Jornadas Técnicas Sociales     
 
 ABC.    17/07/1960.  Página: 75. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

JORNADAS TECNICAS SOCIALES

Barómetro del entusiasmo despertado entre los jornadistas, el hecho de que para dejar concluidos sus

trabajos en esta quinta sesión plenaria, última a celebrar, hayan adelantado su horario. Comienza, pues, a

las nueve de la mañana y con una po-necia en extremo sugestiva: "La Formación Profesional como medio

de promoción social". Tiene el número 5 y figura como ponente de la misma D. Antonio Aparisi

Mocholí, delegado del Servicio de Universidades Laborales y jefe de la Obra Sindical de ´´Formación

Profesional´´. Aparisi defiende la ponencia con muy grata y fácil oratoria. Se hace con el auditorio—es

uno de los plenos más numerosos—y cabe pensar que apenas va a tener objetantes. Las nueve

conclusiones son fruto de un estudio acabadísimo. Tanto, que casi admiten la perfección artística. Ello

impulsa, quizá, a D. Víctor Fernández a levantarse para felicitar a la ponencia y al Sr. Aparisi, pidiendo

una adición a la conclusión primera. Donde dice "hay que intensificar la creación de un clima favorable a

la Formación Profesional, a fin de que se consiga, no sólo la preparación técnica, sino la formación

humana total de los jóvenes trabajadores", debe agregarse, "que las permita alcanzar la libertad por el

camino de la cultura". El Sr. Aparisi responde: "No sólo la ponencia acepta la adición, sino que se

congratula de que D. Victor Fernández la haya propuesto." Al llegar a la tercera conclusión, donde se

habla de la Formación Profesional para perfeccionar la población activa; se alza una voz de mujer en la

sala: es la de Mónica Plaza. Pide que se hable, en esta conclusión, de la "Formación Profesional de la

mujer". Sobreentiende que cuando se dice "del trabajador", también gobernantes y legisladores aluden a

"la trabajadora"; no obstante, en la práctica parece como si esto se ignorase. El ponente accede de buen

grado: él, en su vida de relación social-laboral, está acostumbrado a ver mujeres que cumplen su

cometido, en las fábricas, en los talleres, en las empresas eléctricas incluso. Admite, por tanto, la

discriminación. En el espíritu de las nueve conclusiones late el impulso, educador de las Universidades

Laborales.En la sexta, don Jesús Sacra, delegado de Trabajo de León, pide que al referirse a los medios

para sostener los Centros de Formación Profesional, se agreguen a los de la producción misma los del

Estado, Provincia y Municipio.

El subsecretario de Trabajo, D.Cristóbal Gracia, aprobada la totalidad, concede una pausa de diez

minutos. Los pasillos hierven de comentarios. La visita hecha ayer a los jornadistas por el ministro de

Trabajo, don Fermín Sanz Orrio, ha operado directamente en su entusiasmo. Aquí, se recuerdan

intervenciones oratorias ,o técnicas con elogio. En un grupo donde están el magistrado de Trabajo y

escritor D. Luis Alonso Luengo: el delegado de Trabajo de Barcelona, D. Vicente Toro, y el de Córdoba,

don José Luis Sanjurjo, se comenta una brillante intervención del director general de Jurisdicción de

Trabajo. D. Antonio Martín Ballesteros, producida ayer.Se trataba sobre un ámbito de competencia en

despidos y su palabra, segura y autorizada,desbrozó cumplidamente el problema. Hay unas palmadas, y

los pasillos quedan otra vez desiertos. Él Pleno conoce ahora las ponencias de Emigración, diversidad, de

prestaciones en Seguridad Social, Codificación de Derecho Laboral y alguna otra. Los jornadistas

concluyen sus tareas con el espíritu de un equipo de trabajo perfectamente en forma.

 

< Volver