Autor: Apostua, Luis. 
   Casas Viejas 77     
 
 Ya.    24/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

JORNADA ESPAÑOLA

CASAS VIEJAS 77

COMO intento de fabrication artificial de un Casas Viejas -sangriento suceso de 1932-debemos

considerar la sesión del Pleno del Congreso,, en su .parte destinada a nombrar una comisión de encuesta

por los recientes sucesos de Málaga, y la Laguna (Tenerife). Como resumen de la tensa y crispada sesión

parlamentaria valen las palabras de Pérez Llorca cuando consideró que el conjunto de las actuaciones

había sido un primer paso-Dios quiera que remediable-hacia un territorio del que sólo sabemos que no

es democrático.

Es evidente que la situación fue desviada de sus originales planteamientos; revela este hecho la

Intervención final del diputado socialista Peces-Barba, quien limitó el alcance de la sesión a lo que

teóricamente debía haber sido: una votación en la que todo el mundo estaba de acuerdo, con excepción de

AP, y una breve explicación del voto a cargo de cada grnpo parlamentario. Pero sin cargar la suerte. ¿Por

qué sucedió todo lo contrario? ¿Por qué se Inició .un vitrólico debate en el que alternaron jactancias y

amenazas? La explicación, a mi juicio, radica en el factor que más temor me Impone en la presente

eonstelación de fuerzas parlamentarias. Ese factor es la falta de previsión del grnpo socialista respecto a

los efectos de cosas cómo ésta. A su falta de pulso para tener el poder.. Cuando te saca un toro como éste

al rueda ibérico siempre se puede temer lo peor. Por eso un gran partido debe ser muy cuidadoso de las

dinámicas que desencadena, porque después puede quedar sumergido por ellas o no las puede controlar.

Si efectivamente el grupo socialista quería una sesión seria y seca, preparatoria de ´la investigación de los

sucesos, ¿por qué saca a su mejor orador, el vicepresidente Gómez Llorente, para que con su fogosa

dialéctica le quite a la sesión su carácter procesal y la convierta en una sesión jacobina? Esa es la

incongruencia entre lo que pretenden y lo que efectivamente resulta. Esa es la medida, previsora y

prudente, que todo país pide a quien gobierna.

Yo, al menos, tengo la impresión de que los socialistas no querían eso, pero lo desencadenaron. Y ése es

un gravísimo error político mucho mayor que el del "caso Blanco". Eso es lo que les quita la fiabilidad de

"alternativa de.poder", porque ningún país le pide al poder que le ponga nervioso, sino todo lo contrario.

Un gran partido a tranquiliza o no ee un gran partido.

PEBO la sesión fue tan dramática que incluso. hombres de experiencia como Fraga y Carrillo cometieren

sensacionales errores; el uno se empeñó en crucificar al Gobierno y en erigirse en único ^defensor de las

Fuerzas Armadas y de orden; el otro dejó de ser el orador que trampiliza-como en otras sesiones-para

echar al fuego el peligroso leño de unas amenazas.

Politicamente la sesión vino a demostrar que es necesaria el centro, cualquiera que sea la forma que éste

adopte de más inclinación a un lado u otro. Pero se demostró la necesidad de que en España necesitamos

que el partido colchón entre la Izqnierda y la derecha tradicional sea todo to grueso que sea posible. Va a

ser el precio de nuestra supervivencia.

Luis APOSTUA

 

< Volver