¿Oposiciones o experiencia pedagógica?     
 
 Informaciones.    02/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

¿OPOSICIONES O EXPERIENCIA PEDAGÓGICA?

Muy señor mió:

Desearía publicase lo antes posible esta carta, que no pretende sino ser una cortés respuesta a la misiva de

la señorita catedrática de Griego d e 1 Instituto Carlos III, de Madrid, publicada con fecha 24 del presente

en ese "periódico, sección "Informaciones de los Rectores" Simplemente me propongo volver a insistir en

unas apreciaciones con respecto al sistema de oposición a cátedras o agregadurias de Instituto.

El sistema de oposición, según está planteado, sólo mide conocimientos, muchas veces memoristicos, del

opositor. Considero básica la mejor preparación intelectual no sólo en cualquier opositor, sino en

cualquier enseñante. Pero yo preguntarla: ¿Se tiene en cuenta en este sistema de selección la experiencia

pedagógica del candidato?

Porque ésta es fundamental. Y si no que se lo pregunten a los alumnos. Ellos seguramente podrían

ponernos más de un ejemplo de buenas inteligencias entre sus profesores y, sin embargo, pésimas

pedagogías. El sistema de oposición es injusto "per se". Es un filtro estrecho con una desproporción a

veces brutal entre número de plazas y numero de opositores.

Como profesor en la enseñanza privada, yo preguntaría: ¿Por qué un profesor, si demuestra con creces su

preparación y actitud, ha de se" rechazado simolemente porqne no hay sino 30 plazas y 300 opositores

igualmente bien preparados? ¿O es cue los alumnos de enseñanza estatal son más inteligente? que los de

enseñanza privada?

Aduce en su carta que muchos puestos de interinos eran ocupados por quienes "tenían amigos entre los

catedráticos o en el Ministerio" Estoy de acuerdo con usted en esto. Pero yo le preguntaría: /.Podría

demostrarse qie no existen a veces parecides parcialismos entre los Tribunales de oposición?

"El sistema de oposición tiene sus defectos v muy graves Si el nivel de los opositcores es alto, v lo suele

ser en un gran porcentaje la tecnica selectiva se fijá muchas veces en detalles ridiculos que no son probato

rios de nada. No es cuestión de ejemplarizar ahora algunos de estos criterios, ; que he tenido que escuchar

de boca de algún miembro del Tribunal.

¿Por qué no implantar un sistema basado en periódicas acreditaciones de puesta al día, dedicación y

eficacia, como existe en otros países, por ejemplo, Alemania Federal? Por desgracia, en no pocos casos,

además, la obtención de una cátedra ha significado un progresivo abandono profesional de algunos

catedráticos a perpetuidad. ¿Por qué no proponer revisiones periódicas a los catedráticos en materia de

pedagogía y puesta al día? Agradezco a la señorita catedrática que insinúe que los P.N.N. tienen los

mismos derechos y no más que los profesores de enseñanza privada a pesar de ser numerarios. Sin

embargo, le diría que no creo que la solución al problema del paro de licenciados esté en el sistema de

embudo que impera en las oposiciones.

 

< Volver