Autor: Semprún, Alfredo. 
   La Asamblea de la Pequeña y Mediana Empresa     
 
 ABC.    18/06/1964.  Página: 76. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ABC. JUEVES 18 DE JUNIO DE 1984. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 76.

LA ASAMBLEA DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA

Este mediodía ha sido clausurada la VIII Asamblea Interregional de la Pequeña y Mediana Empresa. El

acto fue presidido por el secretario general de la Organización Sindical, don Pedro Lamata, acompañado

por el delegado provincial de Sindicatos, don Arturo Espinosa Poveda, vicesecretario nacional de

Ordenación Económica, don Rodolfo Argamentería, y otras jerarquías.

El presidente del Sindicato Nacional Textil, don Ricardo Maese, se refirió a la importancia de las tareas

desarrolladas por la asamblea, que quedan bien definidas por las cifras presentadas por la ponencia de

formación empresarial, y que demuestra que las medianas y pequeñas empresas juegan un papel

fundamental en una economía plenamente desarrollada y que estas entidades empresariales de Cataluña,

Aragón y Baleares están dispuestas a aportar su esfuerzo para el engrandecimiento económico da España.

Don Víctor Florencio Rodríguez, presidente de la Junta Central de la Pequeña y Mediana Empresa, tras

dar la bienvenida al señor Lamata y agradecer la presencia de las autoridades, hizo un resumen de la labor

desarrollada por la asamblea, de la que esperan los más óptimos resultados, ya que los importantes temas

tratados han sido enfocados con un espíritu de comprensión, serenidad y estrecha compenetración.

Por último, hizo uso de la palabra el secretario general de la Organización Sindical, cerrando el acto; dijo

que traía el saludo más cordial y efusivo del ministro secretario general del Movimiento. A continuación

se extendió en consideraciones sobre los importantes temas que han sido estudiados en esta VIII

Asamblea, en la que se ha demostrado la madurez y experiencia de estas reuniones, en las que se ha

formado conciencia de los problemas de tipo económico y social de la pequeña y mediana empresa.

Finalmente, felicitó a todos por su entusiasmo en esta labor común, esfuerzo que tendrá, en plazo no

lejano, la debida compensación.—Alfredo SEMPRUN.

 

< Volver