Autor: Apostua, Luis. 
   Gobiernos posibles con este Congreso     
 
 Ya.    13/11/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

YA - Pag. 12

NACIONAL

13-XI-7*

SEMANA ESPAÑOLA

GOBIERNOS POSIBLES CON ESTE CONGRESO

¿Cuántos gobiernos son posibles en la actual aritmética del Congreso de los Diputados? La respuesta trata

de racionalizar una primera aproximación a este problema, insuficientemente estudiado. Otros ejemplos

ya históricos, como la IV República francesa, mostraba que un Parlamento era capaz de hacer diez

versionee distintas de una misma línea ideológica, pero pagando el triste precio de llegar a la disolución

total. En nuestro país con los primeros pasos de una democracia no arraigada, sera suicida pensar en

ingeniosas combinaciones. Pero, al menos como hipótesis de trabajo, hay que ponerse a pensar en ellas.

Primera opción

,. Casi a seguido del 15 de junio, con la victoria de UCD y del PSOE se dibuja una primera corriente que

trata de echar a uno en brazos del otro a causa de la "solidez aritmética" de los resultados. Desde

perspectivas tan distintas como editoriales de YA o artículos del diputado comunista Simón Sánchez

Montero en "Mundo Obrero", casi se reclama del PSOE el gesto de acceder a la coalición, sacando a

relucir la, terrible lección de 1936, cuando los socialistas se niegan a asumir su cuota de gobierno tras su

propia victoria en las candidaturas del Frente Popular.

Lo gran coalición UCD-PSOE, hipótesis de los primeros días. El de "concentración nacional", propuesta

de Carrillo sin posibilidad de realización.

UCD con apoyo de minorías, tesis racional, pero que nunca cegó • la madurez.

Hipótesis de rompimiento: progresistas de UCD con PSOE o conservadores UCD con la "nueva" Alianza.

Queda la única realidad; sólo es posible el Gobierno que existe.

Pero la situación de hecho no es ésa. En los momentos iniciales, ni Adolfo Suárez piensa en llamar a los

socialistas ni éstos aceptan la menor sugerencia. Poco después, la voz de la razón, con más calma y

frialdad, deshace loa sueños. A la UCD, vencedora, no le interesa llamar a nadie, porque se siente capaz

de desarrollar su propia programa, cosa que hasta ahora ha hecho. Por su parts, el PSO´E teme que sería

quemado a caucionar una política que no era la suya, dejando a Carrillo como único dueño de toda la

finca de la oposición de Izquierdas. El resultado es que esa hipotesis de gran coalición sólo funciona en el

Congreso los primeros días, para la constitución provisional de la Mesa y poco más. Era la época en que,

según cuentan, Carrillo llamaba al. PSOE "el segundo centro", y Alianza Popular, desde su recuerdo

franquista aún vivo, veía a la UCD hacer pacto "con los rojos". Fueron unos días endiabladamente

divertidos.

Segunda: Concentración

Pronto comprende Carrillo Que el PSOE signe en la izquierda y no se asocia con el centro. Entonces

lanza su idea "Gobierno de concentración nacional", que era una «specie de superplatajunta. Esta idea

sólo tiene eco, ciertamente importante, en las reuniones de la Moncloa, que llegan a configurarse como un

"gobierno de facto", que marca pautas muy concretas al Gobierno del "Boletín Oficial".

Pero la fórmula no avanza, porque es visiblemente inviable.

Ver a comunistas en el Gobierno hubiera sido no tan sólo un revulsivo demasiado fuerte, sino que hubiera

supuesto una desviación del mandato electoral, que no ha votado Gobierno comunista.

Tercera: Las minorías

Siempre a base de UCD como minoría más repleta, nace la idea de extender el apoyo parlamentario con la

incorporación si Gobierno de las minorías vasca y/O catalana. Este arreglo hubiera tranquilizado al

Congreso, porque suministra una mayoría objetiva. Pero surgen los obstáculos de que una y otra minoría

no son homogéneas, tienen sus,programas autonomistas en muy diferente grado de concreción y, sobre

todo, sus diputados piensan más en sus territorios de origen que en el Gooierno nacional, que´ no les

seduce demasiado. Aunque es una operación todavia posible sobre todo de cara a un Congreso

relativamente adormecido por los acuerdos de la, Moncloa, no hemos avanzado gran cosa en los últimos

tiempos. . •

Cuarta: Las anormalidades

Como hipótesis anormales de, bemos considerar las de un Gobierno PSOE con apoyo de las alas

progresistas de UCD o las de un sector conservator UCD con Alianza Popular, sobre todo ahora que ésta

pasa por una intensísima "operación cosmético" para adquirir la cara de centrista de toda la vida.

Estas son las novedades para el,cotilleo político, pero son inviables, al menos en lo que la previsión

alcanza. Es cierto que los cantos de sirena son multidireccionales, pero no es tan fácil romper el bloque

UCD, difícil de gobernar en los círculos madrileños, pero muy sensato y realista en su estructura

provincial, que es la que lentamente se va imponiendo.

Quizá la solución de todas esas hipotéticas alternativas sea la de que el único Gobierno posible es el que

existe, o sea, Suárez.

Luis APOSTUA

 

< Volver