Contra la subvención estatal a la enseñanza privada     
 
 Diario 16.    05/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LINEA DIRECTA

Contra la subvención estatal a la enseñanza privada

Las subvenciones estatales a la enseñanza privada es un tema que no pierde actualidad. Cuando sobrepasa

casi los veinte mil millones de pesetas la cantidad que el Estada español pasará, este curso por los

colegios privados, en su mayoría de órdenes religiosas, un lector de "LD", don Agustín Ibáñez Sevilla, de

Madrid. - escribe que sa lo comen Eos demonios, como vulgarmente Be dice.

Partiendo de un artículo publicado hace unos meses por el arzobispo de Santiago de Compostela,

monseñor Suquia, en un diario madrileño y en él, en una de sus frase» se decía: "El monopolio estatal de

la enseñanza tiraniza y oprime al pueblo", el señor Ibáñez dice que le parece excesivo que en nombre del

pueblo se pretenda defender los intereses particulares de una institución.

"Y es que el pueblo v que haca referencia y que pretende usar como bandera M. Suquía ha soportado

muchísimos años de monarquía cultural. De ahí el elevado índice de analfabetismo sufrido en España.

Hambre cultural podría llamarse. Frutó de haber confiado tantos años la .educación del país & colegios

privados. Y no olvidemos que más del ochenta por ciento de la enseñanza privada sigue en manos de la

Iglesia.

Cuantío Lora Tamayo era ministro de Educación, el índice de analfabetismo en. España era el más

elevado de Europa; pero la Universidad de Navarra, construida por el Estado, administrada y regida por el

OPUS DEI, y la de Santiago de Compostela, recibían 300 millones de Pesetas (que se naya publicado}

como graciosa subvención.

"Gracias a la decisión del Estado y contra la oposición. eclesiástica, en. años recientes se ha conseguido

proporcionar´ al pueblo casi enseñanza gratuita. Medida que Puede dar al traste con el "gran negocio" de

los colegias de la Iglesia, que desde siempre están dedicados especialmente a educar a la oíase pudiente,

de donde na salido la llamada "élite" del régimen franquista. Mientras la mayoría del pueblo, al que

pretende apelar ahora M. Suquia, seguían sin colegíos, al no poder pagar los exagerados precios que

siempre cobran los colegios eclesiásticos.

Actualmente el Estado viene subvencionando a los colegios de E. G. Básica de enseñanza privada cotí

14,000 millones de pesetas anuales, pero este año 1976, el "bloque eclesiástico" viene haciendo una

campaña mediante su periódico, "Ya", para que el Estado aporte 15.000 millones mas. Si e] Estado

transige,, el pueblo tendrá que pagar, unos 29.000 millones de pesetas anuales para sostener el "gran

negocio" de la enseñanza privada y "monopolizada". Y digo yo, ¿es que... con tan monstruosa cifra, el

Ministerio de Educación y Ciencia no es´ capaz de escolarizar gratuitamente toda la E. G. B. a nivel

nacional?

El Estado debe ser más consciente del deber irrenunciable a educar y formar a Sus ciudadanos; no puede

transigir a la competencia privada, y menos cuando atenta a los "Fondos Públicos".

Puede existir la empresa privada para la enseñanza, pero como negocio que es, la supervivencia estará

supeditada a la calidad de sus servicios. La familia tiene total libertad para elegir colegios, pero los

privilegios debe pagarlos quien los disfruta. "No puede ser honesto educar & la clase privada coa los

impuestos que pagan las clases menos favorecidas», como ha venido sucediendo. Aunque sea un

arzobispo quien lo pida."

 

< Volver