Autor: Comeche Villanueva, Carmen. 
   Oposición y titulacíon     
 
 Informaciones.    15/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

OPOSICIÓN Y TiTULACíON

«No por azar, sino más bien como evidencia de una situación muy peculiar —cuyas motivaciones sería

muy largo analizar aquí— se están dando estos días múltiples conflictos en el campo de la docencia.

Estos problemas no sólo afectan a los profesores, sino también a. los profesionales de los medios de

comunicación social.

En el fondo, ambos conflictos —oposición y titulación— tienen, aspectos similares. Desde hace .algún

tiempo, la seguridad profesional se ha querido vincular más a la pertenencia a un, determinado grupo que

al dominio de una actividad laboral. El temor a perder un puesto de trabajo —ocupado.en la mayoría de

los casos muy dignamente— por falta de titulación u oposición, puede ser hoy angustioso para muchos

españoles. Este estado se agrava por la existencia de un gran número de titulados en paro. Lo que se

evitaría si se creasen los necesarios puestos de trabajo que la educación demanda.

Esta situación tan singular se hace todavía más difícil cuando los "status" profesionales quieren

establecerse más por los documentos de aptitud coleccionados que por la experiencia de una labor

realizada. Por ello, se crea en nosotros un incesante deseo de acumular títulos como medio de reforzar

nuestros deseos de promoción profesional. Pero, dado que el tiempo y las energías del hombre son muy

.limitados, con mucha frecuencia los conocimientos quedan muy .superficiales.

Si se quiere asegurar indefinidamente la per tenencia a un estamento, se hacen oposiciones. Así

encontramos la segundad laboral en la integración en un grupo institucionalizado, cuya ulterior exigencia

profesional dependerá de ios intereses ote sus miembros.

Creo muy sinceramente que los profesionales seríamos más dicaces, para el país si en vez de buscar la

seguridad en el título y en la oposición .16 hiciésemos adquiriendo más formación y más prestigio. Para

esto es necesario que cambien urgentemente los criterios que determinan la selección y permanencia de

los profesionales en los puestos de trabajo.»

Carmen Comeche Villanueva. Periodista y P.N.N. de Universidad

Un grupo de licenciados que se sienten atemorizados por las consecuencias que puedan derivarse de la

situación creada por la huelga de los profesores no numerarios de Instituto, estiman necesario que la

opinión pública tenga un conocimiento más completo del problema.

Somos licenciados subempleados, como tantos otros, que para ingresar en la enseñanza sólo tenemos la

posibilidad de presentarnos a las tan controvertidas "oposiciones", aunque nos parece que podría

mejorarse tal sistema, eliminando el exceso de memorización de que ahora adolecen, pero que hoy por

hoy es el único que ofrece una cierta igualdad de oportunidades a todos los licenciados.

En cuanto a ¿a formula ofrecida recientemente por el Ministerio de "concurso-oposición", no

comprendemos cómo no es aceptada por los profesores no numerarios, dado que fácilmente representarla

para ellos un porcentaje de probabilidad muchísimo mayor que para los que no estamos en esa categoría

por no haber tenido las influencias necesarias ; para ello.

La congelación de oposiciones, que, según las noticias aparecidas en los medios de comunicación, es una

de las reivindicaciones del personal docente no numerario, representa un grave perjuicio para muchos

licenciados que llevan algunos años preparando las mismas, as¡ como para las sucesivas promociones de

licenciados. La estabilidad en los actuales empleos supondría otra grave lesión de intereses de los

profesores de plantilla si tal estabilización incluyera las plazas que actualmente "detentan" (utilizando este

término en su verdadero significado) los no numerarios.

Igualmente, por noticias de Piensa y radio hemos sabido que el Ministerio está dispuesto a estudiar la

confección del baremo que se emplearla en : la fase de concurso en colaboración con los representantes

del profesorado no numerario. En relación con esto creemos que estas conversaciones deberían contar con

nuestra voz, y así lo hemos solicitado oficialmente al Ministerio de Educación y Ciencia.

Como sólo tenemos este medio de comunicación entre nosotros, sugerimos a los licenciados en paro o en

situación de subempleo, e incluso a los alumnos de las diversas Facultades, un envío masivo de

telegramas, desde este momento, al Ministerio de Educación y Ciencia, para que allí se tenga conciencia

de nuestro número y nuestra inquietud.

Firman: Rosa Ruiz Cejudo, José Peñalver Rodríguez, María Ascensión Benito Revillas, Celia Ferreiro

Chao y María Josefa Escribano Alvarez.

INFORMACIONES

 

< Volver