Autor: Rubio, J. L.. 
   Preguntas sin respuestas a los P.N.N. En huelga     
 
 Pueblo.    15/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

PREGUNTAS SIN RESPUESTA (a los P. N. N. en huelga]

Señor director:

Es la" primera vez que me dirijo a un periódico con el ruego de que hagan público un escrito mío. El

motivo es de tal gravedad que ya no es posible, en conciencia, callar por más tiempo. Me refiero a la

injusta situación de que cientos de railes de personas inocentes están siendo víctimas. Estas personas,

además, son cíe las más vulnerables, ya que se encuentran en el momento más crítico para su formación:

Me refiero a los 300.000 muchachos y muchachas que llevan ya un mes sin recibir lo que a su edad es aún

más importante que el propio alimento corporal: la educación la formación, la cultura.

Señores P. N. N. de institutos, a ustedes me dirijo.

Vaya por delante que no pretendo acusar a nadie. Dios me libre de considerarme ni siquiera´

medianamente limpio como para arrojar la primera ni la última piedra. Sólo quiero hacerles las siguientes

preguntas:

0 Cuando firmaron por primera vez el contrato que padecen y que, según nos han informado, es

«enormemente leonino y vejatorio» para ustedes, ¿les obligó alguien a firmarlo, o lo firmaron libremente

como hombres libres que dicen ser?

O Si lo firmaron libremente, ¿tendrán la amabilidad de explicarnos qué nueva ética es esa que les

permitió aceptar voluntariamente ayer unas determinadas condiciones y rechazarlas ahora, cuando saben

(o creen ustedes) que están en situación ventajosa como grupo de presión, para impone* sus nuevas

condiciones, y que para lograr sus fines no dudan en causar grave perjuicio a los verdaderamente

inocentes, los estudiantes?

• Los licenciados que, en su día, no tuvieron la suerte o la recomendación para obtener el puesto de P. N.

N. de instituto que ustedes disfrutan, no merecen la más mínima oportunidad?

0 ¿Siguen cobrando su sueldo mensual mientras ios estudiantes se ven privados de la enseñanza a que

tienen derecho?

Consideren ustedes bien su conducta de educadores, no sea que en los años venideros estos muchachos y

muchachas reivindiquen ante ustedes la pérdida de educación, formación y cultura que ahora se les está

ocasionando.

Muchas gracias, señor director, por acoger esta carta.-que ya sé que es larga, pero aun así le ruego

encarecidamente sea publicada, aunque sólo sea porque es la primera. vez en toda mi vida que molesto a.

los medios de comunicación.

Atentamente le saluda,

3. L. RUBIO

D. N. I.: 1.211.004

MALAGA

 

< Volver