Aurelio Menéndez, en TVE, sobre el paro de PNN de Instituto. 
 Las oposiciones nos han defendido de la arbitrariedad y el favoritismo en mayor medida que cualquier otra solución  :   
 Lo que se pretende es la posibilidad de acceder a la docencia, sin realizar ninguna prueba de actitud. 
 Arriba.    05/02/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Aurelio Menéndez, en TVE, sobre e! puro de PNN de Instituto

las OPOSICIONES nos HAN DEFENDIDO DE LA ArbiTRArEiDAD Y EL FAVORITISMO

(en mayor medida qse cualquier otra solución)

e «Lo que se pretende es la posibilidad de acceder a la decencia, sin realizar ninguna prueba de aptitud»

El Ministro de Educación y Ciencia, Aurelio Menéndez y Menéndez, en el transcurso de una entrevista

ofrecida por televisión, en el Telediario de las ocho y media de la tarde de ayer, realizó las siguientes

declaraciones en torno al paro de los PNN de institutos:

—¿Cuál es exactamente la razón del paro de los profesores no numerarios de Bachillerato?

—La razón fundamental consiste en el deseo de las profeso, res no numeral 5 cíe tener la condición de

profesor con estabilidad en el empleo, sin necesidad de ninguna prueba previa de selección. Quiero decir,

con ello, que en realidad la razón última del paro no está ni en la solicitud de estabilidad en el era. pleo, ni

en la petición de que la relación del profesor con la Administración se instrumente. a través de un contrato

de trabajo. No es la estabilidad, porque, en definitiva, esa estabilidad se puede conseguir hoy a través del

concurso-oposición. X no es el contrato de trabajo, porque en última Instancia siempre habría, que

plantearse, ¿orno cuestión previa, la necesidad de una selección para concertar ese contrato. Lo que se

pretende y se discute, por tanto, es la posibilidad de acceder de modo permanente a la docencia pública,

sin realizar ninguna prueba de aptitud. Esta es —me parece— la cuestión.

—¿Y qué nos puede decir acerca de ella?

—A mi juicio, la selección de los aspirantes para establecer la reclamación permanente de servicios

docentes con la Administración no puede ser discutida. Este es, con unas u otras formo, las, el criterio

seguido en otros países. Y en el nuestra, ése es el criterio recogido por la ley General de Educación,, el

defendido recientemente en el informe emitido por la Comisión Evaluadora de los resultados de esta ley

y, en definitiva, el establecido con carácter general para todos los funcionarios. Entiendo que hacer . -la

excepción para nuestra docencia, ni es posible en el marco de I- ley, ni seria además razonable, dada la

especial importancia que reviste la selección para el ejercicio de una función pública que reclama nú

adecuado nivel de formación y de conocimientos de la especialidad.

la solución menos mala

—Pero ese nivel de conocimiento, ¿sólo se asegura con la oposición?

—Las oposiciones no constituyen una, solución perfecta, pero la experiencia dice que, entre nosotros, es

la menos mala. A pesar de sus defectos y de las justas críticas que han merecido, las oposiciones nos han

defendido frente a la arbitrariedad y el favoritismo en mucha mayor medida que cualquier otra solución,

que no implique un control público y ofrezca mejores garantías de objetividad. Otra cosa es que los

defectos de las oposiciones deban ser subsanados.

—¿No cabe pensar que ese nivel de conocimientos ya se ha alcanzado con los estudios de la licenciatura?

—No lo creo. En el mejor de los casos habría que decir que no es lo mismo la preparación para aprobar

una licenciatura que la preparación para ser catedrático o profesor agregado de una asignatura. Estimo

que no se puede pensar seriamente que todo licenciado, por el hecho de serlo, está .ya cualificado para ser

catedrático o profesor agregado de una disciplina. Al lado de esta consideración no se puede olvidar

tampoco que por el mismo hecho ¿el número de personas" que legítimamente pueden aspirar a las plazas

vacantes, el acceso a la función pública requiere uña selección, y una selección que lógicamente tiene que

tener en cuenta el nivel de conocimientos de dichos aspirantes. Por eso no es extraño que, ante la posición

de los profesores no numerarios, se produzca una reacción contraria por parte de los licenciados parados,

oposito, res y futuros licenciados, euros intereses no coinciden en este punto con los de los profesores no

numerarios.

—Bien; pero, al lado del nivel de conocimientos, ¿no es nece-

sario contar también con los años de dedicación a la docencia?

—Eso es otra, cosa. Creo que, por la importancia que reviste, la preparación para 1; enseñanza y la misma

experiencia docente anterior, debemos tender a qae el ingreso en los Cuerpos docentes sea visto, cada vez

más, como un concurso-oposición que permita, valorar convenientemente la importancia y la calidad de

los estudios realizados, los trabajos de investigación y publicaciones y, sobre todo, los servicios prestados

a la docencia con anterioridad. Todo lo que sea ponderar en ese concurso los méritos contraídos, la

vocación docente, los años de servicios, las publicaciones, etc., es positivo, y porque es positivo debe ser,

a mi juicio, justamente valorado,

Se valorará la experiencia docente

—¿Se tiene en cuenta todo ello en el real decreto por el que se regula el ingreso en los Cuerpos de

catedráticos numerarios y profesores agregados de Bachillerato?

—Así es. Las pruebas de acceso que han dado origen a esta situación conflictiva responden ya a estas

ideas. Frente a las oposiciones celebradas hasta ahora, las próximr han sido concebidas y» como un

concurso-oposición en el que se ponderan, en forma adecuada, los méritos contraídos por el aspirante con

anterioridad. En él se pretenden valorar convenientemente los antecedentes académicos, los trabajos y

publicaciones realizados, y especialmente los servicios docentes prestados con anterioridad. Puede

afirmarse así qne los profesores no numerarios gozarán legítimamente de una posición ventajosa, por no

decir privilegiada, a la hora de participar en esas pruebas de acceso al profesorado numerario. Es más,

hemos pretendido también que en la oposición se reduzca, su carácter memorístico ciñéndola a dos

ejercicios, que en lugar de requerir un esfuerzo de acumulación y retención de conocimientos por parte

del concursante, muestren la formación que ha alcanzado en sus años de docencia y estudio. Si a ello se

añade el propósito de anunciar a concurso-oposición todas las vacantes dentro de un plazo de cuatro años,

comprenderá en qué medida tratamos de resolver el problema dé estos profesores no numerarios por la

vía más razonable: la superación de las situaciones de interinidad, coordinando los distintos Intereses

privados con el Interés público de la enseñanza.

—¿Quiere añadir algo más?

—Si. Creo que ésta es una solución no sólo legal, sino razonable. Una fórmula de transacción en la que se

recoge, hasta, donde es legítimamente posible, las aspiraciones de los profesores no numerarios. Espero

que así lo comprendan y que, con independencia del diálogo siempre abierto para todo lo que pueda

redundar en su favor y en el beneficio de la educación, depongan su actitud de paro y se normalice la vida

de los centros. Un paro en la enseñanza no es un paro más. Las consecuencias las sufren los alumnos y

sus familias, y creo que todos estamos obligados a velar, a, vece., incluso con algún sacrificio, para que

no se deteriore el supremo interés de la enseñanza.

Situación estacionaria del conflicto

MADRID. (De nuestra Redacción.)—Continúa en situación estacionaria la huelga de profesores no

numerarios (PNN) dé Instituto, que afecta a toda España desde el pasado 18 de enero, al igual que el resto

de los demás sectores de la enseñanza que se encuentran en paro para apoyar diversas reivindicaciones.

La asamblea conjunta de la enseñanza de Madrid, a la que asistieron profesores no numerarios de

Universidad, Instituto y Escuelas de Profesorado de Formación General Básica, enseñantes de colegios

privados, licenciados en situación de paro y personal no docente, y en la que estuvo ausente la

coordinadora de los profesores estatales de EGB, celebrada ayer en la Facultad de Filosofía-b de la

Complutense, puso de relieve la fragmentación existente en el sector respecto a tipos y categorías de la

docencia. La conclusión de la citada asamblea fue la de convocar una reunión de las respectivas

coordinadoras, para hoy, sábado, día 5, por la tarde, y de la £"8 podría surgir una .plata.. forma conjunta

de la enseñanza.

Arriba 13

 

< Volver