Asamblea Nacional de Ferroviarios Católicos     
 
 ABC.    05/11/1960.  Página: 61. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

ABC. SÁBADO 4 DE MARZO DE 1961. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 41

HOY POR LA MAÑANA SERA CLAUSURADO EL CONGRESO

A la sesión de la tarde de ayer asistió S. A. R. el Príncipe Don Juan Carlos de Borbón

La sesión vespertina del Congreso Sindical empezó a las cinco y cuarto y terminó después de las diez de

la noche. Se celebró bajo la presidencia del Sr. Solís Ruiz, y a poco de comenzada llegó al salón de

sesiones S. A. R. el Príncipe don Juan Carlos de Borbón, quien, desde un palco, asistió al desarrollo de

los debates.

La. ponencia estudiada fue "Criterios sobre el desarrollo económico de España", aprobándose los 22

puntos de que constaba aquélla, previa la introducción de modificaciones en algunos de ellos.

Durante la sesión, el presidente de la Sección Social del Sindicato del Metal leyó una moción firmada por

un grupo de congresistas, en la que se hace somera historia de las actividades sindicalista en el mundo; se

señala la dependencia de los obreros que en ellas participaron—especialmente desde 1945—respecto a los

intereses políticos, en perjuicio de los sociales, y denuncia la conspiración constante de esas

internacionales sindicales contra España, ofreciendo los firmantes en contraposición, como ejemplo, el

espíritu que anima a los trabajadores españoles, reunidos en este Congreso. Tras la lectura de la moción,

la presidencia se dirigió al Congreso diciendo que había sido recogida por la Mesa y que, a pesar de que

los sindicatos de otros países no nos conocen ni saben cómo es España ni lo que es la Organización

Sindical, debemos dirigirnos a ellos con espíritu de colaboración para los que tengan una idea exacta de

la justicia y de un mundo mejor.

PALABRAS FINALES DEL MINISTRO SECRETARIO GENERAL

Al ser aprobado el criterio último de la ponencia estudiada, el Sr. Solís dio cuenta de que se han recibido

más de cuarenta mociones. Enumera las más importantes, como la desgravación de impuestos de

utilidades a los productores más débilmente dotados en lo económico; creación de cátedras de estudios

sindicales en la Universidad; desgravaciones fiscales, trabajo nocturno de la mujer y otras que resultan de

la mayor importancia.El Sr. Solís opina que el Congreso debe depositar un voto de confianza en la Mesa

para que a partir del lunes se reúna y estudie estas mociones y que en nombre del Congreso las presente al

Gobierno, porque expresan un sentir de unos hombres responsables de la Organización Sindical.

El Sr. Solís, siguió diciendo: "Tenemos el convencimiento de que hemos dado un paso de gigantes en

nuestras relaciones sindicales, en la colaboración entre empresarios, técnicos y trabajadores, en la

fortaleza de nuestro sindicalismo en su carácter representativo. Tenemos también la seguridad de que eh

el entendimiento entre los hombres de distinto parecer, de distinto matiz, incluso procedentes

políticamente de distintos campos, hemos dado también un paso de gigantes. Todo lo ofrecemos nosotros

a España y a nuestro Caudillo Franco. Este paso es importantísimo para España, que será grande, y fuerte

si nosotros nos lo proponemos Los que trabajan, los que rinden, los que sufren, aquellos que levantan a

España sobre sus hombros, tenemos no solamente una gran responsabilidad, sino el derecho de opinar y

participar. Yo quiero deciros que me siento orgulloso de haberos recibido aquí, en vuestra casa, quizá

inmerecidamente, porque cualquiera de vosotros vale más que yo; pero me ha correspondido a mí, porque

así lo han querido el destino .y el Caudillo y las circunstancias, y yo me siento orgulloso. Las

intervenciones han sido tan magníficas, que han causado admiración. Ya tenemos cuadros preparados; el

Sindicalismo tiene dirigentes; tiene, tanto en el campo obrero como empresarial, los hombres más

preparados que jamás tuvo España. Nadie debe regatearnos aquello que nos corresponde. No solamente

porque la ley lo diga y porque la justicia esté de nuestra parte, sino también porque constituimos un

núcleo de hombres con responsabilidad de los destinos y las necesidades de la Patria, teniendo siempre

presente, muy presente, el interés del bien común. Vosotros habéis dado un ejemplo extraordinario

de patriotismo, y nos ensancha el ánimo y el corazón decirlo. Quizá nosotros empezamos antes que

vosotros, hace muchos años; quizá junto a algunos de vosotros.

Hoy hemos recibido el pago a cualquier esfuerzo y sacrificio. No quiero dejar de agradeceros pública y

profundamente el trabajo de estos hombres técnicos, equipo de economistas, catedráticos, que durante

meses, dándole la batalla al tiempo, con escasas estadísticas, luchando con muchísimas adversidades, han

podido proporcionar toda esa documentación técnica que yo creo que ha sido el éxito mayor de este

Congreso. En ella tenemos la base para marchas futuras.. Tenemos unos estudios que son de

extraordinaria utilidad. Al concluir quiere felicitaros a vosotros, artífices de este Congreso; a la

Organización Sindical; éste es el camino para engrandecer a la Patria; ¡ Arriba España !"

Finalmente recordó que hoy, a las once, se celebrará la sesión de clausura.

 

< Volver