedaba ayer largamente entretenida la reunión: en una

votación personal y secreta, con interventores de los dos bandos, para decidir si el conjunto de los

asistentes aprueba o no la gestión de

 

< Volver