Autor: Pascual de Frutos, Carmen. 
   Los privilegios de los P.N.N.     
 
 Informaciones.    12/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

LOS «PRivilegioS» De los P.N.N.

El día 24 de enero del presente año publicaron en su diario una carta firmada por doña Enriqueta de

Andrés, catedrática de Griego d e 1 Instituto Carlos III, de Madrid. En dicha carta aparecen algunas

afirmaciones desprovistas de razón que hieren nuestra conciencia profesional; por eso desearíamos hacer

algunas precisiones en torno al tema.

Respecto al primer punto, nos parece inútil la magnífica exposición de los ejercicios que componen una

oposición a cátedra de Enseñanza Media, ya que. como es sabido, cualquier oposición, por elemental que

sea, consta de una serie de axámenes y, en muchos casos, todos ellos elíminatorios.

En cuanto a las oposiciones dudamos de su eficacia

como sistema de acceso a la docencia, puesto que hay numerarios que están impartiendo enseñanzas a las

que no han opositado y que ni siquiera han estudiado en su especialidad. De este dato, como de otros

muchos (irregularidades en los exámenes, "enchufes", etc.), se puede deducir cote superar las pruebas de

uña oposición no implica necesariamente una cualifícación para la docencia, sino más bien la seguridad

de un puesto vitalicio. Como muy bien sabemos todas las personas relacionadas con la enseñanza, gran

parte de los conocimientos adquiridos para aprobar la oposición se olvidan, porque jamás son impartidos

a los alumnos de Bachillerato.

En cuanto al segundo punto —pretensión de los P.N.N. de ocupar como numerarios los puestos que ahora

desempeñamos—, lamentamos que se haya lanzado esta afirmación tan a la ligera, sin una información

previa. Simplemente pedimos la estabilidad en el empleo. En la carta a la que nos referimos se dice

textualmente: "Los P.N.N. son unos privilegiados entre los licenciados" comparando nuestra situación

con los profesores de la enseñanza privada y con Jos licenciados en paro. Queremos hacer constar aqui

los "privilegios" de los P.N.N.:

1." Reciben un nombramiento de "profesor interino" por un año, rescindible en cualquier momento por

cualquiera de las dos partes.

2." No se les reconoce antigüedad para ningún efecto.

3.° Carecen de indemnización en caso de despido, sin derecho a ningún tico cíe reclamación.

4." Sus horarios están confeccionados con las horas que quedan después de la elección de horario de los

numerarios, siendo frecuentes los casos de P.N.N., cuyas horas de trabajo están repartidas entre mañana.´

tarde y noche.

5.° Los catedráticos imparten como máximo catorce, quince o dieciséis horas de clase a la semana,

mientras que los P.N.N. pueden llegar a tener veintidós lectivas semanales, y en ningún caso son menos

de diecisíete horas.

6.° Un catedrático percibe, aproximadamente. 20.000 Desetas más al mes que un P.N.N.

Por último traeremos insistir una vez más en que (O actual movimiento reivindicativo de los P.N.N. no

está encaminado hacia la obtención de un puesto vitalicio en la enseñanza, sin oposición previa sino cue

lo cue se pretende conseguir es la estabilídad en el empleo a qne todo trabajador tíene derecho.

Como profesionales de la enseñanza, interesados en mejorar su calidad actual, insistimos también en la

necesidad de implantar controles periódicos y objetivos de rendimiento y competencia pedagógica para

todo el profesorado. tanto numerario como no numerario.

 

< Volver